upc4

Sonia Gabriela Ceja Ramírez

Mater Filius es una institución totalmente a favor de la vida y es una obra que parte de una experiencia mística que ocurrió hace más de 20 años.
La institución surgió en la Ciudad de México y fue fundada por el matrimonio de Miriam y José Manuel Tejeda para atender de manera gratuita a mujeres embarazadas en situación vulnerable. En Guadalajara, cuenta con aprobación de la Arquidiócesis.
En la casa se les brinda a las futuras madres hospedaje, alimentación, vestimenta, atención médica, asesoría psicológica y espiritual, formación laboral y la posibilidad de continuar sus estudios.

¿CÓMO SURGE?
Hace más de 20 años, a Miriam Tejeda, psicóloga de profesión, le detectaron miastemia gravis, enfermedad ocasionada por una interrupción en la comunicación entre los nervios y los músculos, que causa, entre otros síntomas, debilidad en los músculos de los brazos y piernas, visión doble y dificultades para hablar y masticar.
Ésta es una enfermedad grave que en Miriam se complicó y provocó su muerte durante cinco minutos, en ese lapso, Dios le dio la gracia de ver su juicio personal y darse cuenta de que lo que había hecho en esta vida no era suficiente para alcanzar el Cielo, pues si bien llevaba una vida correcta y daba algo de su tiempo o de sus recursos para ayudar a los necesitados, su vida no se desgastaba en darse a los demás, por lo que la Virgen María le pidió crear una obra reparadora a favor de la vida.

¿QUÉ HACEN?
Mater Filius recibe a mujeres embarazadas en situación de abandono y/o vulnerabilidad: “casadas, divorciadas, solteras, viudas, menores de edad; recibimos a todas las mujeres embarazadas que sienten que su condición es un problema que las agobia y que no pueden salir adelante por sus propios medios”, así lo explica Amelia Medina, directora y fundadora junto con su esposo Miguel Trejo de Mater Filius Guadadalajara.
“Aquí las recibimos y les damos toda la seguridad que necesitan para cursar su embarazo, el nacimiento de sus hijos y hasta ocho meses después de que los bebés han nacido. La estancia es en libertad, las chicas deciden cuándo llegan y cuándo se van así que el periodo de estancia es fluctuante”.
A las mamás se les recibe incluso con otros hijos y se hace lo posible porque su embarazo y los primeros meses del desarrollo de su bebé transcurran en un clima de tranquilidad y armonía. Se hace lo posible para que las mamás salgan de la institución con mayor estabilidad y, si es posible, con un trabajo.

CINCO AÑOS DE FUNDADA, DOS AÑOS EN FUNCIONES
En nuestra Diócesis, Mater Filius se fundó en 2018, con Amelia y Miguel como directores, y con un pequeño número de voluntarios, la mayoría mujeres, simpatizantes de grupos pro-vida. Según el reglamento de la institución, se pide que los directores sean un matrimonio que funjan como papá y mamá de este hogar.
Antes de iniciar actividades, ellos, según la instrucción que la Virgen María le dio a Miriam, deberían
reunirse y orar, esto sirvió para que se fueran conociendo e integrando.
Por medio de personas que fuerron conociendo la obra se consiguió en comodato una casa que a principios del siglo pasado fue orfanato y posteriormente hogar para una de las obras salesianas, y cuya propietaria siempre deseó que se destinara para la infancia abandonada.

La casa en Guadalajara tiene poco más de dos años que inició operaciones, y por ella han pasado alrededor de 12 chicas, en su mayoría jovencitas, aunque también ha habido mujeres más grandes que enfrentan una situación delicada y requieren el apoyo. Actualmente, Mater Filius tiene 20 casas en México, Estados Unidos, Centro y Sur América.

UNA LUZ DE ESPERANZA
“Las muchachas llegan devastadas siempre –explica Karla Álvarez, voluntaria y directora del área de espiritualidad–, muchas veces en su entorno, sea con su propia familia o con su pareja, viven una situación de violencia, de adicciones y/o de mucha disfuncionalidad, por lo general”.
Las muchachas pueden llegar ya sea por su propia voluntad, porque se enteraron de la existencia de la institución o canalizadas mediante otras instituciones, por ejemplo, el Centro de Ayuda para la Mujer Latinoamericana (CAM), o incluso la Fiscalía.
La casa se sostiene a base de donativos y del trabajo de los voluntarios, pero principalmente por la providencia de Dios. “La obra es suya y la va a proveer”, asegura Amelia. “Por ejemplo, cuando nos otorgaron la casa, necesitaba una buena restauración y una familia, en la que había arquitectos, se sumaron como bienhechores, invirtiendo casi un millón de pesos y trabajando para que se remodelara la casa”.

