upc4

Los retos de la Comisión de Derechos Humanos en Jalisco

Persiste la inseguridad y los desaparecidos, las autoridades no responden, y esa omisión es una violación a los derechos humanos.

Román Ramírez Carrillo

28/08/2022

La procuración y protección de los derechos humanos en Jalisco presenta aristas muy preocupantes. Semanario consultó a especialistas sobre la realidad que se vive en esta materia en la actualidad, y en particular sobre la situación que prevalece en la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Jalisco, con el nombramiento de la nueva titular de la Comisión.

La situación de los derechos humanos en Jalisco, el per­fil del ombudsperson, y los retos de la actual titular de la Comisión Estatal de Derechos Humanos son los temas que se abordan en las entrevistas a tres estudiosos y analistas de los derechos humanos en nuestra localidad.

Alejandra Nuño Ruiz Velasco, directora del Centro Universitario por la Dignidad y la Justicia Francisco Suárez del ITESO; Rubén Alonso González, periodista y académico de la UNIVA, y Augusto Chacón Benavides, director de Jalisco Cómo Vamos, nos presentan un balance de los derechos humanos en nuestro entorno, y nos ofrecen un horizonte de reflexión ante la emergencia social y humanitaria que presenciamos actualmente.

La situación de los derechos humanos en Jalisco
Alejandra Nuño enfatiza que tenemos una realidad que cada vez nos supera más; es una realidad crucial, donde “día a día hay personas que no duermen por pensar en dónde está su ser querido desaparecido. Hay mujeres que sufrieron violencia de todo tipo y nunca fueron apoyadas por las instituciones”.

La atención a víctimas de desaparición, tortura y ejecuciones extrajudiciales son una realidad cotidiana, así como la inseguridad, la violencia de género y el derecho al agua y al territorio. Son realidades que enfrenta la sociedad cada día, y a las que les da seguimiento el Centro Francisco Suarez.

Augusto Chacón señala que la inseguridad y los desaparecidos son los principales problemas a los cuales las autoridades no responden, y esa omisión es una violación a los derechos humanos.

“El acceso a la salud, que incluye la prevención, y el derecho a un ambiente sano, se está haciendo muy poco; desde los desechos, hasta el agua y la deforestación, están también de manera preeminente y, en todo esto, las autoridades nos quedan a deber”.

 El periodista y académico Rubén Alonso apunta que la Comisión Estatal de Derechos Humanos está desvinculada de la sociedad, “pero más especí­ficamente de la vida cotidiana de la sociedad”, y señala que, como está sucediendo con otros organismos autónomos de carácter ciudadano, se han centrado en ser instituciones que laboran y tienen su foco de atención en grupos y sectores que tienen alta visibilidad social y comunitaria, y no dirigen su atención en aquellos sectores y zonas de vida social donde no están presentes los grupos especializados, por lo que “la Comisión de Derechos Humanos carece de calle, barrio, de rostro ciudadano”.

EL PERFIL DEL OMBUDSPERSON

Al sistema de ombudsman en México, indica Alejandra Núñez, lo que le da la autoridad a las instituciones de derechos humanos, es “su fuerza moral, su autoridad moral, y al llegar de una manera ilegal, ilegítima a un puesto, afecta su actuar independiente, e imparcial”, y recalca que la Comisión Estatal “tiene que dar el mejor ejemplo de probidad, independencia, de imparcialidad, de conocimiento de derechos humanos, y de autonomía del poder público”.

El periodista Alonso González menciona que la ombudsman debe contar con trayectoria pública y ser reconocida en el ámbito de derechos humanos, la cual supone dos elementos básicos: preparación y experiencia desde abajo, comunitaria, que quien esté al frente de la Comisión de Derechos Humanos debe contar con la autoridad moral que da el conocimiento y trayectoria, de lo contrario, será una funcionaria que no conduce una institución.

“No se requiere de santas o santos, puros, inmaculados. Pero sí de personas honestas”.

En la opinión de Chacón Benavides, la defensoría de los derechos humanos necesita prestigio y el reconocimiento de la comunidad, así como el respeto de las autoridades a esa experiencia, porque la defensoría de los derechos humanos no tiene otros “dientes”, solo el prestigio y la legitimidad.

