upc4

Es tarea del Imeplan diseñar proyectos con impacto metropolitano. El Plan Integral de Movilidad con miras al 2026 plantea diversos ejes.

MICHELLE FLETES

Priorizar y programar proyectos que tengan un impacto metropolitano y bienestar en la ciudadanía es el objetivo del Instituto de Planeación y Gestión del Desarrollo del Área Metropolitana de Guadalajara (IMEPLAN).
El pasado mes de junio, se llevó a cabo una Mesa de Redacción en Semanario, en la que Patricia Martínez Barba, titular del IMEPLAN, y el coordinador de Gestión del Territorio, René Caro Gómez, compartieron el seguimiento y detalles del Plan Integral de Movilidad para el Sur de la Ciudad, con miras al 2026. Pretenden darlo a conocer y que los ciudadanos participen en el mismo.

El Área Metropolitana de Guadalajara (AMG) cuenta con una red vial compuesta por 950 km de vialidades principales, 553 km de vialidades regionales y 1,237 km de caminos rurales; se puede estimar que aproximadamente el 21% de la superficie urbana de la metrópoli corresponde a sus calles y avenidas.

No obstante, dentro de los diagnósticos del Plan de Ordenamiento Territorial Metropolitano del Área Metropolitana de Guadalajara ( POTmet) aprobado en 2016, se destaca que la estructura vial existente es discontinua, se concentra en la ciudad y está desestructurada de las necesidades de movilidad de la población; además de que existe una baja conectividad vial a nivel metropolitano, siendo pocas las vialidades que comunican de manera directa a los distintos municipios del AMG.

El caso el particular de la Av. López Mateos, se trata de una vialidad principal/regional cuya extensión es 36.4 kilómetros y que cuenta en su mayoría con un cuerpo central de dos carriles por sentido y carriles laterales en ambos sentidos, pero esta configuración varía a medida que avanza hacia el sur del corredor. La Avenida está comprendida entre la Av. Américas y el Antiguo Camino a Isidro Mazatepec (Circuito Metropolitano Sur), el cual cruza los municipios de Guadalajara, Zapopan y Tlajomulco de Zúñiga; aproximadamente, por esta Avenida circulan entre mil 500 y dos mil vehículos por hora.

Cabe resaltar que en el Sur de Tlajomulco vive el 16 por ciento de los habitantes, por lo que el desarrollo de esta zona es vital, la Av. López Mateos concentra el 20 por ciento del tráfico vehicular de toda la ciudad, debido a los más de 240 mil vehículos que transitan diariamente por ahí.

Desde Periférico hacia el centro metropolitano, existen diversas vías que se pueden utilizar como alternativas, para desahogar la Av. López Mateos.
DEFICIENTE CONECTIVIDAD
Sin embargo, en medida que se avanza hacia el sur, la densidad y conectividad vial va disminuyendo, agravándose también por la alta concentración de condominios cerrados en la zona, que funcionan como barreras al no permitir la libre circulación. Se contabilizaron 193 condominios cerrados que cubren un área de 2,749 hectáreas aproximadamente. Esto representa el 37% de la superficie de las colonias que cuentan con algún condominio cerrado y el 14% del total de la superficie de las colonias del área de estudio. En términos generales, resalta la presión que recae sobre la Av. López Mateos como la principal ruta en sentido norte-sur de toda el área de estudio.
Cuenta con:
12 Pasos a desnivel
16 Retornos a nivel
33 Cruces semaforizados
23 Rutas del transporte público

