upc4

Karime Ramos Godoy

En estos días que adornamos nuestras casas con luces, el árbol, la mayoría de nosotros tenemos como figura estelar el Nacimiento, ¿Qué ejemplo podemos tomar de dicho adorno, centro de las fiestas, para cuidar de nuestra Casa Común?

Jesús, la luz más brillante del nacimiento, el que trae Palabra, el Mensaje de Dios, su Hijo, quien decide, por nuestra salvación, caminar a nuestro lado para cumplir su misión. Gracias a Él tenemos y gozamos de esta Casa Común.

La Virgen María que nos pide que escuchemos a su hijo, que, además, sabe que no es sólo suyo, sino que vino a darse a todos. Como María, nosotros podemos, del mismo modo, amar la Creación y cuidarla porque es de todos, no sólo nuestra, se nos dio a todos. Hay que respetarla, seguir la pauta de la responsabilidad y aprender a compartirla y usarla con mesura.

San José, el mejor ejemplo de custodio, guardián, protector, proveedor. Del mismo modo que él lo hizo debemos nosotros ser guardianes del medio ambiente, protegerlo de todas las amenazas que le acechan, preservarlo, activamente cuidar que podamos proveer para los nuestros pero también para los que están por venir, las futuras generaciones.

Los reyes magos, esos ricos y sabios que viajaron para arrodillarse ante Jesús. Quienes estudian mejoras para el medio ambiente, nuevos modos de vivir para preservarlo, sean como esos reyes magos que se arrodillan ante lo divino; quienes están en posiciones privilegiadas y de influencia tienen en estos sabios un excelente ejemplo de cómo aplicar adecuadamente los conocimientos para el bien de todos, reconociendo la divinidad de la creación y de quienes la habitamos.

Los pastores, los más humildes que acudieron presurosos a conocer a Jesús, como ellos debemos ser todos, acudir presurosos a cuidar del medio ambiente, apresurarnos aplicar en nuestras vidas toda conducta que nos acerque a ser cautelosos con los recursos naturales, educar generaciones humildes, responsables, sabedoras del privilegio que es compartir esta Casa Común y de la responsabilidad que todos tenemos de cuidarla.

El Nacimiento es un ejemplo de virtudes y actitudes que todos podemos adoptar en beneficio de nuestra Madre Tierra. Tengamos en él un recordatorio durante este Adviento y Navidad para no descuidar nuestra Casa.

Tags: Nacimiento

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.