upc4

Monserrat Ayala Razo

Ante el aparentemente difícil y tardado panorama de la adopción legal, la búsqueda de un hijo mediante
una subrogación pareciera más fácil; sin embargo, esto conlleva otras implicaciones, desde el aspecto económico, psicológico, emocional y a la salud, pues ningún tratamiento artificial o proceso de laboratorio es cien por ciento seguro.
Las personas que recurren a una subrogación o alquiler de vientre son parejas que por sí mismas no pueden concebir un hijo de forma biológica natural.

EL DESEO DE CONVERTIRSE EN MADRE
Cuando Citlalli Rivera Zárate, master en ciencias de la familia, decidió ser madre, una complicación médica se lo impedía, ya que fue diagnosticada con un mioma que no le permitía lograr un embarazo.
Previamente, ya había tenido un aborto, situación que la mantenía con la incertidumbre de si lograría concebir nuevamente. Las recomendaciones médicas la orillaban a atender el problema de salud de forma inmediata con una cirugía que postergaría aún más su intención de ser madre.
“En la segunda sesión, me dijo que me tenía que operar para quitarme el mioma y me sacaba óvulos y los congelaba, o posteriormente un tratamiento para potencializar la ovulación y hacer una inseminación. Yo, por lo que estudié y me informé, le dije ‘son muchos óvulos los que sacan y fecundan para después implantar y yo no quiero ningún hijo mío por ahí, congelado’ ”.
La ginecóloga, en su labor de convencimiento, logró que Citlalli se sometiera a un tratamiento de ovulación que costó más de 10 mil pesos, por una decena de inyecciones que formarían parte de este primer proceso; sin embargo, el tratamiento trajo reacciones al cuerpo de Citlalli: “Cuando me puse
la primera, empecé a sentir en mi cuerpo mil cambios. Le dije a mi esposo, ‘¿qué es esto?’. Yo sé lo que es la inseminación y no quiero concebir si no es en mi vientre donde está todo idóneo para que así sea de forma natural.
Después de esa primer inyección dejamos todo por la paz, por más de un año, convenciéndonos de que si no íbamos a ser papás de forma natural, pues no lo seríamos”.

DE ACUERDO A LA VOLUNTAD DE DIOS
Tanto Citlalli como su esposo eran consientes de la dificultad médica que impedía el embarazo, pero la naturaleza los sorprendió.
“Tiempo después salí embarazada, sin operación y sin nada. Mi bebé está súper sana. La tuve a los 44 años y sin ningún tipo de inseminación artificial. Por esta razón sé que la naturaleza es sabia y Dios es grande. Ahora están haciendo negocio con esto, porque el tratamiento costaba más de 100 mil pesos y no daba ninguna certeza. Tengo una conocida que dos veces se ha hecho el tratamiento y ninguna de las dos veces ha quedado embarazada”.

“Los laboratorios dedicados a la procreación artificial son como una tienda departamental para
adquirir un hijo”, señaló Citlalli Rivera Zárate, master en ciencias de la familia.

“Todas estas nuevas modas de engendrar bebés lo convierten en un producto. Sabemos que las mujeres que desean tener un hijo y no pueden logarlo, por diferentes razones, quieren a toda costa tenerlo, y es aquí donde entra lo ético y lo humano, y pensar en el bien del bebé, que desde un inicio él sepa: fui concebido por amor”.
Las mujeres portadoras firman un convenio en el que, dentro de esas cláusulas, no deben crear ningún tipo de vínculo con el bebé, pues esto creará lazos que posteriormente serán un problema
para los subrogantes.
“Yo trabajo con adolescentes que tienen tantas dudas existenciales de ¿me quieren o no?, ¿fui deseado o no?, porque todo eso se transmite desde el vientre, y ¿qué le puede llegar a un bebé que solo está ahí para crecer sin relacionar ningún vínculo? Esto de la subrogación convierte al bebé, no en un ser de amor, sino en un producto, Se anuncian sin tapujos, sin criterios morales. porque lo compras”.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.