upc4

Norma Angélica Trigo González

Ante la escalada de aumentos a los precios de decenas de productos como el pan, tortilla y carne,  la población paga más por lo mismo, de tal forma que el aumento del 22 % al salario mínimo quedó aniquilado.

Decenas de productos de la canasta básica han sufrido incrementos debido a los altos niveles de inflación que no se registraban en los últimos 20 años; en tanto que el poder adquisitivo de los trabajadores disminuye cada vez más.

Aun con el incremento del salario mínimo que pasó de 141.70 a 172.87 pesos diarios, el dinero no alcanza. Con un salario mínimo, no se compra ni un kilo de carne de res, que se ubica entre 185 y 205 pesos.

La inflación, es la elevación sostenida de los precios que tiene efectos negativos para la economía del país.

El doctor en economía, Héctor Iván del Toro Ríos, Profesor del departamento de Economía del CUCEA, de la Universidad de Guadalajara, aseguró que la inflación repercute en el bolsillo de los trabajadores porque debe pagar más por los mismos productos y servicios.

“Lo vemos en el precio de la gasolina y el gas LP, entonces todos los productos que requieren de este tipo de insumos tienen una afectación mayúscula”.

“Prevemos que los primeros tres meses del año, serán difíciles para la población, simplemente porque tienen que asumir el pago de mayores contribuciones por los mismos productos. Nos está costando más la vida”.

“Todas quienes usamos la gasolina pagamos más por cada litro y también quienes trasladan sus mercancías, obviamente pasan el aumento al consumidor final”.

Los productos que utilizan azúcares como el pan, los refrescos ya pagan  más desde el 1 de enero, otros como las tortillas, la leche, el gas, la fruta y la verdura, la gasolina, el pollo y detergentes han tenido aumentos, muchos de ellos incluso desde el año pasado.

“El pollo es un producto muy recurrente en la alimentación del mexicano y ha tenido aumentos por ejemplo una pieza de 2.5 kilos cuesta 165 pesos, también el huevo, frijol, avena, han tenido una elevación de alrededor de 4.2 por ciento en diversos lugares donde hemos monitoreado”.

MAS MIEMBROS DE FAMILIA DEBEN TRABAJAR

Las vacaciones y los gustos de ropa y calzado han tenido que esperar, además cada vez más miembros de la familia se han tenido que incorporar al mercado laboral para sacar adelante los gastos de la casa.

Héctor Iván del Toro Ríos, Profesor del departamento de Economía del CUCEA, explicó que la Universidad donde labora, hace un estudio de la canasta básica en la que se incluyen 121 productos como cárnicos, leguminosas, de cuidado personal y todos se incrementaron en el 2021.

“Por arriba del nivel inflacionario de 4.5 que presentamos a mitad del año pasado, quiere decir que estamos en una situación complicada porque los aumentos están por arriba de la expectativa de inflación que el  Banco de México está tolerando, toma del 2 al 4 por ciento como la inflación tolerada, referenciada al 3, y al tener 7.56 por ciento quiere decir que nos encontramos muy desfasados del pronóstico que el Banco de México analiza”.

Agregó que el poder adquisitivo de los trabajadores ha venido a menos y que los aumentos al salario quedan anulados con la inflación.

“En Jalisco el 25 por ciento de la población gana el salario mínimo, lo que significa que hasta diciembre del 2021, este porcentaje de la población vivía con menos de 4 mil 500 al mes”.

El sueldo mensual basado en el salario mínimo con el incremento este año quedó en 5 mil 358.97 pesos

“Aun cuando hubo un muy buen incremento este queda en el olvido por el aumento de los precios. En el estudio que hicimos detectamos que se requieren 2.6 salarios mínimos para adquirir los 121 productos de la canasta básica, se necesitan más de 16 mil pesos”.

Aclaró que hay productos que no se compran mes con mes, pero cada vez es más difícil adquirir la canasta básica, además hay familias que deben dejar de consumir ciertos productos o buscar sustitutos que no tienen la misma calidad.