Insiste que la legitimidad es la forma de llegar al puesto, en un proceso completamente transparente, eso ayuda a elevar ese prestigio, y ayuda a que la experiencia se potencie, y delimita que “además de la legitimidad que se obtiene por el Congreso, está la legitimidad que otorgan y reconocen las organizaciones de derechos humanos que tenemos en Jalisco, y concluye que cuando esas organizaciones reconocen en el ombudsperson, quien haya sido nombrado, ese prestigio y experiencia ayudan a su gestión, e insistió, porque no tiene el ombudsperson más “dientes” que esos.

Sin experiencia no se augura nada bueno

La administración de Luz del Carmen Godínez inicia sin prestigio ni legitimidad, por lo que el reto es muy grande.

La administración de Luz del Carmen Godínez González inicia sin legitimidad, por lo que deberá demostrar que verdaderamente defenderá los derechos humanos de los jaliscienses al frente de la Comisión Estatal y que no tiene vínculos políticos, por lo que su tarea es demostrarlo con recomendaciones contundentes e investigaciones objetivas y expeditas, considera Alejandra Nuño, directora del Centro Universitario por la Dignidad y la Justicia Francisco Suárez del ITESO.

Abunda en que uno de los retos para la ciudadanía es “usar la Comisión, acudiendo, ponerla a prueba denunciando violaciones a los derechos humanos en todos los ámbitos, apropiarse de ella para hacerla útil”. Un segundo reto es pedirles cuentas a los diputados de “por qué votaron por un per­fil no idóneo”, y exigirle al consejo ciudadano de la Comisión Estatal de Derechos Humanos una participación activa, crítica y de seguimiento real al actuar de la comisión.

Explica que los diputados locales mienten al asegurar que el proceso fue apegado a derecho, ya que la propia ley de la CEDHJ establece en su Artículo 25 que ningún funcionario en funciones puede competir por un puesto en el organismo, lo que convierte en ilegal el nombramiento, porque ella ejercía como servidora antes de competir por el cargo.

Para el periodista Rubén Alonso, es un misterio el actuar de la Comisión los años que vienen, ya que el per­fil público casi nulo de la titular, su desconocimiento mani­fiesto en la materia, su nula vinculación con grupos sociales que tienen años trabajando diversos temas y su designación cuestionada por vicios legales, con­figuran un per­fil inapropiado a la responsabilidad que implica encabezar y conducir la Comisión de Derechos Humanos de Jalisco.

Si bien, legalmente su designación y toma de posesión es un acto consumado, está la vía de la honestidad, la dignidad personal, la decencia pública, el respeto a la institución, a las causas de ésta, los fines y sentido de la institución, con la que la persona tome la decisión que mejor la enaltezca: hacerse a un lado.

La mejor vía para ser autónomos es estar vinculada, operando, de­finiendo y construyendo sus programas y planes de trabajo, con organizaciones de la sociedad civil, y trabajar codo a codo con el consejo ciudadano de la comisión.

En la visión de Augusto Chacón, todavía no se puede evaluar en los hechos; sin embargo, sí podemos tener una idea de lo que nos espera.

“Recién nombrada, les pidió a los periodistas que le permitieran enterarse de los temas para poder responder y contestar las entrevistas”.

No tiene experiencia ni reconocimiento, su propia formación lo evidencia. Se necesita un gran conocimiento de las leyes, ya que es a partir del marco legal que la defensa de los derechos humanos tiene la posibilidad de convertirse en un diálogo entre la comunidad.

No se augura nada bueno para la Comisión de Derechos Humanos en los próximos cinco años por la inexperiencia de la persona nombrada por el Poder Legislativo. En 5 años no va adquirir ni el prestigio, ni la legitimidad, ni el conocimiento que es requerido, ya que además su formación no se presta para esto. Es por este panorama que no se auguran cosas buenas para los próximos años de la Comisión de Derechos Humanos de Jalisco. Ojalá que nos equivoquemos en este planteamiento.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.