upc4

Román Ramírez Carrillo

En política, en los procesos electorales en América Latina, pareciera que el “mundo mágico” prevalece en el imaginario social construido en los votantes y electores.
Para los analistas políticos, en Argentina, dos demagogos, el populista de derecha Javier Milei y el peronista Sergio Massa, avanzaron a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales que tendrán lugar el 19 de noviembre.
Argentina es un país donde la inflación es del 140% anual, el 40% de la población se encuentra por debajo de la línea de la pobreza, y el dólar se ubica en 1.000 pesos, con una economía que cae 3,3% anual.
En este contexto, el candidato oficialista ganó la elección y quedó a un paso de ganar la presidencia.

El candidato Massa de Unión por la Patria alcanza un resultado, de 35.90 por ciento de apoyos, por encima del 30.51 por ciento cosechado por Milei, dejando tercera a Patricia Bullrich, la candidata de la coalición Juntos por el Cambio (centroderecha), quien obtuvo 23.61 por ciento de los votos.
El analista e historiador argentino Federico Finchelstein, encuentra características comunes entre Milei, Trump y otros líderes mesiánicos que poco tienen que ver con el ejercicio y concepción de una política de Estado.

Un ejemplo de esto, se puede observar en Javier Milei, quien, en un debate presidencial, al preguntarle por qué “niega el cambio climático”, -como animal televisivo que es-, responde que “el cambio climático es un invento de los comunistas”.
Y explica Milei que son ciclos en donde cambia la temperatura, el hombre no tiene nada que ver y los que dicen que tiene que ver forman parte del marxismo cultural.
En otras palabras, es la típica forma de propaganda: “Negar la realidad e inventar fantasías”.

Para Finchelstein, Milei y políticos parecidos son, antes que nada, animales televisivos, y su crecimiento en las televidencias ha implicado a los medios de comunicación y los periodistas. “Al mismo tiempo que denuncian y demonizan a los medios, hacen escándalos y adoptan posturas que tienen que ver con lo llamativo, recurren a lo que puede ser un shock para muchos televidentes”.
Y argumenta que, para algunos medios de comunicación y periodistas, primero está el rating, luego el país. Así, estos políticos se hacen irresistibles para el mundo de la televisión, interesado cada vez más en atraer audiencias y cada vez menos en explicar la función del Estado y la política, los riesgos a la democracia o la fragilidad de las instituciones.

En el caso de Milei, los analistas dudan, que pueda gobernar de forma responsable, por su tendencia emocional e ideológica de extrema derecha, porque como dijo Trump: ¿Por qué voy a cambiar?”
Para los analistas sociales, los argentinos dieron un vuelco por políticos como Milei por el hartazgo de años de gobiernos de izquierda y derecha de partidos tradicionales, luego de vivir atados a las falsas ilusiones, voltearon a ver al que ofrece la solución económica y social en el desmantelamiento del Estado. Un radical que es capaz, de negar los abusos de la dictadura de los años setenta.
En otras palabras, las derechas radicales y el anti-estado crecen y se arraigan en los votantes, por la incapacidad del Gobierno y del Estado para resolver las cosas más básicas de la vida de las personas.
Poniendo las barbas a remojar, si en México, el próximo sexenio, no se tiene un Estado que funcione a nivel económico, en seguridad, en educación, en salud, en vivienda, y persiste la debilidad del Estado, esto traerá consecuencias graves y podríamos tener liderando las encuestas, perfiles de candidatos semejantes a Bolsonaro, Milei o Trump.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.