upc4

Pbro. Germán Orozco Mora

Cuando de la Ciudad de México llamaron al misionero jesuíta Juan María Salvatierra evangelizador entre los tarahumaras; un contingente de cerca de 200 Raramuri a pié, acudió a la capital del virreinato a exigir que les regresasen a su padre misionero.
En 2018, recorriendo Loreto y la admirable misión de San Francisco Xavier enclavada en La Giganta que mira ambos mares, el Pacífico y el Cortés. Encontramos unos turistas milanéses que desconocían que su paisano de Milán, Italia, el jesuíta Juan María Salvatierra y Bisconti, entregó su vida, no sólo en Chihuahua y Ciudad de México; persuadido de la importancia de Los Californios, decidió renunciar a la alta burocracia jesuítica y entregarse hasta morir en la hoy Baja California Sur. Fundando Nuestra Señora de Loreto, capital de las Californias como expresa el maestro Miguel León Portilla.

Las cartas fundacionales originales del Padre Salvatierra, las ha publicado don Miguel en su obra Loreto. Revelan como el jesuíta milanés descansaba los fines de semana en la Ciudad de México pasando el fin de semana o su día de descanso visitando a la Virgen de Guadalupe en el Tepeyac, hacia 1680.
Quién lo dijera; en plena pandemia o peste del Covid 19; el historiador tijuanense Pedro Espinoza Meléndez se ha doctorado por El Colegio de México, en 2021, con su tesis: HISTORIAS DE UNA TIERRA DE MISIÓN EN EL NOROESTE MEXICANO. LA DIÓCESIS DE LAS CALIFORNIAS Y EL VICARIATO APOSTÓLICO DE LA BAJA CALIFORNIA, 1840-1939.

En plena pandemia también, el director del Museo de Historia de Ensenada, Carlos Lazcano Sahagún, ha demostrado y documentado que la primer misión del Padre Eusebio Francisco Kino fue establecida cerca de la Paz en la Semana Santa, Abril de 1683: Nuestra Señora de Guadalupe de las Californias.

El libro de Kino en California, fue publicado durante la administración del Gobernador Jaime Bonilla a través del CECUT y el Instituto de Cultura de Baja California (2018-2020).
La tesis doctoral del historiador tijuanense Espinoza Meléndez, puede usted encontrarla en línea gracias a la disposición del Colegio de México (Centro de Estudios Históricos), Tan sólo la bibliografía es magistral, 41 páginas de referencias y consulta: de la 447 a la 488 pp.

Las misiones de las Californias son ahora diócesis o arquidiócesis con sus respectivos obispos e infinidad de misioneros y sacerdotes. La Paz, Ensenada de Todo los Santos; Tijuana, y Mexicali.
Una de las obras claves para entender el desarrollo de la Iglesia en las Californias es la obra con abundante información e imágenes (1960) editado por el padre Guadalupe Álvarez, Misionero del Espíritu Santo (M.Sp.S) en la editorial Frumentum de su congregación. Refiere que hacia 1939 cuando ellos asumen el Vicariato Apostólico de la BC., sólo había desde La Paz a San Luis Río Colorado: cinco sacerdotes, incluyendo el anciano padre Castaldi.

En su exposición en Mexicali, el doctorado en historia Pedro Espinoza, compartió lo que usted puede consutlar en línea (e imprimirlo), The Castaldi Collection. Un tratado arqueológico antropológico que nos heredó a las generaciones el padre César Castaldi, sacerdote del Seminario de Misiones Extranjeras San Pedro y san Pablo de Roma, y que junto con el padre Juan Rossi (ambos italianos), con ayuda de la comunidad mexicalense construyeron en tres meses, un 18 de Julio de 1918, el primer templo de la que sería la capital de BC.
La investigación del tijuanense es sumamente importante y valiosa porque cubrirá un período aparentemente desconocido de la historia de la Baja California.
La etapa misional de 1840 a 1939.
Los jesuitas de 1683 a 1767; franciscanos de 1767-1772; dominicos de 1773 a 1840 y más; y la etapa de los sacerdotes italianos provenientes del Seminario de Misiones Extranjeras de Roma, que ahora sabemos se encuentran el padre Juan Rossi, desterrado por el Gobierno del Distrito Norte, hacia California. El Dr. Pedro Espinoza ha revelado que al padre César Castaldi, le permitieron permanecer en Mulegé y Comondú, no ya como sacerdote, sino por sus conocimientos Farmacológicos, virtud que aprovechó para vivir en las Californias de los 1910’s, a los 1960’s, porque el padre Guadalupe Álvarez en su admirable libro Misionando en Baja California, menciona al Anciano padre Castaldi. Quien a más de ejercer de QFB, pudo ejercer discretamente como sacerdote misionero. Innolvidable cofundador del primer templo en Mexicali.
Consulte usted su obra en línea: The Castaldi Collection.

Vale la pena conocer la admirable entrega de los misioneros que llegaron incluso antes que Salvatierra; mercedarios y carmelitas que acompañaron al legendario Hernán Cortés y más de veinte expediciones que fecundaron lo que hoy es la Península de Baja California y sus diócesis.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.