upc4

“Como me envió el Padre, así también yo los envío”

Sebastián Méndez Dorantes

El mes de octubre no solo es el mes del Rosario, sino que también es el de las Misiones. El décimo mes del año es el mes de los encargos, porque hay que recordar que el 12 de octubre se celebra el descubrimiento del continente americano, lo que abrió una nueva página a la forma de la evangelización universal.

El Padre José Luis Vega López es un misionero Xaveriano, originario de Zapopan, que estuvo en México durante su preparación (Guanajuato; Guadalajara; San Juan del Río, Querétaro) y después voló hasta el continente africano para aterrizar en Camerún.

El Padre José Luis se ordenó Sacerdote en 2010, y ha viajado para llevar la Palabra de Dios por países como Inglaterra, Escocia, Sierra Leona y Chad, donde se ha encontrado en situaciones diferentes, como las distintas religiones que se practican en esas regiones, o la participación en proyectos como la creación de escuelas, el apoyo a la sociedad, la convivencia y el aprendizaje.

Las misiones surgen del mandato de Jesús. Como está escrito en la Biblia, en Juan 20:21: “Entonces, Jesús les dijo otra vez: Paz a ustedes. Como me envió el Padre, así también yo los envío”. Es predicar el Evangelio, la Buena Noticia, pero no quedarse solo en palabras, sino ir acompañadas por las obras, pues el Evangelio conlleva otras actividades, no solo las que son religiosas.

La riqueza de la Iglesia es que tiene el cometido de llevar la Buena Nueva a quien no conoce al Señor Jesucristo”.

Cada congregación en la Iglesia católica cuenta con diferentes objetivos (carismas), para los Xaverianos su carisma es la misión, así como para otras congregaciones, como los Maristas, que su carisma puede ser la educación.

El Padre José Luis comentó que las misiones requieren siempre de apoyo, por parte de la Iglesia y la comunidad, y este apoyo ha existido desde siempre. El Papa busca impulsar las Misiones, pues un objetivo de la Iglesia es evangelizar en todos los rincones del mundo.

Las Misiones implican sacri­ficios al igual que ganancias, pues es dejar a la familia, el entorno y la cultura, saber que uno no podrá estar en eventos importantes de sus seres queridos, pero cada sacri­ficio conlleva una ganancia, como ver el surgimiento de los nuevos catequistas, la creación de proyectos como escuelas o pozos de agua, las estructuras van construyéndose y la Iglesia se va desarrollando. “Solo hay que salir, mas no abandonar nuestra cultura, abrirnos a los parámetros, a la vida, a la religión del nuevo lugar”. Crear un dialogo entre lo que los misioneros traen y lo que trae la sociedad, y así, llegar a la mejor forma de evangelizar.

“Todos tenemos algo que dar, poco o mucho, no solo en el templo, sino en la sociedad. No tengan temor, porque Jesús siempre nos acompañara. En México, uno de los países más católicos, tenemos una gran fuerza que nos da muchos dones, y estos hay que invertirlos; no solo son palabras, sino acciones, y hay que llevarlos todos los días, no solo en el mes de las misiones”.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.