upc4

Este domingo 1 de marzo celebramos en toda nuestra Arquidiócesis de Guadalajara el Día del Seminario, el lugar donde se forman a los futuros sacerdotes.

Hoy, los más de mil seminaristas que estudian en las 8 casas de formación saldrán a todas las parroquias con tres objetivos: promover las vocaciones sacerdotes en esos jóvenes que sienten la inquietud por el Seminario, pedir la oración de los fieles católicos para que cada vez haya más santos sacerdotes y solicitar su aportación económica para el sostenimiento de su formación.

A continuación les compartimos algunos artículos escritos por seminaristas para agradecer la generosidad de las personas.


Formación Intelectual

Por: Ángel Eduardo López Orozco (2° Teología)

Diácono Enrique López Guzmán (4° Teología)

Gracias a ustedes hemos podido cosechar numerosos frutos en nuestra formación intelectual. Este año nuestra biblioteca se ha nutrido con 7283 libros y revistas. Nuestra biblioteca fue visitada en 2542 ocasiones por seminaristas que buscaron saciar su sed de conocimiento, buscando profundizar en lo que nuestros maestros nos instruyen.

Gracias a su aportación podemos sentarnos a los pies del Maestro y aprender la sana doctrina para poder compartirla con ustedes. En las diversas casas hay entregados profesores que se esmeran en transmitirnos a Cristo. En todo el Seminario colaboran 55 formadores a tiempo completo. Además, tan solo en el Seminario Mayor  se auxilian de 40 profesores externos.

Nuestro Seminario, sostenido por sus esfuerzos, es ante todo casa de la Palabra de Dios. Para poder sacar mayores riquezas de esta fuente inagotable de Verdad se tienen cursos de griego y hebreo. Además que contamos con cursos de latín para poder caminar con los Padres de la Iglesia e iluminar el mundo de hoy. Motivados por el mandato de  transmitir la luz de la fe en Cristo contamos con cursos  de italiano, inglés y francés, conscientes de las necesidades misionales en todo el mundo.

Este Semillero busca entrar en diálogo con las facultades de nuestra ciudad. Prueba de ello son las publicaciones anuales de Filosofía en la revista Parresía, además de las publicaciones teológicas en el Anuario de Teología. El Seminario también se presenta en el Congreso Filosófico que organizan diversas facultades de filosofía de la Perla Tapatía, además de entrar en diálogo en el café filosófico que se presentaba en Casa Zuno, promovido por Cultura UDG. Todo esto ha sido motivado por una cultura del encuentro con los más jóvenes, para escuchar sus legítimos ideales y compartir a Cristo, sabiduría del Padre.

Somos conscientes de la gran cantidad de beneficios que el Buen Dios ha derramado en nosotros y buscamos también compartir este tesoro que el Señor ha puesto en nuestras manos. Motivados por esta encomienda nosotros mismos apoyamos en la formación de los jóvenes en algunas instituciones como son el colegio Sierra de Tapalpa que es ayudado por seminaristas del Curso Introductorio. Apoyamos también en diversos colegios de nuestra diócesis y a un nivel universitario en la UNIVA y en la Escuela Superior Diocesana de Música Sagrada, además de los centros propiamente teológicos como son el Centro de Ciencias Teológicas, El Instituto Bíblico Católico y la Casa Cursillos.

Sería vana ilusión creernos autosuficientes. Sabemos que lo que compartimos, hoy como seminaristas, mañana como sacerdotes, se lo debemos a Dios y a ustedes. Sin su generosa ayuda y su abnegado esfuerzo no se podría mantener nuestro Seminario y esta luz se hubiera extinguido hace tiempo. Gracias por manifestarnos el rostro misericordioso de Dios. Damos gracias también a nuestros queridos profesores que con incansable espíritu misionero buscan formar sacerdotes según el corazón de Cristo. Gracias por permitirnos practicar la misericordia transmitiéndonos la sabiduría de Dios que es capaz de darle sentido a toda vida humana. Dios  recompense todos estos grandes esfuerzos.


Formación Pastoral

Por: Fernando Iván Maravilla Mercado (1° Teología)

Pablo Arturo Muñoz Valenzuela (4° Teología)

Cristo quiere hacernos sus discípulos y portadores de la Buena Noticia a través del llamado personal y de la formación que el Seminario nos proporciona. Gracias a su generosa ayuda espiritual y material, nos hacemos conscientes de la importancia de injertarnos en nuestras comunidades parroquiales para trabajar de diversas y muy concretas maneras en las comunidades de nuestra Arquidiócesis.

