upc4

Luis Sánchez

Algunas corrientes de pensadores de la antigua Grecia definían a la política como un arte. Esta capacidad para dialogar y encaminar intereses, creencias y motivos hacia un fin que conviniese a todos. En el mismo sentido, la diplomacia se desarrolló dentro del contexto del auge de la democracia griega, donde se enviaban mensajeros especiales a transmitir mensajes importantes siempre con el fin de defender los intereses de cada civilización, pero sobre todo, de evitar los conflictos entre sociedades.
Entender el contexto es interesante, y hasta necesario tras los acontecimientos recientes que envuelven a la región latinoamericana en un vaivén de opiniones, posturas y discursos dignos de un análisis geopolítico e internacionalista a detalle. Buscar entender las causas, actores, motivaciones, posibles consecuencias y ganadores y perdedores es una tarea casi titánica, aunque el fin de esta pequeña reflexión, querido lector, va más bien encaminada a definir los rasgos de conceptos sobre los que se basa el derecho internacional para que cada quien establezca sus propias conclusiones.
En ese sentido, es importante partir de una afirmación respecto a códigos plasmados a nivel internacional en la era reciente: si bien las bases de la diplomacia internacional se remontan al siglo XVII, cuando se establecieron los procedimientos diplomáticos, será en la Convención de Viena, en 1961, donde a través de la Organización de las Naciones Unidas, se ratifica el

mismo y se sentarán las bases de la adecuada práctica diplomática. Esto es realmente importante pues la gran mayoría de los países plasmará en su actuar lo asentado en esta Convención.
Es así que, bajo esta premisa, los gobiernos internacionales han basado su actuar a través del diálogo y debate crítico, pero dotado de aportes, pues la intención ha sido prevenir conflictos. Esto, al menos hasta la crisis diplomática que se desató en días recientes entre México y Ecuador, donde, partiendo de lo anterior, quien ha roto los acuerdos y las prácticas institucionalizadas, tanto de manera formal como informal, ha sido el gobierno ecuatoriano. Dejando de lado la especulación, lo palpable es claro, y el mundo ha tomado una postura clara, donde nuestro país ha salido muy bien parado.
Bien dicen que en la política las cosas no suceden por casualidad, sin embargo, más allá de esto, las adecuadas prácticas diplomáticas deben estar siempre en la agenda política de cada gobierno, pues han sido un excelente mecanismo para evitar conflictos. No permitamos que nadie pase por encima de los acuerdos que benefician a todos.
Nos leemos la siguiente semana, y recuerda luchar, luchar siempre, pero siempre luchar desde espacios más informados que construyen realidades menos desiguales y pacíficas.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Leave a Comment

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.