upc4

José Guadalupe Sánchez Suárez

Testigo privilegiado del posconcilio, Jesús García fue también protagonista de los más importantes acontecimientos que forjaron la identidad liberadora de la Iglesia latinoamericana. Desde su ministerio eclesial, social y académico, fue precursor e impulsor de la renovación pastoral nacida del Concilio Vaticano ii, especialmente en América Latina.

Nació el 14 de febrero de 1935, en Guadalajara, Jal., en cuyo Seminario inició desde temprana edad estudios de humanidades y filosofía, para después estudiar teología en el Seminario de Morelia, incardinado a la recién creada Diócesis de Toluca, de la que recibirá el orden sacerdotal el 31 de mayo de 1958.

La cuestión social fue su sello

Recién ordenado, fue enviado a la Universidad Gregoriana de Roma a estudiar la maestría en ciencias sociales; en esa estancia, realizó también la especialización en sociología religiosa por el Instituto Católico de París, y vivió los cambios y las esperanzas surgidas con el Concilio Vaticano.

Desde su regreso a México, en 1961, y con la anuencia de los sucesivos obispos de la Diócesis de Toluca, a la que permaneció adscrito hasta su fallecimiento.

En 1962, tras un breve periodo como profesor en el Seminario de Toluca, entró a formar parte del equipo de sacerdotes que, bajo el mandato de la Conferencia Episcopal Mexicana y la dirección del Padre Pedro Velázquez, impulsaron desde el Secretariado Social Mexicano la difusión de la Doctrina Social de la Iglesia. Colaboró también en los preparativos de la ii Conferencia del Episcopado Latinoamericano (Medellín, 1968).

Fue nombrado coordinador de la Asamblea del Episcopado Mexicano para la aplicación de los lineamientos de Medellín en México (agosto de 1969), y fue llamado ese mismo año a la Comisión Pontificia de Justicia y Paz del Vaticano.

Trabajó en todo el Continente

Al concluir sus servicios allá (1973), regresó a México y continuó ejerciendo su doble ministerio social y pastoral, asesorando a diversas instancias eclesiales, en México, Estados Unidos, Centro y Sudamérica. La amistad y cercanía construidas con Obispos emblemáticos del caminar eclesial latinoamericano, tales como Óscar A. Romero, Sergio Méndez Arceo, Leónidas Proaño, Bartolomé Carrasco, Pedro Casaldáliga y Samuel Ruiz García, le permitieron estar presente en momentos importantes de sus trayectorias episcopales que dieron forma a la Iglesia latinoamericana (como la celebración de la iii Conferencia del Celam en Puebla en 1979).

Relevante fue también su participación en los encuentros latinoamericanos de obispos en el espíritu de Medellín. En el marco del segundo de estas reuniones, en agosto de 1976, en Riobamba, Ecuador, García vivió en carne propia el ambiente social y político que se vivía en América Latina bajo las dictaduras militares, cuando a media reunión episcopal militares irrumpieron y detuvieron por 30 horas a todos los participantes (20 obispos y cerca de diez sacerdotes y activistas) bajo la acusación de estar “planeando derrumbar a todos los gobiernos del continente y colaborar en la instauración de regímenes comunistas”.

Promotor y académico

Jesús García creó, a principios de la década de 1980, el Fondo Memorial Menllacar, como “un fondo de apoyo a la pastoral y la acción social, con los sectores más desfavorecidos, con la finalidad de potenciar su autonomía y capacidad de participación activa en la sociedad”.

En todos los momentos de la Iglesia mexicana de que Jesús ha sido testigo, hasta el presente, estará siempre su espíritu escrutador de los signos de los tiempos y su vocación de historiador, que le hará poseedor de una prolífica producción literaria de escritos. Siempre mantuvo también una presencia importante en la academia y la investigación como miembro de diferentes instancias naciones y a nivel continental.

El 18 de junio del 2022 dejó de existir en la ciudad donde vino al mundo.

RECONOCIDO POR TODOS

A lo largo de su trayectoria, recibió el apoyo y reconocimiento de innumerables obispos, comunidades, instituciones académicas y organismos sociales, por su compromiso social y fidelidad eclesial. El 21 de mayo de 2013, la Universidad Johannes Gutenberg de Mainz, Alemania, le otorgó el Doctorado Honoris Causa.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.