upc4

Pbro. Adrián Ramos Ruelas

Cada 6 de enero, o en la Solemnidad de la Epifanía, recordamos la presencia de los Reyes Magos, o los Santos Reyes, en el acontecimiento de la Navidad. Ellos fueron testigos del nacimiento del verdadero Rey y le llevaron presentes: oro, incienso y mirra, según el relato evangélico. Pero, ¿podemos saber con precisión de qué personajes se trataba?
El Papa Benedicto XVI, de feliz memoria, en su obra La infancia de Jesús, nos dejó interesantes acercamientos sobre este argumento.
El relato bíblico de san Mateo 2,1-12, que se lee en la solemnidad ha estimulado, comenta el Papa, la fantasía, la investigación y la reflexión.

A la pregunta sobre quiénes eran los “magos” (magoi, en griego), refiere una considerable gama de significados, entre los que destacan cuatro acepciones principales:
1.Los magos eran pertenecientes a la casta sacerdotal persa, considerados como representantes de la religión auténtica. Los filósofos serían adeptos suyos.
2.Eran hombres dotados de saberes y poderes sobrenaturales.
3.Designan a los brujos.
4.Serían algunos embaucadores y seductores

Estos diversos significados del término hacen ver la ambivalencia de la dimensión religiosa en cuanto tal. La religiosidad puede ser un camino hacia el verdadero conocimiento, un camino hacia Jesucristo. Pero cuando, ante la presencia de Cristo no se abre a Él, y se pone contra el único Dios y Salvador, se vuelve demoníaca y destructiva.

Quedándonos con la primera acepción, el Papa afirma que, al menos en sentido amplio, aunque no pertenecían exactamente a la clase sacerdotal persa, tenían un conocimiento religioso y filosófico que se había desarrollado y aún persistía en aquellos ambientes.

En cuanto a la estrella que los guiaba, más allá de los datos astronómicos que corresponden a la época, varios factores podían haber concurrido a que se pudiera percibir en el lenguaje de la estrella un mensaje de esperanza.
Los hombres de los que habla el evangelista no eran sólo sabios: representaban el dinamismo inherente a las religiones de ir más allá de las mismas; un dinamismo que es búsqueda de la verdad, la búsqueda del verdadero Dios, y por tanto filosofía en el sentido originario de la palabra.
La sabiduría compone así también el mensaje de la ciencia. La racionalidad de este mensaje iba más allá del mero saber: se trataba de comprender la totalidad, llevando así a la razón hasta sus más elevadas posibilidades.
En suma, los tres Reyes Magos representan el anhelo interior del espíritu humano, la marcha de las religiones y de la razón humana al encuentro de Cristo.

¿QUÉ PODEMOS APRENDER DE ELLOS?
1.Su agudeza para interpretar los signos de los tiempos al ver la estrella y ponerse en búsqueda.
2.Su humildad. A pesar de ser grandes intelectuales, hombres de autoridad y poder, se postran ante Jesús que nace.
3.Su generosidad. Ofrecen presentes al Niño envuelto en pañales para reconocer su soberanía.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.