upc4

Redacción ArquiMedios

En medio de la crisis que han provocado diversas medidas de control sanitario por la presencia del Covid-19 en México, un mensaje proveniente de Italia llega con la severa advertencia: “No están dimensionando la gravedad del problema”.


Una carta dirigida al presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), Monseñor Rogelio Cabrera, Arzobispo de Monterrey, firmada por el padre Víctor Ulises Vázquez Moreno, rector del Pontificio Colegio Mexicano en Roma, señala que a la distancia y con los estragos que ha dejado el coronavirus en Europa, en México se está tomando el mismo camino italiano y español al no entender la situación que se aproxima.

“Vemos con preocupación las noticias de México y percibimos la misma realidad que se presentó al inicio de los primeros contagios…”
Algunas diócesis “no están dimensionando la gravedad del problema”, subraya el padre Vázquez

Moreno, al tiempo de indicar que al inicio de la epidemia italiana, abundaron los disensos y divisiones en razón de enfrentar la situación sin afectar la celebración del culto público y tarde entender que la única medida efectiva es el aislamiento. Otro posible error, indica el rector del Pontificio Colegio Mexicano en Roma, fue comparar al coronavirus con otras epidemias.

“Creíamos que se comportaría de forma similar” e insistió que los contagios en Roma crecieron por no tomar en serio las medidas sanitarias, “por no quedarse en casa, aislado y continuar saliendo o teniendo pequeñas reuniones”.

El sacerdote quien está al frente del Colegio desde octubre de 2018, psicólogo por la Pontificia Universidad Salesiana y perteneciente al clero de la diócesis de Apatzingán, Michoacán, recalca en su carta a los obispos de México, que los contagios “no se multiplican, sino que se exponencian”.


“No es una exageración, les pedimos puedan asesorarse con maestros en salud pública y epidemiólogos. La epidemia avanza de tal manera que colapsa los sistemas de salud y en los hospitales de Italia, se tiene que decidir (entre) dejar morir a un anciano para que un joven pueda sobrevivir”.


También alerta que otro enemigo aliado en esta pandemia es la psicosis, que la comunidad del Pontificio Colegio Mexicano ha sufrido en algunos de sus miembros que han presentado episodios de taquicardias e hipertensión.


“La gente se psicotiza… pues no hemos dejado de atender enfermedades de origen tensional y nervioso, pero hay que buscar la forma de que se cumplan las medidas para evitar que se repita en México lo que en Italia estamos viviendo…”


La misiva hace un llamado a los presbíteros mexicanos, que pudieran estar en el dilema de servir o guardarse, al subrayar que “los sacerdotes deben entender que ellos mismos pueden ser los principales medios de contagio para otras personas”, pero alienta al destacar que en estas circunstancias se puede sacar un sentido máximo a la identidad sacerdotal.


“Nuestro sacerdocio adquiere profundidad, precisamente, cuando ya no podemos hacer nada porque tenemos las manos y los pies clavados, y en medio de un aparente fracaso, somos las personas que continúan elevando con el sacrificio de su vida, la oración más perfecta a Dios para abrir las arcas de la misericordia divina sobre nuestro amado pueblo…


“Si no nos cuidamos entre todos, esto no funcionará… es muy importante que nuestros Obispos se mantengan unidos para hacer frente a la emergencia y puedan cuidar al pueblo de Dios”, puntualiza la carta.

En Italia, al día 20 de la cuarentena, sumaban cerca de 6 mil contagios y 627 muertos.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.