upc4

Sem. Alexis Giovanni Castellanos Gudiño
1° de Teología

En el Seminario tenemos dos periodos de misiones al año: Uno en Semana Santa y otro en verano, en el mes de julio.
Durante el periodo de Semana Santa solemos salir a distintas comunidades parroquiales, dentro y fuera de la ciudad, para apoyar a los Sacerdotes de dichas comunidades en los ejercicios espirituales de distintas edades. También recorremos las calles de esas comunidades para conocer a la feligresía e invitarla a participar en los Oficios de los Días Santos. Además, como corona de la misión, somos los encargados de organizar en parte la celebración de estos Oficios, especialmente con nuestro apoyo como maestros de ceremonias o simplemente como acólitos en dichas celebraciones.

Siempre es muy grato participar en las actividades de Semana Santa, especialmente porque nos favorece mucho el encuentro con la comunidad, que siempre nos edifica en la fe debido a la intensa piedad con que vive cada uno de los días y de las celebraciones, porque Sacerdotes y seminaristas corremos especialmente el riesgo de preocuparnos porque “todo salga de la mejor manera” y olvidarnos de lo verdaderamente importante: el encuentro con Cristo y la meditación de los misterios que nos trajeron la salvación.

Por si fuera poco, tanto en este período como en el período de verano, cada comunidad que nos recibe se organiza de tal manera que somos invitados a comer en distintas casas, a fin de convivir un poco más de cerca con algunas familias; y en esa convivencia, por gracia de Dios, es común que surjan buenas amistades que después nos acompañan con su oración a lo largo de toda nuestra formación.

Por último, al término de las Misiones de Semana Santa, tenemos una semana de vacaciones para disfrutar de la compañía de nuestras familias y para tomar un respiro antes de continuar con la última etapa del ciclo escolar en el Seminario.

Un pequeño regalo que siempre nos concede el Señor después de esforzarnos un poco en las actividades antes señaladas.

No obstante, es claro que para todos nosotros el período de misiones se extiende en nuestras familias, en nuestras comunidades y con nuestros amigos y todas las personas con las que convivimos mientras estamos fuera del Seminario, pues el Señor siempre nos llama a permanecer fieles y a mantener nuestro testimonio cristiano en cada situación y ambiente en que nos encontremos.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.