Mater Filius tiene como patrona a la advocación del Dulce Amor de María, cuya Imagen presenta tres heridas ocasionadas por los pecados en contra de la vida: la eutanasia, el aborto y el suicidio.

NO ESTÁN SOLAS
La directora general es la Virgen, luego están los directores fundadores (Amelia y Miguel) y posteriormente cinco coordinaciones o áreas en las que trabajan los voluntarios: espiritualidad, voluntariado, administración, comunicación y las doulas, que son mujeres que acompañan a las mamás durante su embarazo, el parto y la cuarentena. “Son mujeres que han sido madres y que enseñan a otras a ser mamás. La doula le enseña a la matis (mamá beneficiada, femenino de Matías, que significa regalo de Dios) a plantearse un proyecto de vida a corto y mediano plazo, para el momento de dejar la casa”.
Además, las mamás cuentan con el apoyo de las immas (palabra aramea que significa madre), mujeres que fungen como madres del hogar y están pendientes de que todo fluya de manera adecuada en la casa y entre esta nueva familia.
“En el área de espiritualidad se maneja la formación del voluntariado, la catequesis y formación a las matis, estos regalos que Dios ha puesto en nuestras vidas”, asegura Karla.
No hay límite de edad para recibir el apoyo, pueden ser desde menores de edad (con la autorización de un tutor) o mayores de edad en gestación.
Al ingresar se les pide apegarse al reglamento para mantener una relación humana cordial y respetuosa con las otras cohabitantes de la casa.

Durante su estancia se imparten a las chicas algunos talleres generales como espiritualidad, catequesis, taller de orientación psicológica, clases de cocina, repostería, taller de computación, inglés, español y lectura, entre otros, además de la oportunidad de continuar sus estudios.

Se atiende máximo a 10 muchachas, para que no se pierda la dinámica de un hogar: “ellas tienen que mantener limpia su casa, su ropa, sus hijos y cocinar su comida”, explica Karla.
Las jóvenes son atendidas antes y durante el parto en instituciones públicas de salud como el Hospital Civil, además de contar con el apoyo de un médico particular vecino de la casa Mater Filius que las valora y atiende ante una eventualidad.
TÚ PUEDES APOYAR
Entre los proyectos a corto o mediano plazo, Mater Filius pretende habilitar un área infantil como guardería, para que las chicas, antes de dejar la casa, tengan oportunidad de buscar un empleo y empezar a trabajar, para que una vez afiliadas al IMSS tengan la oportunidad de ingresar a sus niños a una guardería.
Para realizar este gran proyecto, se está organizando una Noche de las Luciérnagas, una muy sencilla cena (frijoles, queso y pan), botana, galletas y café, música, baile y mucho amor, en la que se unen voluntades para celebrar el don de la vida y colaborar al sustento de la casa y adecuación del área infantil de la Asociación Regazo de María, A.C. (Mater Filius Guadalajara).

  • La cita es el viernes 19 de abril, a las 7:00 p.m., en Hacienda La Providencia (Av. Río Blanco 1727, Zapopan).
  • Para la entrada se solicita un donativo de $500.00, que puede ser deducible de impuestos.
  • Mayores informes y venta de boletos al Tel. 3328229201.

DONATIVOS:
Regazo de María, A.C.
Banorte Cta: 1150830073
Clabe Interbancaria: 072320011508300734
Tarjeta de débito: 4189281047733267

Conoce la historia de Miriam y José Manuel Tejeda en el siguiente enlace.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

1 comment

Avatar
Celia Esmeralda abril 8, 2024 - 1:33 pm

Hola me gustaría apoyar, soy médico y tengo además de conocimiento algunos tiempos donde puedo ofrecer talleres: primeros auxilios, clases de enfermería y contacto con escuelas

Comments are closed.

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.