upc4

Fray Antonio Alcalde

Norma Angélica Trigo González

El legado alcaldeano del siervo de Dios, Fray Antonio Alcalde, fue destacado durante la conmemoración
por su 230 Aniversario Luctuoso.
El Cardenal Francisco Robles Ortega, Arzobispo de Guadalajara, recordó que Fray Antonio Alcalde fue el vigésimo segundo Obispo de la Diócesis tapatía, y bajo las bóvedas de la Sala Capitular de la Catedral, durante tres siglos, se tomaron acciones fundamentales para la cultura de Guadalajara por parte del obispado del reino de la Nueva Galicia.
La Iglesia tapatía se erigió en 1548, bajo el nombre de Compostelana, y ocupa el lugar vigésimo segundo en el continente. En su tiempo fue la más extensa de todas en superficie, alrededor de 2 millones de kilómetros cuadrados, y en consecuencia fue madre nutricia de muchas Diócesis en México y en la
Unión Americana.

“Consideren que las rentas a cargo del Cabildo Eclesiástico consistían, entonces, en la cuarta parte del
diezmo de las cosechas y el ganado en un territorio inmenso, con las que se debía sostener la salud pública y la educación media y media superior de la ciudad episcopal, de modo que fueron acuerdos tomados por esta corporación los que a la postre dieron aliento y vida a las instituciones que hoy aquí se congregan con idéntico propósito: garantizar al pueblo bienestar para el cuerpo y el espíritu.
Me refiero a los hospitales civiles y a la Universidad de Guadalajara”, enfatizó al Arzobispo tapatío, al participar en el panel como sucesor de quien calificó “genio de la caridad”.

Añadió que la Arquidiócesis de Guadalajara hoy ocupa 23 mil kilómetros cuadrados de la parte central del
Estado de Jalisco y una pequeña parte de los Estados de Zacatecas y Nayarit.
“Pero que viven en ella algo menos de 6 millones de bautizados católicos, atendidos en 500 comunidades parroquiales por mil 300 Presbíteros diocesanos y millares de agentes de pastoral laicos en 17 vicarías episcopales; también hay presencia muy significativa de Sacerdotes religiosos. El actual objetivo
religioso aspira a impulsar la nueva evangelización mediante el anuncio del kerigma todos y la formación integral permanente para fortalecer nuestras comunidades eclesiales y nuestro pueblo en Cristo tenga vida”.
El Cardenal Francisco Robles Ortega resumió el actuar de Fray Antonio Alcalde, señalando que “la Iglesia
es sinodal o no es la Iglesia”.

Recordó las premisas evangélicas de las que Fray Antonio Alcalde se valió. “Transparencia en lo referente la administración de un caudal tan grande como el que tuvo a su disposición para administrarlo, unos 3 mil millones de pesos de nuestro tiempo… y un estilo de vida personal de pobreza absoluta, gracias a la cual pudo mantener a raya en él mismo y en sus colaboradores la mundaneidad materialista a la que le inclina a uno el lujo”.

“Aspiremos a que tal faro, que lo fue el del carpintero de Nazaret, destierre de nosotros el apego desordenado a los bienes materiales a cambio de impulsarnos a volcar cuanto esté a nuestro alcance a favor del bienestar de nuestra comunidad, tan urgida de modelos de vida de esta índole”.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.