upc4

Lupita Venegas /Psicóloga

QUERIDA LUPITA:
A veces siento que el mundo se va cayendo a mi paso, que yo quiero defender la vida, la familia y
la verdad, frente al relativismo moral que nos imponen. No quiero tirar la toalla pero me desespero un poco. Soy mamá joven y me preocupa el mundo que se está presentando ante mis hijos.
Ma. Luisa T.

HERMANA MÍA, MA. LUISA:
Es natural sentir desaliento después de un tiempo de lucha sin ver resultados. Es sobrenatural mantener las fuerzas para perseverar solo confiando en las promesas de Jesús: “No nos cansemos de hacer el bien, porque, si no desfallecemos, cosecharemos los frutos a su debido tiempo. Por tanto, mientras
tengamos la oportunidad, hagamos el bien a todos” (Ga 6, 9-10).
Nuestros tiempos nos llaman a actuar volviendo a poner toda nuestra confianza en Dios; esto es hacer nuestro casi nada, rogando al Todopoderoso que haga su casi todo.

En un reciente mensaje del Papa Francisco se reflexiona acerca de esta Palabra de Dios. Leemos: “Frente a la preocupación por los retos que nos conciernen, frente al desaliento por la pobreza de nuestros medios, frente a la amarga desilusión por tantos sueños rotos, tenemos la tentación de encerrarnos en el propio egoísmo. Incluso los mejores recursos son limitados, los jóvenes se cansan se fatigan, los muchachos tropiezan y caen (Is.40, 30). Sin embargo, Dios da fuerzas a quien está cansado, acrecienta el vigor del que está exhausto. Los que esperan en el Señor renuevan sus fuerzas, vuelan como las águilas; corren
y no se fatigan, caminan y no se cansan” (Is. 40,29.31).
Algo que puede ayudarnos a no desfallecer, además de nuestra intensa vida de oración y sacramentos, es pertenecer a grupos de Iglesia.

Tenemos una increíble Iglesia viva que alienta y alimenta la formación de grupos de apostolado, cuyas
columnas son el conocimiento y la caridad.

Conocer más a Dios y amarle también en nuestros hermanos. Dicen que a la Iglesia se entra para amar más a Dios y se sale para amar más a nuestros hermanos. Conocer la verdad y combatir con ella el error, pero en el modo cristiano, que es el modo del amor. Participemos activamente y en familia en la vida
parroquial y nos encontraremos en forma para enfrentar la dictadura del relativismo moral.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.