upc4

Pbro. Catarino Espinoza Íñiguez

Vivimos la semana pasada la fiesta de Jesús Buen Pastor, el que da la vida por sus ovejas y reconocemos su infinito amor. Retomando el mensaje de la Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones, podemos leer:

Es siempre una hermosa ocasión para recordar con gratitud ante el Señor el compromiso fiel, cotidiano y a menudo escondido de aquellos que han abrazado una llamada que implica toda su vida. Pienso en las madres y en los padres que no anteponen sus propios intereses y no se dejan llevar por la corriente de un estilo superficial, sino que orientan su existencia, con amor y gratuidad, hacia el cuidado de las relaciones, abriéndose al don de la vida y poniéndose al servicio de los hijos y de su crecimiento. Pienso en los que llevan adelante su trabajo con entrega y espíritu de colaboración; en los que se comprometen, en diversos ámbitos y de distintas maneras, a construir un mundo más justo, una economía más solidaria, una política más equitativa, una sociedad más humana; en todos los hombres y las mujeres de buena voluntad que se desgastan por el bien común. Pienso en las personas consagradas, que ofrecen la propia existencia al Señor, tanto en el silencio de la oración como en la acción apostólica, a veces en lugares de frontera y exclusión, sin escatimar energías, llevando adelante su carisma con creatividad y poniéndolo a disposición de aquellos que encuentran. Y pienso en quienes han acogido la llamada al Sacerdocio ordenado y se dedican al anuncio del Evangelio, y ofrecen su propia vida, junto al Pan Eucarístico, por los hermanos, sembrando esperanza y mostrando a todos la belleza del Reino de Dios.

A los jóvenes, especialmente a cuantos se sienten alejados o que desconfían de la Iglesia, quisiera decirles: déjense fascinar por Jesús, plantéenle sus inquietudes fundamentales. A través de las páginas del Evangelio, déjense inquietar por su presencia que siempre nos pone beneficiosamente en crisis. Él respeta nuestra libertad, más que nadie; no se impone, sino que se propone. Denle cabida y encontrarán la felicidad en su seguimiento y, si se los pide, en la entrega total a Él.
En días pasados adolescentes y jóvenes varones, 230 en total se dieron la oportunidad de vivir un preseminario. De entre ellos algunos decidieron ingresar a alguna sección del Seminario: Seminaristas en Familia, a la secundaria o preparatoria del Seminario Menor y otros más decidieron continuar sus proyectos hacia el matrimonio o la soltería.

El próximo mes de mayo, del 17 al 19, las adolescentes y jóvenes de 15 a 30 años, mujeres, están invitadas a una previda religiosa en la casa de las Catequistas de Jesús crucificado, calle La Merced 1181, Jardines Plaza del Sol, Guadalajara. Informes a los teléfonos 3330210543 y 3325219536. “Rueguen pues al dueño de la mies para que mande obrero a sus campos” (Lc. 10, 2). Sigamos orando por todas las vocaciones en la Iglesia.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Leave a Comment

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.