upc4

Sebastián Méndez Dorantes

El Padre Enrique Ramírez, de la Parroquia de Nuestra Señora de la Salud, en Zapopan, dialogó con Semanario sobre la importancia del santo Rosario que se celebra este mes de octubre. 

El Rosario significa “corona de rosas”, ese camino de rosas que se le ofrece a la Virgen Santísima para que ella las ofrezca a nuestro Señor Jesucristo. 

“Es una oración en la que estamos recordando la encarnación de nuestro Señor Jesucristo, porque comienza con el Arcángel Gabriel, en el saludo a la Virgen María, y se complementa con la respuesta de santa Isabel. De forma posterior, se le añadió el nombre de Jesús para que lo pronunciáramos en mayores ocasiones. La primera parte sale de cuando el Señor enseña a orar a sus discípulos con el Padre Nuestro”. 

“Cada vez que hacemos un Rosario, estamos rezando, en realidad, el Evangelio puro”. 

El Rosario comenzó a rezarse promoviéndose entre aquellos que no sabían leer, y querían participar de una forma en el rezo de la liturgia. Hoy en día, como cristianos, le pedimos a María con por lo menos 50 Aves Marías (o 150 si queremos hacer el Rosario completo) que ruegue por mí, que soy pecador, por mis necesidades materiales y espirituales. 

El Padre Enrique Ramírez dijo que el Rosario es una forma de conseguir “indulgencias plenarias”, aunque con sus condiciones, como rezarse en una iglesia o un oratorio público. Si no pueden ir a la iglesia ese día, hay que orarlo como familia y no solo de forma ocasional, sino permanente. 

Octubre es el mes del Rosario porque se recuerda a los cristianos combatiendo contra los otomanos en Lepanto. Los musulmanes pretendían llegar a Roma y quedarse con la capital de los cristianos, y rezando el Rosario, a pesar de ser minoría, los cristianos obtuvieron la victoria. 

El año siguiente (1572), se estableció la de Nuestra Señora de las Victorias, el primer domingo de octubre, y después se dejó para el 7 de octubre el día de Nuestra Señora del Rosario, haciendo que octubre sea el mes dedicado a esta oración. 

En Guadalajara hubo una devoción tan grande que, en 1721, la Virgen de Rosario se volvió la Patrona de la ciudad contra las sequías. 

El Sacerdote destacó que es importante rezar el Rosario porque otorga gracias a los creyentes, purificando nuestras culpas, dándonos victoria sobre nuestros enemigos, nos da virtudes y nos mantiene en gracia con Dios. Además, no hay que olvidar que son 15 las promesas que la virgen hizo para aquellos que recen el Rosario. 

“Familia que reza unida, permanece unida” (Pablo VI).

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.