upc4

PBRO. JUAN JAVIER PADILLA CERVANTES

La Iglesia hoy, en México, tiene rumbo y está señalado en el llamado “Proyecto Global de Pastoral” (PGP), que en cada Diócesis va encontrando caminos de implementación, ilumina la pastoral, el plan propio de cada Diócesis y los acontecimientos eclesiales y sociales; en su operatividad, el PGP busca la unidad en lo esencial, la libertad en lo secundario, y en todo la caridad –como recomendó san Agustín–.
Los Obispos de México, como cada trienio, se han planteado un objetivo, en donde el PGP es un elemento primordial: “Impulsar una Iglesia más sinodal y discípula misionera, asumiendo los compromisos pastorales del Proyecto Global de Pastoral y la vivencia del Encuentro Eclesial, para peregrinar juntos bajo la mirada amorosa de Santa María de Guadalupe al encuentro de Jesucristo Redentor, acompañando a nuestro pueblo en sus dolores y esperanzas, en fraternidad, comunión y justicia”.

LA IGLESIA Y EL PAÍS QUE QUEREMOS SER Y TENER
El PGP es el sueño de Iglesia y país que queremos ser y tener. Es la respuesta de los Obispos de México a la petición del Papa Francisco, del 13 de febrero de 2016, en su visita a México, donde pidió “no dar viejas respuestas a las nuevas demandas… a lanzar una mirada amplia… para planificar la siembra…”, les pidió un serio y cualificado, comprometido y exigente, proyecto de pastoral que responda con valor profético a las circunstancias que vive nuestro pueblo.

“Les ruego no minusvalorar el desafío ético y anti cívico que el narcotráfico representa para la entera sociedad mexicana, comprendida la Iglesia… la gravedad de la violencia que disgrega y sus trastornadas conexiones… exigen un coraje profético y un serio y cualificado proyecto pastoral…” Papa Francisco, 13 de febrero de 2016, México

SOÑAR Y TRABAJAR PARA TENER UN MEJOR PAÍS Y UNA MEJOR IGLESIA
Los Obispos, en 2018, publicaron el Proyecto Global de Pastoral 2031–2033. Es una visión de futuro de la Iglesia, está planteada hacia el 2031, que se cumplirán 500 años del Acontecimiento Guadalupano; y el 2033, que se cumplirán 2000 años de la Redención de Jesús, de la Resurrección.

“Dios tiene grandes sueños para sus hijos… Estos son también los sueños de nosotros los Obispos y de toda la Iglesia de México
¡No dejemos de soñar y trabajar para que estos sueños se hagan realidad!” PGP N. 189

CREAR EL FUTURO
La mejor manera de predecir el futuro es creándolo, –dicen los Obispos– tenemos el reto de sentar las bases para alcanzar un nuevo estilo de presencia y de acción evangelizadora, siendo fieles a la pedagogía de la Redención, plasmada en el Acontecimiento Guadalupano.
El número 164 del PGP resalta un gran desafío para la Iglesia: “Dios nos está llamando a generar esperanza, a fortalecer y reconstruir una vida humana… ”.
Es un documento dinámico y orientador que guía e ilumina los planes pastorales de comisiones y dimensiones; de provincias, Diócesis y de toda la instancia eclesial, a corto, mediano y largo plazo.

CAMBIO DE ÉPOCA, NUEVO MODELO DE PASTORAL
Es un documento –el PGP– que invita a revisar el pasado y el presente para tomar conciencia de lo efectuando y mejorar la acción que se realizará mañana. Es la propuesta de un modelo de pastoral ante el cambio de época. Se estructura en tres grandes partes, llamadas: Miramos, Juzgamos y Actuamos.

Miramos. En esta primera parte, los Obispos nos ofrecen una mirada sobre la realidad global, una mirada a las heridas y esperanzas de nuestro pueblo mexicano y una mirada a las luces y sombras de nuestra Iglesia.
“Queremos acercarnos a ella con los ojos bien abiertos para contemplar este bendito espacio de vida, alertar bien nuestros oídos para escuchar los gritos de nuestro pueblo y encender nuestro corazón para acoger, con fe y un profundo amor, la voz del Señor que se manifiesta a través de ella”, PGP 22. Juzgamos. En la segunda parte, los Obispos nos iluminan a partir del acontecimiento de la Redención y del Acontecimiento Guadalupano, que han de ser nuestra guía para vivir en México. Señalan los Obispos –PGP 102– “Necesitamos reencontrarnos con el Dios de Jesucristo, necesitamos volver al Evangelio. Porque solamente desde allí podemos comprender quiénes somos y a qué estamos llamados como Iglesia redimida”.

