upc4

Esta comunidad fundada por los agustinos, tomada por los franciscanos y luego por el clero diocesano cumple su primer centenario. Es una comunidad mariana y Eucarística que pese a los problemas sociales mantiene la fe viva y activa.

Sonia Gabriela Ceja Ramírez

El señor cura Héctor Manuel Castellanos Padilla llegó a la parroquia de Nuestra Señora del Rosario, Jamay, en el decanato de La Barca, hace cuatro años con 10 meses, el próximo 17 de abril, Dios mediante, cumplirá cinco años al frente de la comunidad, así como también este año, está cumpliendo 25 años de vida sacerdotal. Este 2020, es un año muy particular, pues la parroquia cumple 100 años de erección.

El primer centenario se cumplió el viernes 7 de febrero y para celebrarlos se contó con la presencia del Arzobispo de Guadalajara, Cardenal José Francisco Robles Ortega, quien presidió la Celebración Eucarística, y hasta el 17 de noviembre se tendrá un año jubilar.

Hace 100 años Nuestra Señora del Rosario se desprendió de la parroquia de Santa Mónica, en La Barca y se constituyó como una nueva parroquia. “Esta era una vicaría fija pero por iniciativa del señor cura Jesús Antonio Curiel se creó como una nueva parroquia; él hizo los trámites y logró que se desprendiera para poder brindar una mejor atención pastoral hacia los fieles.

“Desde el inicio la parroquia estuvo dedicada a Nuestra Señora del Rosario. Se dice que la imagen, muy bonita, llegó a través de un señor que venía en un burrito, que al igual que en Zapotlanejo y Poncitlán, dejó las imágenes de la Virgen y luego desapareció. Así lo cuenta la tradición”, explica el señor Cura.

El templo quedó en ruinas pero la fe siempre fue firme

El primer templo que se construyó en Jamay estuvo dedicado a Santa María Magdalena y fue terminado en 1766. “En un principio fue un templo agustino de una sola nave y luego llegaron los franciscanos y terminaron la torre; el estilo era neoclásico con barroco.

“El primer templo estuvo en uso aproximadamente desde el año 1600 hasta 1847, año en que ocurrió un temblor muy cerca de Ocotlán y que repercutió en toda la región dejando en ruinas el templo a Santa María Magdalena, que se abrió por completo. En ese tiempo estaba aquí el padre Zárate, muy querido en Jamay y que fue quien hizo el monumento a Pio IX que se ubica en la plaza principal del pueblo.

“Al padre Zárate le tocó dinamitar el templo por el temor a que se cayera. De él surgió la idea de, con los restos que quedaron, iniciar la construcción de un nuevo templo, que inició en 1847”.

“Los primeros en llegar, a la par de la conquista, alrededor de 1540, fueron los agustinos. En el lugar establecieron un leprosario que luego continuarían los franciscanos. Esta era una Iglesia de paso y los pobladores originales eran pescadores que posteriormente se dedicaron a  la agricultura conforme la laguna de Chapala se iba recorriendo. Actualmente sigue habiendo pescadores, agricultores y apicultores también, que se dedican a la producción de la miel”.

“Desde el principio aquí se estableció una fe muy auténtica y muy fuerte. La devoción a María y a Jesús Sacramentado ha sido muy fuerte. Una de las fiestas principales es el Corpus Christi, incluso hacemos un novenario. A María Santísima tenemos 50 romerías, a partir del 24 de septiembre y hasta el 17 de noviembre en que celebramos la fiesta patronal”.

Así se trabaja

Actualmente la parroquia ofrece instrucción doctrinal a sus fieles todos los lunes y de ahí se proyecta también a los barrios, así lo indicó el actual párroco. “Se utilizan los tiempos fuertes como Cuaresma, Pascua, Navidad que son tiempos que aprovechamos para salir a los barrios. Además de la formación profética fuerte que tenemos en la parroquia todos los lunes a través del conocimiento de la Sagrada Escritura, el magisterio de la Iglesia, los documentos actuales del Papa.

“Territorialmente tenemos 13 barrios, que surgen de los tres grandes barrios de Jamay.

“En la catequesis infantil actualmente se atienden a unos 800 niños. “Contamos con un equipo de liturgia, ministros, que nos apoyan principalmente en las 11 Misas del domingo. Tenemos también aproximadamente 6 coros que nos apoyan en que la liturgia sea digna.

“Tenemos unos 250 agentes de pastoral que trabajan de manera muy comprometida, pero buscamos que la gente se integre un poco más, que haya mayor comunión e integración”.

Respecto a la pastoral social, la comunidad cuenta con un asilo en el que actualmente se atiende a ocho adultos mayores. “En el asilo tenemos un consultorio de medicina general, un dentista, otorgamos despensas a gente necesitada. A los ancianitos los asisten dos religiosas Hijas del Sagrado Corazón de Jesús. Del tripie, la pastoral social es la que nos falta promover más”, reconoce el señor cura.

La parroquia cuenta también con dos colegios. “El Colegio Antonio Curiel, fundado por el párroco del mismo nombre, es atendido por las religiosas Carmelitas, y el otro es el Colegio Niños Héroes”.

