upc4

El estilo coquette conquista el gusto de millones de jóvenes

Fabián Acosta Rico
UNIVA

La representación de la feminidad infantilizada con un toque erótico ha sido una tendencia arraigada en la cultura japonesa, evidenciada en fenómenos como las idols, jóvenes cantantes y bailarinas que cautivan a un público mayoritariamente masculino. Esta exaltación de la belleza femenina, influenciada por el manga y el anime, despierta un sentido de protección en los hombres, asociando la juventud con la fertilidad.
Sin embargo, en la era postmoderna, muchos hombres desafían estos instintos y canalizan sus energías hacia actividades más elevadas o primitivas, como el arte, el deporte o el consumo. Aunque en tiempos pasados una esposa joven era la aspiración masculina, hoy en día, la sociedad cuestiona las relaciones entre hombres adultos y adolescentes.
La figura de la mujer joven y seductora, como se retrata en obras como “Lolita” de Vladimir Nabokov, refleja un deseo de dominación sobre la juventud femenina. Este paradigma cultural ha sido desafiado por el feminismo, que busca liberar a las mujeres de los estándares de belleza y roles de sumisión impuestos por el supuesto patriarcado.

Sin embargo, en la era de la postmodernidad, las tendencias son efímeras y mutables. Se observa un retorno a estilos más “kitsch” o cursis entre las jóvenes generaciones, conocido como el estilo “coquette”. Esta tendencia, que celebra la feminidad con vestidos florales, encajes y accesorios llamativos, ha ganado popularidad en redes sociales como TikTok y plataformas como Pinterest.

Los artistas también se han sumado a esta ola cultural, reivindicando la estética coquette. La moda coquette juega con la feminidad elemental, a veces incluso infantil, utilizando elementos como moños, perlas y peinados de colegiala. Esta tendencia refleja la versatilidad identitaria de la generación Z y alfa, que pueden expresar poder y liderazgo un día y optar por un estilo más tierno y juguetón al siguiente.
El regreso de la feminidad en forma de la tendencia coquette desafía las normas establecidas y celebra la libertad de expresión individual. En una sociedad cada vez más plural y diversa, las mujeres tienen la libertad de ser quienes deseen ser, sin restricciones, salvo las que impone la decencia y la ley. Con el movimiento coquette queda claro que la feminidad, incluso la más estereotipada, por no llamarla cursi, siempre estará latente y vigente.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.