upc4

Héctor Josué Quintero López

La ciudad de Zapopan y el culto a Nuestra Señora bajo este gentilicio tienen un promotor principal, don Juan Santiago de León y Garabito, obispo que fue de Guadalajara entre 1678 y 1694, que le construyó su basílica, eligió vivir frente a ella y dispuso, en 1691, que la venerable imagen visitara la capital hallándose ésta inmersa en la tribulación: fuertes temblores, la peste derivada de la hambruna y pandemias de sarampión y viruelas, todo ocasión de muchas muertes.

Duelo, lamentos, clamores al cielo indujeron al prelado a procurar un antídoto a estos males: la visita de la milagrosa imagen de Nuestra Señora.

Es así como el 24 de abril de 1691, 33 años antes de la oficialización de la visita anual de la Virgen de Zapopan, estando en ese tiempo su culto a cargo de la diócesis, pues los franciscanos del Colegio Apostólico de Propaganda Fide llegarán hasta 1819 y los actuales de 1908 a nuestros días, dispuso, promulgando un decreto, cuyo original se conserva en el Archivo Histórico de la Arquidiócesis de Guadalajara, la traslación de la Virgen de Zapopan a la Santa Iglesia Catedral de Guadalajara para implorar su intercesión para el cese de la pandemia.

Dejémoslo a él mismo expresarlo:

El decreto

“Nos, Juan Santiago de León Garabito, por la gracia de Dios y de la Santa Sede Apostólica, Obispo de Guadalajara, nuevo reino de la Galicia, León y Provincia del Nayarit, California y Coahuila, del Consejo de su Majestad.

“Por cuanto las necesidades y calamidades que al presente se experimentan en esta ciudad de Guadalajara, habiendo enfermedades pestilentes, como de temblores de tierra, obligan a volvernos del amparo y protección de la Virgen Santísima María Nuestra Señora, para [que] con tan eficaz abogada, por su intersección consigan los fieles aplacar la ira divina y los castigos que las culpas merecen, determinamos, con la universal aclamación de esta ciudad, traer a ella la Santísima Imagen de nuestra Señora de la Expectación, que se venera en su santuario del pueblo de Zapopan, y entrarla en la Iglesia Catedral con procesión general, y que en ella se le haga un novenario, habiendo para ello consultado a mis muy caros hermanos, el venerable Deán y Cabildo; y concluido que sea dicho novenario y las demás preces y devociones que los feligreses ejercieren, volver la sacratísima imagen de Nuestra Señora a su santuario, lugar y pueblo de Zapopan, y esta nuestra determinación, se ha de ejecutar el día de mañana, miércoles veinticinco del corriente”.

El ‘hoy’ de las visitas

Que ahora, al comienzo del tiempo a aguas y en estas circunstancias insólitas se haya determinado que a pesar de las medidas profilácticas implementadas para atajar la pandemia provocada por el coronavirus, que la imagen de la Virgen de Zapopan mantenga el recorrido por las comunidades parroquiales de la zona metropolitana de Guadalajara, evoca la primera vez que ello tuvo lugar, en idénticas circunstancias, hace 329 años: ponernos bajo la tutela de quien quiso quedarse entre nosotros como signo de protección y consuelo.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.