Solución para el sur en el Plan Integral de Movilidad

En la presentación del Plan Integral de Movilidad para el Sur de la Ciudad, se explicó que es un plan a corto-mediano plazo y se quiere mejorar la vialidad en el sur de la ciudad a través de seis ejes con proyectos como la Línea 4, la ampliación de la Línea 1 del Tren Ligero, el BRT de la carretera Chapala, interconectividad vial del Camino Real a Colima, la ampliación a 6 carriles de López Mateos a partir de San Agustín hasta el Circuito Metropolitano Sur, y una serie de adecuaciones urbanas en vialidades anexas a López Mateos, agregando que los seis ejes de plan de movilidad surgen de datos y hallazgos obtenidos por un voluntariado de personas con 150 mil interacciones.
“Estas interacciones se obtuvieron de personas que registraron alguna propuesta, comentario, contestaron formularios en línea, o en los cruces semafóricos de López Mateos”, agregó Patricia Martínez.
De los resultados surgieron 20 temas de propuesta, que representan el 73% de las demandas en las interacciones, donde en primer lugar se solicitó la regulación del transporte de carga, y en segundo lugar, la mejora integral del transporte público.
PROHIBIDO EL INGRESO PARA UNIDADES DE CARGA PESADA
Actualmente ya existe una normativa en donde se estableció que en un horario de 6 a 9 de la mañana habrá restricción de acceso al Área Metropolitana de Guadalajara (en el caso de López Mateos a partir del entronque con San Agustín) a vehículos de carga pesada (tractocamiones, remolques o doble semirremolque), excepto para aquellos que transportan alimentos, combustible o medicina.
“Se necesita orden en la vialidad, se necesitan soluciones de transporte público y de vías alternas, no se necesita más infraestructuras para el auto, esa sería una de las grandes conclusiones.
La gente no está pensando en ampliar vialidades, en hacer segundos pisos, sino que se mejore lo que ya existe y que se aporten mejores opciones de transporte público en la zona”, mencionó la titular de IMEPLAN.

Cabe destacar que a la prohibición de ingreso para las unidades de carga pesada se sumó el problema de los paraderos, porque no existen ni servicios, como en otros Estados; en tanto que los acotamientos son muy pequeños para el tamaño de las unidades, lo que ya ha ocasionado accidentes.

FENÓMENO DE LA DISPERSIÓN
Patricia Martínez agregó que se obtuvieron 3 conclusiones: “el problema de López Mateos en un problema de movilidad, no de vialidad; no existe una solución única y especifica, se requieren distintas acciones integrales; no solamente una acción entre los tres niveles de gobierno, también le corresponde a la sociedad civil, asociaciones vecinales, escuelas, y cabe destacar que hay alrededor de 300 centros educativos en las mediaciones del corredor López Mateos”.

“Es una visión de ciudad, con un modelo que empezó ya desde hace décadas, que tiene que ver con este fenómeno que llamamos dispersión, es decir, la gente se fue a vivir a zonas muy alejadas de donde se concentran sus servicios diarios, ya sean sus fuentes de empleo, los lugares a donde llevan a sus hijos a la escuela, cerca de donde consumen alimentos, es muy necesario fomentar un modelo de ciudad que es más compacto”, señaló la titular del Imeplan.

Agregó que la implementación de infraestructura, programas y políticas que aporten a la movilidad activa de manera integral, aunado a otras estrategias que garanticen la correcta convivencia entre los diversos modos de transporte, aumenta la posibilidad de combinar modos de transporte, ampliando la gama de opciones de transporte disponibles para el ciudadano, contribuyendo a la reducción de consumo de energía, emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) y un reparto modal más equilibrado.
También, la Red Ciudad Posible que integra a colectivos, ciudadanos y ciudadanas de diferentes espacios de la Área Metropolitana de Guadalajara, interesados y preocupados por las decisiones que se están tomando sobre la ciudad y el territorio, se han unido con vecinos que se encuentran en la Av. López Mateos y sus alrededores, para hacer más difusión de sus problemáticas debido a esta gran vía vehicular y propuestas de solución que ellos mismos como ciudadanos aportan.

¿QUÉ DICE LA IGLESIA?
En la Carta Encíclica, Laudato Si’, sobre El Cuidado De La Casa Común, el Papa Francisco, comenta: “La calidad de vida en las ciudades tiene mucho que ver con el transporte, que suele ser causa de grandes sufrimientos para los habitantes. En las ciudades circulan muchos automóviles utilizados por una o dos personas, con lo cual el tránsito se hace complicado, el nivel de contaminación es alto, se consumen cantidades enormes de energía no renovable y se vuelve necesaria la construcción de más autopistas y lugares de estacionamiento que perjudican la trama urbana. Muchos especialistas coinciden en la necesidad de priorizar el transporte público.
Pero algunas medidas necesarias difícilmente serán pacíficamente aceptadas por la sociedad sin una mejora sustancial de ese transporte, que en muchas ciudades significa un trato indigno a las personas debido a la aglomeración, a la incomodidad o a la baja frecuencia de los servicios y a la inseguridad”.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.