upc4

SERGIO PADILLA MORENO

Este sábado 6 de julio se cumplieron 25 años de la muerte de Joaquín Rodrigo Vidre, muy apreciado compositor español, mundialmente conocido por una obra excepcional: el Concierto de Aranjuez para guitarra y orquesta. Además de esta obra, su catálogo de composiciones es extenso, lo cual es admirable cuando sabemos que fue un hombre que quedó ciego a la edad de tres años a causa de la difteria. Además del talento musical de Joaquín Rodrigo, es importante admirar su resiliencia para haberse desarrollado como músico y compositor sin tener acceso a su vista.
Joaquín Rodrigo nació el 22 de noviembre (día de santa Cecilia, patrona de los músicos) de 1901, en Sagunto, ciudad de la provincia de Valencia, en España. El hecho mismo de perder la vista le puso en el camino de la música, según él mismo lo explicó en varias ocasiones, por lo que su formación la hizo a través del lenguaje del braille, así como sus composiciones, por lo que tuvo que contar siempre con el apoyo de un transcriptor, siendo su propia esposa la persona más importante en hacer esta labor

El talento musical del joven Joaquín fue reconocido por Manuel de Falla, uno de los más grandes compositores españoles, quien lo apoyó para obtener una beca en la École Normale de Musique de París, donde, durante cinco cursos, trabajó la composición nada menos que con Paul Dukas. Por cierto, llegó a coincidir en algunos cursos con el compositor mexicano Manuel M. Ponce y con Igor Markevitch, quien sería un famoso director de orquesta ruso.
En 1928 conoció a Victoria Kamhi Arditti, profesora de Piano del Conservatorio de París y escritora, con quien contrajo matrimonio el 19 de enero de 1933. Fruto de ese matrimonio nació Cecilia, quien le hizo decir alguna vez a su padre: “Fuera del rostro de mi hija, no he tenido una imperiosa necesidad de ver”.

El famoso Concierto de Aranjuez surgió en un momento difícil para el compositor, pues en 1936 había estallado la Guerra Civil en España y, en 1939, año en que compuso la obra, inició la Segunda Guerra Mundial, a lo que se adiciona la muerte de su primer hijo y la precaria salud en la que quedó su esposa. El estreno se efectuó el 9 de noviembre de 1940, en el Palacio de la Música Catalana de Barcelona, y a partir de entonces, la que fue la primera composición para guitarra y orquesta en la historia de la música, se convirtió en una obra ampliamente apreciada por los amantes de la música. Por supuesto que el catálogo de composiciones de Joaquín Rodrigo abarca obras orquestales, obras corales, conciertos para instrumentos como piano, arpa ,flauta y chelo, así como obras instrumentales para guitarra y piano.
Joaquín Rodrigo murió el 6 de julio de 1999, dos años después del fallecimiento de su esposa Victoria. Sus cuerpos reposan juntos en el panteón familiar del cementerio de Aranjuez, donde en la lápida se lee: “En ella puso su confianza el corazón de su marido”.

padilla@iteso.mx
Joaquín Rodrigo, Concierto de Aranjuez
https://www.youtube.com/watch?v=xfHjALkNt0U

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Leave a Comment

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.