upc4

PBRO. JUAN JAVIER PADILLA CERVANTES

El 7 de febrero, el Arzobispo de Guadalajara, Cardenal José Francisco Robles Ortega se reunió con su Presbiterio para transmitir su mensaje con ocasión de la Cuaresma y además compartir algunas reflexiones. El lugar del encuentro fue en el Seminario Menor de Guadalajara, ubicado en la Calzado Lázaro Cárdenas, colonia Camino Real, en Zapopan, que abrió sus puertas para recibir a centenares de Sacerdotes, venidos de las diferentes Parroquias de la Diócesis.

Desde hace aproximadamente 35 años, la Comisión de Formación del Presbiterio, organiza y anima este encuentro, como un coloquio fraterno y pastoral que ayude a valorar, vivir y tomar criterios comunes para preparar y celebrar la Pascua con el pueblo.

MENSAJE DE CUARESMA
Tomando como base el mensaje del Papa Francisco, con ocasión de la Cuaresma, el Señor Cardenal Francisco Robles participó al Presbiterio las siguientes ideas y reflexiones:
A través del desierto, Dios nos guía a la libertad. Dios libera su pueblo sacándolo de la esclavitud de Egipto, llevándolo por el desierto hasta alcanzar la libertad plena en la posesión de la tierra prometida, y este camino, para alcanzar la libertad, no es un camino abstracto, es decir no es una idea, es un camino real, dice Dios: “Yo he visto la opresión de mi pueblo”, he visto, he oído sus gritos de dolor.
El primer paso. Para andar este camino de liberación, que es en el desierto de la Cuaresma, el primer paso es ver
la realidad, la realidad que me toca a mí, la realidad que me circunda, que estoy viendo, y lo que se desprende para mí y para mis hermanos en las circunstancias que están viviendo, que yo sea capaz de escuchar el grito, el grito de dolor, el grito de deseo de liberación, de eso que yo estoy experimentando, o de eso que mis hermanos están experimentando.
¿Ese lamento de esclavitud que está viviendo nuestro hermano, nuestra sociedad, nos conmueve? ¿De verdad nos compromete?
Un llamado a la confianza en Dios. Dios no se cansa de nosotros, por tanto, acojamos la Cuaresma como un tiempo fuerte de gracia y que escuchemos, en lo más íntimo de nuestro ser: “Yo soy el Señor tu Dios, el que te hice salir de Egipto, de tu esclavitud (…), no me cansa que tú te hayas vuelto a meter en una situación difícil, Yo soy el que te liberó…”, por eso la Cuaresma es tiempo de conversión.
Tiempo de lucha. La Cuaresma, para nosotros y para el pueblo de Dios, tiene que ser también un tiempo de lucha contra todos los ídolos que nos vamos forjando, puede ser el dinero, pueden ser ciertas cosas, ciertos proyectos que nos han enajenado y que nos tienen obstinados, independientemente de la misión que tenemos como Iglesia.
Tiempo de actuar. Actuar es también detenerse, “voy a detenerme”, dice el Papa, hay que hacer esa detención, hay que actuar deteniéndonos, pero en la oración, en la oración que nos centra en Dios, y también nos puede centrar en el hermano herido, el que padece la esclavitud, el que padece las consecuencias del mal y que por tanto está esclavizado y que anhela y busca su liberación.
Oportunidad para reafirmar la sinodalidad. Sea tiempo de decisiones comunitarias, en las que pudiéramos ubicar las esclavitudes en las que está inmersa la sociedad, y sinodalmente establecer acciones para liberarnos y alcanzar un grado de libertad.
Tiempo de conversión. No lo debemos olvidar, entreguémonos a ese camino de conversión sin miedo, con creatividad y con un gran destello de esperanza.
Finalizó señalando que, ante una cultura consumista, ofrecer una preparación interior, profunda, personal y comunitaria, a la celebración de la fiesta más grande de nuestra fe que es la muerte y la Resurrección de nuestro Señor Jesucristo, la verdad de esta celebración radica en que hagamos vida personal ese misterio de morir con Cristo y de resucitar, esa es la esencia de la Cuaresma. Ofrezcamos la oportunidad de que la gente lo comprenda lo entienda y que la gente lo pueda celebrar.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.