En el área de formación pastoral del Seminario asumimos la valiosa oportunidad de hacer extensivo el sentimiento de gratitud que nos llena de júbilo. Al sentirnos amados por Dios e impulsados por el Espíritu Santo, nos damos a la tarea de fijar nuestras acciones en el mandato de Jesús de proclamar la Buena Nueva a todo pueblo y nación (Mt 28, 19). Definitivamente, el área pastoral es un pilar fundamental en la misión evangelizadora de nuestro Seminario. Por ello, reconocemos la necesidad de disponer de toda nuestra capacidad organizacional y trabajar concordes con el VI Plan de Pastoral propuesto por nuestra diócesis y al cual no somos ajenos.

El equipo de formadores y seminaristas dispone sus esfuerzos en la expansión del Reino de Dios y tiene como prioridad conocer el entorno de sus comunidades en la labor pastoral, sea para encontrar notables diferencias sociales, culturales y geográficas en una misma tierra, sea para darnos cuenta de algunos puntos de importancia en los que confluye la realidad de nuestras parroquias. El apostolado semanal y las misiones de Semana Santa y verano que nuestra institución organiza y propone a las parroquias, constituyen el rasgo más notorio de la expresión de la gratitud que Dios ha suscitado a través de nuestros bienhechores. Animando la acción pastoral llevamos a la práctica los conocimientos adquiridos a lo largo de la formación, situándonos como servidores de la misericordia y futuros dispensadores de la multiforme gracia de Dios (Ef, 2, 4).

GRACIAS A USTEDES PODEMOS SEGUIR PROMOVIENDO VOCACIONES

Un apartado muy especial dentro de nuestra labor pastoral es la promoción de la vocaciones. De hecho, existe toda una sección destinada para este fin, la cual tiene su sede en la casa que se encuentra a espaldas del templo de San Martín de Tours, en la colonia La Perla. Ahí, dos sacerdotes y tres seminaristas de año de Servicio se dedican a tiempo completo a esta labor tan especial. Además, un nutrido grupo de seminaristas mayores sale sábado a sábado a las parroquias de diversos decanatos, tanto foráneos como urbanos, a realizar actividades de promoción vocacional.

Junto con estos medios de apostolado, que se realizan de manera estable, existen eventos y tiempos a lo largo del año en los cuales se intensifica la promoción vocacional. Particularmente, los días que se emplean para las actividades referentes a la campaña del día del Seminario son una oportunidad para que los seminaristas “remen mar adentro” (Lc 5, 4) en busca de jóvenes generosos que deseen dedicar su vida a Cristo en esta vocación. Estas actividades no se reducen a la visita a las parroquias de nuestra arquidiócesis cuando llevan a cabo la colecta. También se dedican dos días para  hacer presencia en colegios y en algunas escuela públicas: un día para visitar los de la zona metropolitana de Guadalajara y otro día para los foráneos. Los seminaristas menores, por su parte, también se suman a las actividades de la campaña del Día del Seminario llevando a cabo la aparentemente pequeña pero importante tarea de pegar carteles del Día del Seminario en lugares estratégicos dentro de la zona metropolitana de Guadalajara.

Ahora bien, como bien sabemos que el primer y principal medio para la promoción vocacional es la oración, también llevamos a cabo actividades con este propósito en los días previos al Día del Seminario. Año con año, por ejemplo, se lleva a cabo la Vigilia de Espigas, a la cual invitamos a adoradores venidos de todas partes de nuestra arquidiócesis. Esto, al tiempo que es una forma concreta de “rogar al dueño de la mies que envíe trabajadores a sus campos” (Mt 9, 38), es también una forma de ponernos en contacto con algunos de los fieles de nuestra Arquidiócesis. También con este propósito se lleva a cabo una jornada de visitas a hospitales y asilos para consolar a los enfermos y pedirles su oración y el ofrecimiento de sus sufrimientos a favor de las vocaciones.

Otros eventos y actividades que el Seminario lleva a cabo en el ámbito de la promoción vocacional son los Preseminarios, paso indispensable para ingresar al Seminario y que se llevan a cabo en cada temporada de vacaciones; un retiro para coros parroquiales; el torneo de futbol de monaguillos y el Día Diocesano del Monaguillo, entre otros. Además, el Centro de Promoción Vocacional del Seminario prepara la actividad deportiva Aviéntate una Cascarita con los Semis y el Semifest

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.