upc4

ALFREDO ARNOLD

¿Ultra derechista, anarquista, populista, ultra conservador?… Adjetivos no le faltan a Javier Milei, el no-político que recién fue elegido presidente de Argentina para los próximos cuatro años a partir del 10 de diciembre.
Antes de entrar en detalles, hay que observar cómo se mueve el péndulo político: en Brasil, el derechista Jair Bolsonaro perdió frente a Luiz Inacio da Silva, de izquierda, mientras que en Argentina, el candidato de izquierda Sergio Massa fue arrollado por el derechista Milei. Los dos gigantes sudamericanos se movieron, Brasil a la izquierda y Argentina a la derecha.
Lo mismo ha estado ocurriendo en Chile, Colombia y Ecuador. Parecen toreros: a las tandas de “derechazos” le siguen los “naturales” (de izquierda), lo que quiere decir que las ideologías caducaron y llegó el pragmatismo. La gente quiere cambios para vivir mejor y eso impulsa a líderes autoritarios, disruptivos, locuaces, echados pa’delante como Trump, Petro, Boric, Lula, Bukele, Milei, Noboa, incluso López Obrador, si prometen cambiar la realidad.

¿QUIÉN ES JAVIER GERARDO MILEI LUJÁN?
Es un economista, político y docente universitario de 53 años, con escasa experiencia para gobernar ya que la alianza que lo postuló, “La Libertad Avanza”, se constituyó hace apenas dos años y Milei únicamente ha sido diputado. Fue portero de Chacarita Juniors y tocaba en una banda de rock. Es soltero, pero ha tenido parejas sentimentales; él mismo afirma estar resentido con sus padres, no así con su hermana menor, Karina, que lo ha apoyado desde que eran niños. Tuvo éxito como comentarista de economía en medios informativos. Oficialmente es católico noájida (con ritos del judaísmo).

Durante su campaña hizo comentarios inapropiados sobre el Papa Francisco, pero afirma que Su Sanidad le llamó para felicitarlo después del triunfo electoral y que le prometió enviarle un rosario bendecido por él.
También recibió felicitaciones de Joe Biden, del presidente chino Xi Jinping, de autoridades británicas, del presidente chileno Boric, de la directora del FMI, Kristalina Gueorguieva; del presidente del BID, Ilan Goldfajn, etcétera. O sea que, descobijado no está.

En cambio, no hay modo de ignorar la actitud de nuestro Presidente López Obrador, quien “pintó su raya” y afirmó en la Mañanera que Argentina se había metido un autogol (si los argentinos contestaran, le dirían que eso no les preocupa porque tienen a Messi).
Quien sí marcó un autogol fue el partido oficialista al designar como candidato a Sergio Massa, ministro de Economía, siendo que Argentina registra una inflación superior al 140 por ciento.

Milei prometió –o amenazó con llevar a cabo-muchas reformas durante su campaña, pero al saberse ganador, rectificó y admitió que todo se hará poco a poco. Las privatizaciones son una de las acciones más llamativas; incluso Carlos Slim está al pendiente para tomar cualquier buena oportunidad que se presente.
El camino privatizador de Milei no será fácil aunque haya ganado las elecciones por un amplio margen; encontrará una fuerte oposición en el Congreso, los sindicatos y los gobernadores estatales. Allá sí funciona la división de poderes.

Se explica la victoria de Milei por el hartazgo de la población argentina contra el status quo. Ya veremos cómo le va en los próximos cuatro años como huésped de la Casa Rosada.
*El autor es LAE, diplomado en Filosofía y periodista de vasta experiencia. Es académico de la Universidad Autónoma de Guadalajara.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.