upc4

Pbro. Juan Javier Padilla Cervantes

Estamos celebrando la Pascua o Resurrección de Jesucristo, tres días después de la crucifixión.
Es el evento o la celebración más importante de nuestra fe, por ser el paso hacia la liberación, la victoria de Cristo sobre el pecado y la muerte, la promesa de vida eterna a quienes creen en Él, y la prueba de su Divinidad. En el año 2033 celebraremos, en México y la Iglesia Universal, dos mil años de este acontecimiento con el Jubileo de la Redención.
LA PASCUA VIVIENTE
Los Padres de la Iglesia, como san Agustín o san Juan Crisóstomo, señalaban que la Pascua no es sólo la conmemoración de la Resurrección de Jesucristo, un acontecimiento del pasado, sino una realidad continua y actualizada en la vida de la Iglesia y de cada creyente, una experiencia viva y transformadora, “la Pascua es una Persona Viviente”.
La fe en la Resurrección continúa iluminando y llenando la vida de la Iglesia, es fuente de esperanza y consuelo, la muerte no es el final y Dios tiene el poder de vencer incluso el más grande de los obstáculos, da confianza y fortaleza para enfrentar los desafíos de la vida.
A DOS MILENIOS DE LA MUERTE Y RESURRECCIÓN
Los Obispos de México, en el Proyecto Global de Pastoral (PGP), han señalado que, en el 2033, a dos milenios de la Muerte y Resurrección del Redentor, de su Ascensión y del envío del Espíritu Santo en Pentecostés, no son ocasión para una simple fiesta de aniversario, sino el motivo para reconocer lo que somos, vivimos y experimentamos. Han planteado que la crisis antropológica y cultural exige replantear los esquemas de evangelización para el ser humano, desde la contemplación del misterio de Cristo Redentor.
LA IGLESIA, TESTIGO DE LA REDENCIÓN
La Iglesia en México –señalan los Obispos en el PGP– tiene la misión de presentar a Jesús como Redentor, del mismo modo como Él realizó la obra de la Redención: con la palabra y con el testimonio, en la auto donación libre y por amor, desde el compromiso por el sufrimiento del otro, en la compasión y en la solidaridad.
Al final, la credibilidad de la Redención, de los que nos decimos sus discípulos, se juega en el estilo de nuestras relaciones interpersonales, en el modo en como tratamos a los demás, en lo que el sufrimiento ajeno nos afecta y nos mueve a la justicia y a la misericordia, pues estamos llamados a convertirnos en pan partido y compartido, siendo generadores de vida y esperanza, constructores de comunidades fraternas.
CELEBRAR DANDO TESTIMONIO
La celebración de los 2000 años de la Redención tendrá que realizarse desde un testimonio firme y creíble, que responda a la realidad planteada y que refleje la belleza del misterio de la Redención mediante nuestra manera de ser.

ACTUAR COMO PUEBLO REDIMIDO
En la tercera parte del PGP, los Obispos manifiestan que, al contemplar la realidad de esta nueva época, quieren fortalecer y renovar los esfuerzos para hacer presente el Reino de Dios en esta situación concreta de nuestro país, y hacer sentir a toda la Iglesia de México la grave y urgente necesidad de asumir las siguientes opciones o compromisos pastorales, en estos momentos cruciales de la historia de la humanidad en los que se comprometen:

  • Una Iglesia que anuncia y construye la dignidad humana.
  • Una Iglesia comprometida con la paz y las causas sociales.
  • Una Iglesia pueblo.
  • Una Iglesia misionera y evangelizadora.
  • Una Iglesia compasiva y testigo de la Redención.
  • Una Iglesia que comparte, con los adolescentes y jóvenes, la tarea de ser un país lleno de esperanza, alegría y vida plena

El Misterio de la Redención
La Iglesia de Guadalajara realiza acciones que dan vida y esperanza

