upc4

PBRO. JOSÉ MARCOS CASTELLÓN PÉREZ

El Senador de Morena, Rogelio Israel Zamora, arguyó que la reforma judicial va porque va, en razón de que ellos, los morenistas y sus aliados, tienen mayoría que les dio el voto popular. La también senadora priista, Beatriz Paredes, le dio una magistral lección, como maestra de cultura política que es por su trayectoria, seriedad y talante democrático: «Los treinta años que formé parte de la mayoría, nunca usé como argumento el de la mayoría, es el peor de los argumentos. El argumento verdadero es la razón. Cuando las mayorías no tienen razón, suceden aberraciones históricas». Lección básica de democracia para quien demostró su poca estatura política y democrática; la senadora Beatriz Paredes, políticamente correcta, pareció entenderlo por la juventud e inexperiencia del senador Rogelio Israel.
El argumento de razón se sustenta en una doble dirección: una epistemológica y otra histórica.
La epistemología nos enseña que la verdad no tiene un fundamento sociológico. La verdad no es lo que diga la mayoría sino lo que es, sea agradable o desagradable. La verdad no se puede dictar por un líder, sino se debe alcanzar por medio de la razón y de la constancia en su búsqueda, cosa que quizá no entienda la mayoría, incluso de la mayoría de representantes populares en las cámaras o la mayoría de los políticos. Por eso, no se puede pensar que la mayoría por ser mayoría está en lo correcto, sólo estará en lo correcto si está en la verdad.
Por otro lado, la historia, que es maestra de la vida, nos dice que las mayorías han cometido muchos atropellos y

crímenes. Fueron las mayorías italianas, entusiasmadas por su líder fascista Benito Mussolini, las que lo sostuvieron en el poder y generaron todos los males que atrasaron a Italia. Fueron las mayorías alemanas las que llevaron al gobierno germano al más grande de todos los villanos de la historia, Adolfo Hitler, que condujo a una sangrienta guerra, que costó la vida a millones de personas. No vayamos tan lejos, en nuestro país son las mayorías irracionales las que han cometido las barbaries de linchamientos o condenas sin juicio a quienes estas consideran delincuentes. Por eso, cuando priva la razón a las mayorías, no se puede justificar nada en nombre de ellas.
El Dr. Urzua, el primer secretario de Hacienda de este gobierno, dijo en alguna entrevista que el error económico más grande del sexenio que termina fue la cancelación del Aeropuerto de Texcoco, decisión que se tomó por un supuesto ejercicio de mayorías. Mayorías que no sabían nada del problema aéreo ni de su aspecto técnico ni de las consecuencias económicas que eso conllevaba.
Estamos en el supuesto debate de la reforma judicial que, a lo que parece, tiene que ser aprobada por la mayoría de las cámaras sin cambiar una coma; es cierto, se ha pedido, por medio de una encuesta, la opinión de una mayoría que no sabe de leyes… Dios nos ampare, pues los jueces ya no pueden.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Leave a Comment

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.