upc4

Pbro. José Antonio Larios Suárez
Sección Diocesana de Educación y Cultura

Desde sus orígenes, la Imagen de Nuestra Señora de Zapopan es peregrina, fue confeccionada de un material muy ligero y de un tamaño que facilitara su transportación. De 1530 a 1542, Fray Antonio de Segovia recorrió todo el occidente mexicano en sus cuatro puntos cardinales, con el crucifijo y esta Imagen de la Virgen, levantando ermitas, conventos, hospitales, enfermerías, escuelas y talleres.
Después de la experiencia de salvación que nuestros antepasados experimentaron en el cerro del Mixtón, a través de la pacificación de Nuestra Señora, la Imagen de la Virgen quedó en Zapopan, pero no por mucho tiempo fija. En 1609 el derrumbe de su templo provocó que los indígenas se volvieran misioneros y evangelizadores. Ellos mismos, para recaudar fondos para la reconstrucción de su templo, llevaron su Imagen por el extenso Obispado.

SUS VISITAS A GUADALAJARA
En 1690 se tiene documentada la primera de ellas a Guadalajara por los temblores que la asolaban. En 1721 viene con motivo de una epidemia, y en otras ocasiones, por necesidades muy concretas. A partir de 1734 sus visitas se oficializan, durante el temporal de lluvias. No fue fruto de una ocurrencia aislada, sino del juramento que hicieron nuestros antepasados, al declararla “Patrona contra rayos, tempestades y epidemias de la ciudad episcopal”. La jura de este patronato conllevaba la obligación a perpetuidad de realizar anualmente sus recorridos por la ciudad durante la temporada pluvial.

RECONOCIMIENTO DE LA UNESCO DE LAS VISITAS A GUADALAJARA
Esta tradición ha ido más allá de la catolicidad, al grado que el 29 de noviembre de 2018, la UNESCO declaró patrimonio inmaterial de la humanidad no sólo la Romería del 12 de octubre, sino todo el conjunto ritual que se inicia desde el 20 de mayo y culmina el 12 de octubre con la llevada de la Virgen a su Santuario.

LLAVES OTORGADAS A NUESTRA SEÑORA DE ZAPOPAN
Sus títulos civiles de Generala y Protectora del Estado de Jalisco, en consonancia también con los títulos de Pacificadora y Evangelizadora la han llevado a otras latitudes; sus visitas dentro y fuera de la Diócesis han quedado en varias ocasiones marcadas para la historia con las condecoraciones que las poblaciones ofrecen en gratitud a la Virgen peregrina, tal es el caso de entregas de llaves que las poblaciones le hacen a la Virgen para distinguirla como huésped de honor.
Las primeras llaves que recibió fueron las de su ciudad, Guadalajara, el 1 de marzo de 1942, de manos del Cardenal Garibi Rivera, en el marco de los cuatrocientos años de la fundación de la ciudad bajo su amparo. El 8 de diciembre de 1998 el Ayuntamiento de Zapopan le entregó la llave del municipio. El 15 de julio de 2019, lo hizo Chapala, en el contexto de los diez años de su coronación diocesana como Reina del Lago. Por las celebraciones del bicentenario del Estado de Jalisco y del protectorado de la Virgen sobre él, otros municipios hicieron lo mismo: Juanacatlán el 8 de diciembre de 2022, Zapotlanejo el 25 de marzo de 2023 y El Salto el 15 de agosto de 2023.
También un municipio no perteneciente ni a su Diócesis ni a su estado quiso entregarle este signo de gratitud, fue el municipio de San Miguel Octopan, en Celaya, Guanajuato, el 22 de febrero de 2024.

SAN MIGUEL OCTOPAN RECONOCE LA LABOR DE LA VIRGEN ZAPOPANA EN LA RECONSTRUCCIÓN DEL TEJIDO SOCIAL Y LA PROMOCIÓN DE LA PAZ
La primera visita de la Generala a esta comunidad fue en el año 2019, en el marco de un trabajo de misión permanente, donde el objetivo principal era la restauración del tejido social, el cese de la violencia y la promoción de la paz; esta misión integral consideró la presencia de la Virgen de Zapopan como Pacificadora, además se conocía cómo, en Guadalajara, las visitas de la Virgen rompen el aislamiento social y pone en colaboración y comunión a los miembros de las comunidades. La idea y petición originaria fue del Lic. Oscar Durán Jiménez, misionero laico, jesuita, con todo el apoyo del Obispo de Celaya, el Excmo. Sr. Benjamín Plascencia y del Párroco Pbro. Agustín Lino Salinas.

VISITA QUE LLEVA ALEGRÍA Y ESPERANZA
La venerada Imagen volvió en el año 2020, dos años después hizo lo mismo, visitando los sectores de la comunidad, allí se recibían las catequesis de la Virgen de Zapopan que en nuestra Diócesis de Guadalajara, la Sección de Educación y Cultura propuso en el marco de los 100 años de su coronación y 200 años de su generalato, se rezaba el Rosario y se convivía. A la fecha, su visita es preparada con este novenario itinerante. En el año 2024, se le entregó la llave del municipio como huésped distinguida. En esa fecha autoridades municipales de Celaya y eclesiásticas de Guadalajara se hicieron presentes, entre ellas el Pbro. José Antonio Larios Suárez de la Sección Diocesana de Educación y Cultura de la Arquidiócesis de Guadalajara y Fray. Miguel Ángel Alonso Chávez O.F.M.,
Rector y Guardián de la Basílica de Zapopan.

UNA CORONACIÓN FUERA DEL TERRITORIO NACIONAL
La presencia de muchos jaliscienses en los Estados Unidos de América ha llevado a la Virgen misionera en repetidas ocasiones a esas tierras para llevar el Evangelio a los hijos ausentes y a todos los moradores. El 3 de mayo de 2012 en su visita al templo de San Francisco de Asís, en Los Ángeles, California, la Imagen fue coronada como Reina de los Migrantes por manos del Excmo. Sr. Obispo Alexander Salazar, Auxiliar de la Arquidiócesis de Los Ángeles. Las visitas de Nuestra Señora de Zapopan dejan a su paso alegría, esperanza y compromiso fraterno.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Leave a Comment

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.