“El Acontecimiento de Jesucristo incluye la participación de María de Guadalupe, Madre del Redentor y es por eso que el acercamiento a la realidad descrita en la Primera Parte del PGP, lleva a los Obispos a descubrir un desafío fundamental como Iglesia católica: generar esperanza, fortalecer y reconstruir una vida humana más plena para todos sus hijos, especialmente los descartados por estos nuevos fenómenos”, PGP 164.

Actuamos. Esta tercera parte del PGP es una orientación a la acción, los Obispos presentan 6 opciones o rostros y 35 compromisos para sanar heridas y relaciones para construir una Iglesia que refleje con mayor claridad el rostro del Padre y un país más justo; se plasma el sueño de Iglesia y país que se quiere ser y tener.

Opciones pastorales y compromisos
Queremos ser una Iglesia que:
–Anuncia y construye la dignidad de las personas. Para conseguirlo, se nos propone:
1.Una formación antropológica cristiana de manera integral y sistemática.
2.Generar espacios de encuentro, diálogo y trabajo con otros actores de la sociedad.
3.Vivir los valores del Reino y fortalecer el protagonismo del laico.
4.Atender a las necesidades materiales y espirituales de la familia.
–Se comprometa con la paz y las causas sociales. Para conseguirlo, nos propone:
5.Incorporar la Doctrina Social de la Iglesia como eje transversal en todos los procesos formativos.
6.Impulsar y reconstruir el sentido comunitario de nuestras comunidades.
7.Dialogar y colaborar con la sociedad civil y con organismos para construir la paz.
8.Apoyar y acompañar las causas indígenas en el cuidado y protección de sus riquezas naturales, su territorio y su cultura.
9.Apoyar la fundación de centros de derechos humanos en las comunidades cristianas, que se fortalezca el Estado de derecho.
10.Recibir, acompañar, defender a los migrantes.
11.Fomentar sentido de responsabilidad civil.
–Sea pueblo, disponible y abierto a todos. Para ello debemos: 1. Reconocer, valorar y acompañar la religiosidad popular. 2. Implementar las estructuras necesarias para favorecer la colaboración de laicos. 3. Abrir más espacios para ser una Iglesia incluyente donde se acoja a: esposos vueltos a casar, madres solteras, ancianos, indigentes y migrantes, entre otros.
–Sea misionera y evangelizadora. Necesitamos: 1. Fortalecer la experiencia de la Misión Continental, así como la misión “Ad gentes”. 2. Promocionar e impulsar procesos evangelizadores en las comunidades cristianas y generar itinerarios de formación. 3. Implementar experiencias de acompañamiento y formación permanente para los Presbíteros. 4. Renovar procesos y programas de formación del país, etc.
–Sea compasiva y testigo de la Redención. Queremos comprometernos a: 1. Realizar de manera efectiva y creativa el hacer una Iglesia pobre para los pobres. 2. Implementar y hacer crecer centros de escucha y atención a víctimas. 3. Identificar y acompañar a los grupos vulnerables de nuestra sociedad. 4. Centros de apoyo para el desarrollo integral de las personas. y 5. Crear o fortalecer los grupos de Cáritas.
–Comparta con adolescentes y jóvenes la tarea de ser un país lleno de alegría y esperanza. Para ello debemos: 1. Promover iniciativas de educación y desarrollo humano integral de adolescentes y jóvenes en nuestras Parroquias. 2. Instrumentar iniciativas pastorales para acercarnos a los adolescentes y jóvenes en sus diversas realidades y ambientes, etc.

Finalmente, concluyen los Obispos, en el número 192, que la situación actual de nuestro pueblo apremia a asumir compromisos urgentes y responsables, concretizados en opciones pastorales firmes y valientes, que lleven, no sólo a revertir el difícil momento, sino a presentar de manera humilde, propositiva y alegre la novedad del Evangelio, para que con su fuerza transforme el corazón de nuestra Patria.

Para mayor información y profundizar en el Proyecto Global de Pastoral:
https://pgp.org.mx/proyecto-global-de-pastoral/
https://cem.org.mx/

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.