upc4

Laura Castro Golarte

Retomamos el tema del Siervo de Dios, Fray Antonio Alcalde y Barriga, y sus acciones educativas con dos aspectos: por un lado, sus dotes como administrador para que las obras correspondientes permanecieran y, por otro, muy importante, su preocupación y visión por abrir y mantener espacios donde las niñas pudieran vivir y educarse.
Una de las cualidades que se le reconocen de manera indiscutible al Fraile de la Calavera es su talento para la administración del dinero que recibía vía limosnas y diezmos. Es notable, por ejemplo, que no emprendiera una obra, la que fuera, si no aseguraba la fuente de la que se obtendrían los recursos para su ejecución, por supuesto, pero especialmente para su manutención; siempre tenía en la mira que las obras permanecieran.
Lo hizo con varias de sus iniciativas, particularmente con las educativas.
Después de su fallecimiento, cuando se reprodujo la relación de obras financiadas y/o mantenidas por el Obispo de Guadalajara, quedó muy claro todo lo que destinó a la educación. Uno de sus biógrafos del siglo XIX, Luis Pérez Verdía, lo escribió cuando se cumplió el centenario de la muerte de Fray Antonio Alcalde y Barriga: “Empezando por el colegio Seminario, lo dotó con $10,700 para el aumento de sus clases; destinando en seguida $14,000 para tres nuevas cátedras en el colegio de San Juan; $10,000 para lugares de gracia de niñas desvalidas en el colegio de San Diego; $70,740 para la fundación de un beaterio y colegio de niñas; $11,000 para escuelas de primeras letras en el santuario y otros $11,000 para una (escuela) en el barrio del colegio de San Juan”.
El beaterio es un ejemplo claro de la determinación del fraile en pro de la educación y de manera especial, de niñas; el otro aspecto que abordamos hoy. En sus visitas y recorridos por la ciudad constató que el edificio se estaba cayendo y entonces inició gestiones para que se trasladara al inmueble que sería casa de cuna, en la misma zona donde estaba en plena construcción la Parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe. Todo el proceso, desde que Alcalde solicitó la venia real hasta la mudanza, que fue el 16 de agosto de 1784, se llevó dos años.

Ese día fue especial para Guadalajara, tanto, que se publicó una reseña en la Gazeta de México, el 8 de septiembre de ese año y presento aquí un fragmento (se conservaron la redacción y la ortografía originales):
“El dia 16 del próximo Agosto se trasladaron de su antigua habitacion pobre, vieja, y arruinada, las Beatas, que con el nombre de Claras se habían congregado á solicitud del piadoso Tesorero Marcos Flores, á la nueva Casa, que con bastante amplitud y hermosura se fabricó á expensas del Ilmo. Señor Obispo de esta Diocesi, junto a la Parroquia y Santuario de Nrâ. Srâ. de Guadalupe, con el título de Congregacion de Maestras de la Caridad y Enseñanza […] La traslacion se executó con gran solemnidad, asistencia de las principales Personas de esta Ciudad, y repique general, conduciendose en Coches 40 Beatas, y 44 Niñas Colegialas, con la Prelada que iba con el Señor Regente, escoltadas de Soldados Dragones con espada en mano, hasta llegar al Santuario, donde dexando los Coches, se formaron á pie en Comunidad para entrar al Templo, donde hicieron oracion, y se cantó la Salve por los Músicos de la Catedral”.

En el mismo periódico se publicó que el rey había concedido a la Mitra de Guadalajara, “el Patronato, sujeción, gobierno, y dirección de la citada Congregación, y á su V. Cabildo en Sede vacante”. Fray Antonio Alcalde dejó para su mantenimiento 40 mil pesos y las rentas de 91 accesorias en el barrio del Santuario, dos casas y nueve accesorias en San Francisco y la casa que había sido sede del beaterio.

Hoy por hoy, con mayor claridad, se le reconoce a Fray Antonio Alcalde su visión y trabajo a favor de la educación y protección de las mujeres; en la próxima entrega sobre este mismo tema, abordaré la preocupación de Alcalde, justo cuando se trataba de ofrecer un mejor lugar a las educandas del beaterio.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Leave a Comment

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.