upc4

LAURA CASTRO GOLARTE

Cuando fray Antonio Alcalde llegó a Guadalajara ya traía la orden de no oponerse a la “desmembración” de la Diócesis. La indicación fue expresa desde que se confirmó que el fraile de la calavera ocuparía la mitra tapatía. Este hecho, en el inicio del Obispado del Siervo de Dios, fue fundamental tanto para el desarrollo de Guadalajara (Nueva Galicia/Jalisco) como para el de Nuevo León y su capital (Nuevo Santander/Monterrey). Voy por partes.
En mayo de 1771, como parte de un informe relativo al nombramiento del dominico para la Diócesis de Guadalajara, se incluyó la aceptación correspondiente a través del apoderado de Alcalde en España, fray Francisco Xavier Montero. En el documento se indica lo siguiente:

Informe de la Cámara de Indias sobre aceptación de fray Antonio Alcalde del Obispado de Guadalajara por su apoderado fray Francisco Xavier Montero.

En cuanto al consentimiento de la desmembración o división del Obispado, siempre que el rey lo tenga por conveniente, es condición expresa con que se erigieron todas las Iglesias de Nueva España y sobre el asunto hay un expediente general pendiente de algunos años a esta parte y en él se trata con particularidad de la división del Obispado de Guadalajara y erección de nueva Iglesia en Monterrey, capital del Nuevo Reino de León, cuyo punto está sin decidir.

Cámara extraordinaria de 16 de mayo de 1771
Al margen: Sres, Arco, Gimeno, Trespalacios.
Expídanse las cédulas de gobierno del Obispado de Guadalajara para D. fray Antonio
Alcalde, Obispo de Yucatán, añadiendo en la que habla con este prelado la cláusula que propone el señor fiscal de que ha de consentir y no oponerse a la desmembración y división del territorio de aquella Diócesis siempre que S.M., usando de su facultad real, quiera exigir en él alguna otra Iglesia […]

Esta información proviene de documentos que integran el Archivo de la Causa de Canonización del Siervo de Dios Antonio Alcalde. Como se sabe, lejos de oponerse, el vigésimo segundo Obispo de Guadalajara, fue un gestor incansable en la resolución de ese pendiente.
La primera solicitud de que se tiene noticia para una división data del siglo XVI. Israel Cavazos Garza, en su Breve historia de Nuevo León, escribió: “La enorme distancia a Guadalajara hacía necesaria la creación de un Obispado en Nuevo León. Los mismos Obispos de aquella Diócesis llegaron a plantear esta urgencia. El más remoto antecedente para la erección de una Diócesis en el Nuevo Reino de León se lee en las Capitulaciones firmadas por Luis de Carvajal en Toledo, en 1579”.

Por eso, hablamos de siglos para que los asuntos caminaran en la Nueva España. Patricia Osante se refiere al mismo periodo para relatar la conformación de ese territorio en su trabajo Orígenes del Nuevo Santander 1748- 1772: “El noreste de Nueva España se fue conformando, a finales del siglo XVI y principios del XVII, primero por Coahuila o Nueva Extremadura y, posteriormente, con el Nuevo Reino de León. Asimismo, a finales del siglo XVII y mediados del siglo XVIII quedaron establecidas las provincias de Texas o Nueva Filipinas y la Colonia del Nuevo Santander (hoy Tamaulipas), ésta fue la penúltima provincia que se estableció bajo el dominio español. Los límites de la nueva entidad político-administrativa quedaron definidos en 1748 con una extensión aproximada de 650 km de sur a norte y entre 250 y 300 km de oriente a poniente”.

¿Por qué cito tanto a Cavazos como a Osante? Porque en 1771 los territorios descritos pertenecían a la Diócesis de Guadalajara, esa cuyo desmembramiento sólo esperaba el visto bueno del rey para consumarse.
Con la orden de no oponerse, y ante el retraso de la venia real que nomás no llegaba, fray Antonio Alcalde pidió directamente al rey que nombrara a un Obispo Auxiliar justo para la atención de la feligresía en territorios tan lejanos. El 15 de diciembre de 1773 se cumplirán 250 años de aquella petición. Al cabo de cuatro años y no cuatro décadas o dos siglos, el rey respondió favorablemente y reconoció las gestiones de fray Antonio Alcalde para tal asunto. Estamos hablando de 1777, año en el que se ejecutó, por fin, la división de la Diócesis.
En una carta, fray Antonio Alcalde agradece las decisiones reales, es un poco larga, pero creo que vale la pena su transcripción para conocimiento de los admiradores del fraile de la calavera y para reflexionar en torno a decisiones lejanas que influyeron determinantemente en el devenir de los hoy estados de Jalisco, Nuevo León, Coahuila y Tamaulipas, por lo menos:

Señor:
Lleno de gozo mi corazón, recibo la Real Cédula de Vuestra Majestad fecha en Aranjuez, a nueve de junio de mil setecientos setenta y siete, en que se me participa haber sido del agrado de Vuestra Majestad mi humilde súplica hecha en cartas de 15 de diciembre de 1773 dirigida a que la dignación de Vuestra Majestad se sirviese concederme Obispo Auxiliar, para los santos fines, que en ella se expresaban en el Nuevo Reino de León, Coahuila, Texas, y Seno Mexicano; como asimismo se me participa estar ya satisfecha dicha mi súplica con la división, y nueva erección del Obispado del Nuevo Santander, en cuyo territorio se incluyen las tres expresadas Provincias; expresando asimismo estar ya nombrado para otro nuevo Obispado Fray Antonio de Jesús Sacedón, Religioso Descalzo de la Orden de San Francisco.
Por todo lo cual doy mil gracias a Dios Nuestro Señor, y a Vuestra Majestad pues a la verdad quedo libre con tan oportuna, y acertada providencia, de una espina que a la continua, sin ningún consuelo, molestaba mi conciencia.
Dios Nuestro Señor guarde la Católica Real Persona de Vuestra Majestad por felices y largos años en su Divina Gracia. Guadalajara. Noviembre 14 de 1777.
Señor Fray Antonio, Obispo de Guadalajara.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.