upc4

ARMANDO GONZÁLEZ ESCOTO

¿Tuvo usted la oportunidad de conocer, leer, o ver el informe ofrecido por el gobierno estatal? Las posibilidades de acceso a dicho informe son muy variadas, pero las más prácticas, es decir, en línea, no están al alcance de la mayoría de la población, por lo que cabe suponer que un alto porcentaje de la ciudadanía ni se enteró.
Pero pudo suceder que teniendo las posibilidades de enterarse no lo hizo, no por falta de tiempo o de medios, sino por falta de interés. En México, todo gobernante cuenta siempre con eso, la falta de interés de la gente en la gestión de sus mandatarios. Esta actitud puede deberse a cierto grado de crónica desilusión con respecto a todo lo que tenga que ver con la administración pública.
Por otra parte, subyace la idea de que todos los informes son siempre un despliegue de autoelogios, que los políticos solamente hablan de lo bonito, de lo que les ha salido bien, y por lo mismo dichos actos se convierten en baños de alabanzas y de aplausos, no en un análisis objetivo, imparcial, que integre todos los aspectos de la gestión, tanto los positivos como los negativos.
Si los integrantes de una empresa del tamaño que sea, se dedicaran cada año a dar informes alterados, a no analizar las causas y las consecuencias de las malas prácticas, a decir que ahí todo va viento en popa, que las ganancias crecen sin parar, aunque sea justamente lo contrario, que la empresa no enfrenta ninguna dificultad y que son los líderes en el mercado, en poco tiempo esa empresa se vendría abajo, quebraría estrepitosamente gracias a su capacidad para autoengañarse y engañar a los demás con hermosos informes más aptos para ilusionar que para comprometer.

Desde luego que los gobernantes conocen muy bien el estado verdadero de su administración, ocultarlo a la ciudadanía puede deberse o a cálculos políticos, a preocupaciones electoreras, a simple y vano amor propio bastante crecido, o a una actitud paternalista que busca esconder hechos lamentables para que la gente no se desanime, con lo cual, tampoco la gente se involucra en la solución de los problemas, pues “papá gobierno” se hará cargo de todo.
Si a los gobernantes les toca ser honestos y objetivos a la hora de informar, a la ciudadanía le toca ser corresponsable y exigente a la hora de ser informada, crítica y analítica de lo que oye o lee, siempre dispuesta a contrastar los discursos grandilocuentes con hechos reales que vivimos todos los días.
Necesitamos saber qué lugar ocupa Jalisco en deforestación, en cuidado de sus recursos acuíferos, en contaminación ambiental, en transparencia inmobiliaria, en conciencia ciudadana y participación democrática, y desde luego, por qué luego de cinco años y muchos informes y promesas, la inseguridad sigue asolando la vida de todos los ciudadanos.
Cuando un informe incluya estos y tantos otros aspectos de la gestión pública entonces la ciudadanía se interesará y avalará con creces a sus gobernantes.

armando.gon@univa.mx

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.