upc4

NORMA ANGÉLICA TRIGO GONZÁLEZ

La falta de acompañamiento por parte de los padres, las carencias afectivas, las familias poco sólidas y las pocas oportunidades de continuar con la formación académica, propician embarazos en adolescentes.

“Mi novio siempre me trataba bien, platicábamos, me escuchaba, por eso siempre quería estar con él. Era cariñoso y pasábamos todo el tiempo que podíamos juntos. Saliendo de la escuela nos quedábamos unas dos horas platicando en algún parque y tuvimos relaciones. Salí embarazada; eso no estaba planeado, aunque nos queremos. Aquí está mi niño, Daniel, tiene 8 meses”.
Así lo narra Sofía, jovencita de 17 años al hablar de su maternidad siendo una adolescente.
Ahora vive con su pareja, ambos dejaron la escuela, él tuvo que trabajar y ella cuidar del bebé.
A FALTA DE AFECTO
“Los papás de los dos nos regañaron y dijeron que no nos iban a apoyar, así que buscamos un cuarto y él trabaja en lo que encuentra, ayudando en una carnicería o de limpia parabrisas. Yo no puedo trabajar porque cuido al bebé, y de todos modos me salgo a la calle con mi pareja y lo espero en alguna placita y ahí la gente me ayuda”.
“Creo que sí nos equivocamos al tener al bebé tan jóvenes, pero no me arrepiento porque ahora tengo algo mío, sé que me quiere mucho mi niño y yo a él”.
Sofía dijo que en su casa no se sentía tan querida. “Yo a veces sentía que no me querían porque de todo me regañaban, y espero que nos vaya mejor; ya que el niño crezca un poquito lo podré llevar a una guardería para también trabajar”.
SIN OPORTUNIDADES
Por su parte, Hannia, adolescente de 16 años, muestra su vientre con seis meses de embarazo y reconoce que ha sido víctima de agresiones por parte de su mamá desde que sus papás se separaron hace aproximadamente siete años.
“Mi mamá siempre me gritaba, ya no quiso comprarme los útiles para la escuela y no terminé ni la primaria. Se dejó con mi papá, nos fuimos a vivir con mis abuelos. Tuvo otra pareja y nacieron otras dos hermanas, a los 15 me dejó tener novio y me dijo que si salía panzona me iba a largar de la casa. Sí salí embarazada y vivo con mi novio. Sus papás me dejaron quedarme en su casa y me dicen que luego voy a estudiar porque tener un niño son muchos gastos y algo debo aprender para trabajar”.
NIÑAS DE ENTRE 10 Y 14 AÑOS DE EDAD QUE TUVIERON NIÑOS

El doctor Nahum Flores Chávez, adscrito a la Dirección de la Gerencia de Políticas Públicas de la Secretaría de Salud, informó que en el 2023 en Jalisco se registraron 14 mil 258 nacimientos de madres de entre 15 y 19 años de edad, mientras que fueron 380 entre 10 y 14 años de edad, en el corte estadístico hasta el 15 de diciembre.

A nivel nacional, la tasa es de 14.9% y en Jalisco es de 14.1%. Lamentó que esta situación se haya dado, porque no debería haber una sola niña teniendo niños; sin embargo, la cifra es menor que en 2010, cuando en el estado se registraron 26 mil 048 madres adolescentes entre 15 y 19 años de edad; mientras que fueron 958 de entre 10 y 14 años de edad.
“El embarazo en adolescentes es algo que ocupa a la Secretaría de Salud desde hace mucho tiempo…, dividimos las estrategias de 15 a 19 años y de 10 a 14 años”. Hasta el año 2022, Jalisco ocupaba el lugar número 23 a nivel nacional.
“No es para sentirnos que estamos triunfando, pero vemos la tendencia hacia la baja…, se tiene la Estrategia Nacional de Prevención de embarazo en adolescentes (ENAPEA), en 2015 se establecieron compromisos tanto a nivel federal como a nivel estatal, en 2019 se tiene el GEPEAJAL, Grupo Estatal para la Prevención de Embarazo en Adolescentes, en el que intervienen diversas dependencias, el fenómeno no sólo es la disponibilidad del método”.
LOS CONOCEN, PERO NO LOS USAN
El funcionario de la Secretaría de Salud dijo que al platicar con los adolescentes se detectó que el 80% conocía algún método anticonceptivo, pero se embarazaron porque no lo pensaron.
Hay en los adolescentes una relación en el entorno social, familiar en la escuela, por eso la estrategia federal y la estatal conjuntan el esfuerzo de la Secretaría de Salud, de Educación Pública, la Secretaría de Igualdad Sustantiva, los DIF, la Fiscalía, cada una tiene una tarea que es la prevención, el seguimiento y cuidado de la joven que ya se embarazó para que éste proceso sea saludable”.
Dijo que un 20% de las jóvenes se vuelven a embarazar antes de los 20 años.