El padre indicó que Jamay ha dado muchas vocaciones para la Iglesia de Guadalajara y esas vocaciones han surgido también de los colegios parroquiales.

El equipo

En la comunidad trabajan tres sacerdotes, el señor cura Héctor Manuel Castellanos Padilla, el padre José Rodríguez Barragán y el padre Miguel Ángel González Gámez, además de contar con el apoyo de dos seminaristas alumnos de teología que actualmente brindan su apostolado tanto en la catequesis como en una de las capellanías de la parroquia.

La parroquia cuenta además con tres capellanías: Santa María Magdalena, San Antonio y La Palmita.

Por las familias, los jóvenes y el tejido social

El señor cura indicó que se está trabajando fuertemente para fortalecer a las familias como núcleo: “Hemos tenido encuentros con familias y tuvimos una asistencia aproximada de 400 matrimonios, queremos dar continuidad a su formación, estamos tratando profundamente de que el núcleo familiar no sea desbaratado.

“Estamos trabajando también en una pastoral juvenil, haciendo encuentros con jóvenes, formando un grupo de renovación. Nuestro grupo de pastoral juvenil surgió de la pascua de jóvenes. Todo esto va fortaleciéndonos para ir a lo más duro que es el tejido social, que es tan vulnerable. Los matrimonios disfuncionales, problemas de familia e incluso problemas muy fuertes como violaciones, tenemos que ir a ese tejido social y volver a reconstruirlo”.

El párroco señaló que aunque ahora la migración es menos, existe una vasta población de Jamay radicada en los Estados Unidos. “Están en Oklahoma, en Chicago, en San Francisco, Oxnard, pero están muy al pendiente de lo que sucede en Jamay.     

La población en Jamay es de alrededor de 18 mil habitantes .

La problemática social

Jamay cuenta con dos parroquias, Nuestra Señora del Rosario, en la parte baja del poblado, de la carretera hacia la laguna de Chapala, y San Isidro, que está en la parte de la carretera hacia el cerro. En la parte baja habitan en su mayoría adultos mayores, mientras que la parte del cerro es habitada por familias jóvenes, jóvenes en general y adolescentes.

Cada una cuenta con su propia problemática, pero uno de los principales problemas, es la propagación de las adicciones, así como el narcomenudeo que se da en el pueblo. “Se da más en la zona de arriba porque ahí habita gente más joven y por tanto más susceptible”, indica el señor cura.

“Otro de los problemas muy fuertes es la falta de educación. Aunque tenemos escuelas e incluso centros universitarios, falta interés por parte de los jóvenes que no quieren prepararse. Eso provoca que se conviertan en víctimas de lo que ocurre alrededor con la delincuencia organizada; eso sucede incluso con familias completas.   

Así se celebran los cien años

“Durante todo el año jubilar por el centenario de la parroquia, los días 7, excepto en junio que se tendrá el día 16 por la fiesta del Corpus Chisti, se invitará los gremios y grupos a participar en nuestros eventos especiales.

“Tuvimos la visita del Señor de la Misericordia de Ocotlán, la visita de Nuestra Señora de Zapopan, vendrá también Nuestra Señora de San Juan de los Lagos, Nuestra Señora del Rosario de Talpa. Tendremos también un Congreso Mariano y la visita de las reliquias de los Santos Mártires Mexicanos.

“Durante la celebración del año jubilar se podrá ganar la indulgencia plenaria los días 7 de cada mes”.

El señor cura afirmó que la presencia del señor Cardenal José Francisco Robles, Arzobispo de Guadalajara, alentó a la comunidad y reafirmó el compromiso de ser piedras vivas. “Para nosotros es un detonante para celebrar con gran alegría y mucho júbilo, estos primeros cien años”.

FB: Parroquia Nuestra Señora del Rosario de Jamay

Identidad religiosa

El monumento a Pio IX es una joya arquitectónica del estilo Art Nouveu. Se ubica en la plaza principal de Jamay y mide aproximadamente 25 metros de altura. Fue construido en el año 1875 por el párroco José María Zárate y es uno de los principales distintivos de esta población que el año 2018 estuvo nominada para obtener el título de Pueblo Mágico, que finalmente fue otorgada a Tlaquepaque. 

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

2 comments

Avatar
Ma. Guadalupe Cortés Godínez febrero 20, 2020 - 12:21 pm

Felicidades a nuestra Parroquia de Nuestra Señora del Rosario, por estos 100 años de vida Parroquial.
Un abrazo a todos. Mi agradecimiento y reconocimiento a los Sacerdotes, los que han pasado por ésta comunidad y los que actualmente están, el Sr Cura Héctor, el P. Miguel y el P. José.

Avatar
Rosa Rodríguez febrero 22, 2020 - 8:57 pm

Muy feliz de ser parte de ésta Parroquia y poder celebrar estos 100 años de vida Parroquial! Es una bendición de Dios para todos los que vivimos en Jamay, Dios bendiga a todos los que han hecho historia en este pueblo, Sacerdotes, Gobierno y pueblo en general!!!

Comments are closed.

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.