Román Ramírez Carrillo

Presentamos a continuación varias acciones que Sacerdotes y laicos de la Arquidiócesis de Guadalajara están realizando como prolongación del Misterio de la Redención. Desde sus inicios, la Iglesia ha estado inspirada en el Misterio de la Redención. Una Iglesia que anuncia y construye la dignidad humana, una Iglesia comprometida con la paz y las causas sociales.
EL COMPROMISO NACIONAL POR LA PAZ
La Conferencia Episcopal de México presentó a las dos candidatas y al candidato presidenciales unas propuestas para procurar la paz en el país. Hay otros problemas, como la pobreza, la migración y la desigualdad social, pero la inseguridad y la violencia se han extendido como una pandemia y están afectando todo, hasta el proceso electoral que vivimos.
Los tres candidatos acudieron a la cita y firmaron de recibido el documento. Dos expresaron su disponibilidad para asumirlo; una (la impuesta por el Presidente) dijo estar de acuerdo en trabajar y dialogar por la paz, pero expresó su inconformidad con algunas afirmaciones que se hacen sobre la realidad, calificándolas de pesimistas, y tampoco aceptó algunas propuestas.
El documento se titula “Compromiso por la Paz. Estrategias de Política Pública para la Paz”, tiene 38 páginas y es resultado de lo que dijeron miles de personas sobre este asunto. Es fruto de cientos de conversatorios, foros académicos y escucha de varios sectores específicos en todo el territorio nacional; la redacción final fue hecha por especialistas. No es partidista, ni propaganda a favor de un candidato; es una aportación a la lucha por vivir en paz, pues no podemos quedarnos sólo en críticas al sistema y lamentos contra el gobierno en turno.

Está estructurado en siete ejes: tejido social, seguridad, justicia, cárceles, adolescentes, gobernanza y derechos humanos. Se hacen 117 propuestas concretas para estos ejes. Su contenido completo se puede consultar en la página de la CEM: www.cem.org.mx o directamente en www.dialogonacionalporlapaz.org.mx. No es un documento sólo para candidatos presidenciales, sino para toda la sociedad.

LA GRAN MISIÓN DE LA MISERICORDIA
La Iglesia de Guadalajara, impulsa la Misión de la Misericordia desde las Parroquias, como “Iglesia en salida misionera”, fruto de la X Asamblea de Pastoral de la Diócesis de Guadalajara.
Los laicos van a la calle y escuchan a aquellos que tienen problemas económicos, a los que viven en la miseria y la pobreza, a los desempleados, a los que tienen soledad, a los enfermos, a los que tienen problemas de parejas, aquellos que necesitan que alguien los escuche. Esa es la misión que les encarga el Papa Francisco.
EL PROYECTO PARROQUIAL “URDIMBRE” PARA RECUPERAR EL TEJIDO SOCIAL
En la Parroquia de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, en El Salto, Jalisco, el Párroco Guillermo Uribe López emprendió un proyecto de intervención integral al que llamó URDIMBRE, en el marco de la Pastoral Social.
El motor de este proyecto es la unidad y cohesión social, el desarrollo de una economía solidaria mediante la capacitación para el empleo y la práctica del cooperativismo y la consolidación de la identidad humana y cristiana. Se trata de una iniciativa de intervención integral enfocada en personas de escasos recursos de la comunidad de la Parroquia.

La recuperación del tejido social, que es la esencia de URDIMBRE, y está logrando que la realidad de pobreza de muchas personas cambie hacia mejores condiciones de vida. Para poner en práctica el proyecto, se construyó un edificio de tres pisos que representan, simbólicamente, esas tres dimensiones. En el primero, que es la parte asistencial, se otorgan servicios de salud, alimentación, ropa y albergue. Las actividades de promoción y educación o formación se desarrollan en el segundo piso. En el tercer piso, correspondiente a la dimensión de liberación y desarrollo, se dedica al otorgamiento de apoyo a personas con adicciones y a orientación en materia de defensa de derechos humanos, economía solidaria, y cuidado del medio ambiente.

EL REFUGIO CASA DEL MIGRANTE
En 2011, la Parroquia de Nuestra Señora del Refugio atendía a personas con problemas de adicción en el Cerro del Cuatro. Al estar cerca de donde cruzan las vías del tren, comenzaban a llegar personas migrantes a pedir alimento y alojamiento. Al darse cuenta de que nadie atendía esta necesidad, el Párroco Alberto Ruíz Pérez decidió ayudar a personas en movilidad. Así surgió el Refugio Casa del Migrante.
El Padre Alberto tuvo esta iniciativa porque era consciente que migrar es una necesidad y la única posibilidad para tener una mejor calidad de vida para muchas personas, por la situación de precariedad que viven en sus sitios de origen.
Gracias a las redes de ayuda que han consolidado esta localidad, han podido recibir a cientos de personas migrantes y refugiadas para brindarles un espacio seguro, alimento, artículos de higiene personal, vestimenta y atención médica para quienes lo requieren.
El Refugio requiere seguir recibiendo donaciones y apoyos para atender a personas en movilidad, tener finanzas más sólidas y un cuerpo de profesionales que colabore para hallar solución a los problemas de quienes habitan la casa.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Leave a Comment

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.