upc4

PBRO. JOSÉ MARCOS CASTELLÓN PÉREZ

Hay un adagio latino que dice: “non uno die Roma aedificata est” (Roma no fue edificada en un día), dicho que puede aplicarse muy bien a la realidad de nuestro país.
México no se ha hecho en los últimos años. México cosecha ahora lo que por largos años se ha sembrado y nosotros sembramos lo que queremos que cosechen las futuras generaciones.
La corrupción no es privativa del gobierno actual ni de un partido político, sino que ha sido nuestra manera de relacionarnos a través de la mentira, el fraude, la ilegalidad, el influyentísimo y el camino fácil para no hacer las cosas como se deben. La corrupción va a desaparecer cuando como ciudadanos tengamos la valentía y el coraje de ser honestos con nosotros mismos y en nuestras relaciones humanas, sociales, políticas y económicas. Cuando aprendamos a someternos a la ley y exigir su cumplimiento, independientemente de nuestras filias y fobias.
La violencia no es privativa del gobierno actual. Es una madeja de factores que la han desencadenado: la pobreza e injusticia que sufre la mayoría, la falta de oportunidades, la complicidad de las autoridades desde hace ya muchos años y que se ha agudizado con el absurdo programa de “abrazos, no balazos”. Pero la violencia que más duele es la que se vive en la familia. Dejaremos de ser un país violento cuando dejemos las armas del mal lenguaje, del odio entre hermanos, de querer estar sobre los demás a cualquier costo. Sólo si construimos un ambiente de respeto, tolerancia y de fraternidad podremos salir adelante de la violencia. Cuando se favorezca una educación gratuita y universal.
Cuando el gobierno y los medios de comunicación vean con seriedad a la sociedad. Cuando haya oportunidades especialmente para los jóvenes.

Nuestra cultura conformista y mediocre nos hace tener poca memoria histórica, una nula visión crítica de la realidad, un falto compromiso social por el bien de todos, una moral individualista y una fatal insolidaridad con los de hoy y con las futuras generaciones.

Entristece de sobremanera que los partidos políticos con cinismo vean por sus intereses económicos, puesto que los ideológicos no pueden ser, puesto que ningún partido en México tiene una ideología coherente, firme. ¿Cómo es posible tanto pragmatismo en nuestros políticos? ¿Cómo es posible que haya políticos que hayan recorrido todos los partidos? ¿Dónde están los principios? ¿Lo útil y pragmático es lo que se sobrepone a los valores? ¿De qué sirven las cámaras cuando los representantes no representan más que a su partido y dan la espalda a la sociedad que los eligió?
Como ciudadanos no debemos dejar el futuro de nuestro país a esta mafia de políticos corruptos e ineptos que, desde hace ya mucho tiempo y que están en todos los partidos, han manipulado y han hecho de nuestro país, con toda su riqueza, un pobre pueblo. Es la hora del ciudadano, de que dejemos nuestra apatía por las cuestiones sociales, de que tomemos la responsabilidad de ser constructores de una nueva realidad.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Leave a Comment

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.