Se pone en riesgo la vida de la adolescente

Un embarazo a temprana edad puede poner en riesgo la vida de la adolescente y del bebé en gestación, ya que no hay un desarrollo corporal ni emocional. Entre los principales riesgos destacan: preeclamsia, partos pre término y bebés con bajo peso al nacer. En el aspecto psicológico, se afecta el plan de vida de la madre adolescente y de toda la familia.
El doctor Nahum Flores dijo que no se ha identificado un solo factor para que se dé el embarazo en adolescentes, sino un conjunto.
“Eso ocurre en todos los niveles sociales. Los jóvenes se confían y se embarazan. Muchos han descrito que no pensaban tener relaciones en ese momento o no pensaban que con una sola relación iban a salir embarazadas; otros dicen que sabían del método anticonceptivo, pero no fueron por él. Son varios factores”.
ACERCARSE CON CONFIANZA
Se cuenta además con la página https://escogecuidarte.jalisco.gob.mx/ (QR escoge cuidarte), donde los adolescentes obtienen información sobre sexualidad, prevención del embarazo, métodos anticonceptivos y prevención de enfermedades. Pueden además responder un cuestionario en el anonimato para conocer el riesgo de un embarazo a temprana edad.

En los centros de salud se tienen los “consultorios amigables”, donde se da información a los jóvenes en un ambiente de confianza si desean saber de sexualidad, pueden ir solos o con su pareja. “Que tengan confianza de acercarse los vamos a ayudar”, enfatizó el médico de la SSJ.

DENUNCIAR ABUSO DE MENORES
Como parte de la estrategia del Gobierno del Estado para prevenir los embarazos y proteger a las adolescentes, la titular de la Secretaría de Igualdad Sustantiva entre Mujeres y Hombres, Paola Lazo Corvera, informó que hay un grupo estatal interinstitucional de protección de menores embarazadas y adolescentes, y se busca generar una ruta de investigación en caso de que hayan sido abusadas.
Enfatizó que desde los derechos de la niñez no tendrían que estar embarazadas y desafortunadamente muchos embarazos son producto de un abuso sexual. En 2020 se detectaron dos embarazos en niñas de 9 años de edad y en el 2021 dos más.
La reforma al artículo 142 del Código Penal del Estado de Jalisco, en 2022, considera que cuando hay sospecha de un abuso infantil se debe dar aviso al ministerio público para que se investigue si hubo abuso sexual.
Generalmente, cuando existe abuso, las jóvenes o niñas son embarazadas por mayores de edad, hay violencia familiar o engaño y chantaje por temor a la denuncia.
Se busca la prevención del embarazo. El objetivo es que en 2030 no haya ningún caso de niñas ni adolescentes, además de reforzar la educación en materia de educación sexual y de violencia.
Si se detecta una niña embarazada se le brinda apoyo, se denuncia y se atiende medica y psicológicamente.
ESTUDIANTES DE LA UDG A FAVOR DE QUE LOS INFORMEN
Jóvenes de la Preparatoria número 5 de la Universidad de Guadalajara se mostraron a favor de que los informen sobre los embarazos en adolescentes y, sobre todo, que los hagan responsables de un bebé ficticio, pero con todas las necesidades de uno real para que sepan a lo que se enfrentarían.
En primer semestre se les imparte la materia de salud sexual y reproductiva, donde se les informa de la prevención del embarazo. Lo que busca este programa es concientizar a los y las adolescentes sobre la importancia de la salud sexual y reproductiva, propiciando la reflexión basados en sus valores y proyecto de vida; brindando el conocimiento necesario para que tomen decisiones fundamentadas en pro de la prevención del embarazo adolescente.
“Nos debemos llevar al bebé tres días por pareja. Lo tenemos que atender constantemente, lo traemos en la carriola, le cambiamos pañal, todo lo que se necesite”, señaló Laura.
“Es mucho trabajo, nos enseñan que si te embarazas a temprana edad, es mucha responsabilidad y ya no podrías hacer todo lo que tienes planeado. Aparte, es una carga, un extra y la incomodidad de que la gente te mira y se siente feo.
En lo social te juzgan por tener un bebé a tan temprana edad”, señaló Alejandro.
Por su parte, Carla dijo no le gustaría tener hijo tan joven. “A esta edad no me gustaría tener un hijo, sería más difícil organizarte; todo se complicaría más y ya desde ahorita andarlo cargando todo el día es una lata, con esta experiencia tenemos”.

LA MEJOR DECISIÓN, LA ABSTINECIA
La Iglesia siempre propondrá la educación en la abstinencia y la virginidad prematrimoniales.
Esto fomenta el aplazamiento del inicio en los contactos sexuales hasta que la persona es madura y suficientemente diestra para manejar la actividad sexual en el contexto del amor y es capaz de responsabilizarse ante un embarazo y formar una familia dentro del marco sacramental. Los padres deben dar bases morales y aconsejar con el ejemplo.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.