“Eso dificulta su nivel de bienestar porque compran productos que quizá no les dan la misma calidad alimenticia o de nutrientes, no solo es llenar el estómago sino estar nutrido para ser activo y productivo, esto es preocupante”.

El académico especialista en economía, agregó que si las familias pagan renta y el servicio de internet para trabajar en casa o para las clases en línea, los gastos se incrementan y necesitan alrededor de 22 mil pesos mensuales.

“No solo son los productos alimenticios, hay que pagar luz, teléfono, gas, internet y esto trae una dificultad más grande y necesitamos entre 20 y 22 mil pesos para tener esa calidad de vida y con los mínimos salariales se dificulta la economía familiar”.

La UDG, diseñó la aplicación llamada Economía Jalisco 2020, donde se encuentran los precios de la canasta básica y cada mes se actualiza. Ahí se puede calcular el gasto en base a los productos que se quieren comprar para una mejor administración del gasto familiar.

https://economiajalisco.cucea.udg.mx/app/monitoreo/calculadora

TRABAJAR PARA APOYAR LOS GASTOS DE LA CASA

El joven Oscar N, con 14 años de edad tuvo que conseguir trabajo para apoyar la casa ya que su mamá, con quien vive, se quedó sin empleo pero al regresar a las clases presenciales fue tan difícil que dejó la secundaria.

“A mi mamá no le alcanzaba el dinero y luego la despidieron, fue muy difícil cuando regresamos a la escuela porque la entrada es a las 7 de la mañana y la salida a 1.20, de ahí me iba a trabajar, digo me iba porque ya tuve que dejar la escuela, iba en tercero de secundaria”.

“Mi rutina era, levantarme a las 5 de la mañana para irme a las 6 a tomar el camión porque hago una hora de camino, entrar a las 7, de ahí salir  a la 1.20 y me iba a trabajar para salir a las 10 de la noche y llegar a las 11 a mi casa. La verdad no aguanté el ritmo, me quedaba dormido en la escuela y tampoco alcanzaba a hacer tareas”.

“Trabajo de asistente de cocina y no me puedo salir porque soy el que mantiene la casa, mi mamá se quedó sin empleo y solo algunas veces la llaman para hacer trabajo en casa pero no siempre, yo si quiero seguir estudiando pero ahorita pues, lo importante es trabajar”.

Por su parte, la señora Rosario Méndez, visita las tiendas de su colonia para recoger cartón y venderlo para ayudar a su familia.

“El dinero no alcanza, yo no hacía esto, mi esposo trabaja en una fábrica y aunque no se quedó sin trabajo, todo está más caro y lo que me da para el gasto se empezó a hacer más chiquito y ya no puedo comprar lo que antes compraba”.

“Voy a las tiendas y les digo que si me regalan el cartón que tienen de las cajas de la mercancía que compran y luego lo vendo”.

KILOS DE 800 GRAMOS

Añadió que por si esto fuera poco las amas de casa van a los tianguis pensando que comprarán más barato pero les dan kilos de 800 gramos o hasta menos, por lo que exhorta a la Profeco y a la Dirección de Mercados de todos los municipios para que vigilen a los comerciantes.

“En el tianguis de Villa Guerrero compré verdura y por pura curiosidad los pesé en una báscula que tengo en casa y eran 750 gramos de zanahoria en lugar de un kilo y por 2 kilos de jitomate me dieron 1 kilo 400 gramos, de por si caro y nos dan menos, no se vale”.

 (entresacado)

“Yo no sé de inflación, lo único que sé es que me cuestan más las cosas cuando voy a comprarlas y el dinero no me alcanza”.

A los incrementos se suman los que pagarán más IEPS  (Impuesto Especial sobre Producción y Servicios) mismo que se incrementó en más  del doble ya que era del 3.33% y ahora es del 7.36%, lo que significa que desde el 1 de enero se paga más por la gasolina, los cigarros y los refrescos.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.