upc4

Hermanas y hermanos en el Señor:

De acuerdo al Evangelio de san Marcos, ¿qué es lo que predicaba Jesús? El evangelista nos presenta una síntesis de la predicación del Señor en cuatro slogans:

  1. Se ha cumplido el tiempo.
  2. El Reino de Dios ya está cerca.
  3. Arrepiéntanse.
  4. Crean en el Evangelio.

Los dos primeros slogans tienen que ver con el acontecimiento de que el tiempo de Dios se ha cumplido. Todas las antiguas promesas salvadoras del Mesías, del Salvador, de la Alianza, etc., llegan a cumplirse a plenitud en Jesús.
Jesucristo nos viene a manifestar en plenitud la llamada de Dios a la conversión, con su perdón y su infinita misericordia. Él es el cumplimiento de la Palabra amorosa y salvadora de Dios para con nuestra pobre humanidad.

Jesús es la presencia viva del Reino de Dios, la presencia del Padre entre nosotros, y a nosotros nos toca acogerlo como sus hijos.

¿Qué debemos hacer, entonces? Primero, arrepentirnos de que, en muchas ocasiones, no tenemos a Dios en cuenta en nuestra vida; lo ofendemos, lo desobedecemos, nos hacemos a un lado de su voluntad paternal y amorosa, hacemos mal uso de nuestra libertad.
Necesitamos arrepentirnos de que no estamos en el camino, de que no correspondemos al amor de Dios, de que no estamos a la altura de tanta misericordia.
Por otra parte, necesitamos tener fe, la convicción de que Dios nos habla a través del Evangelio para decirnos qué quiere de nosotros, qué espera y a dónde nos quiere llevar: a la plenitud de la participación de su vida.

El slogan “crean en el Evangelio” es muy oportuno escucharlo siempre, Para creer en la Palabra de Dios hay que escucharla, y Él nos dará el don de aceptarlo y creer en su poder salvador.
Por eso, es importante que le dediquemos a la Palabra de Dios la importancia y el tiempo suficientes en nuestra vida personal, profesional, familiar y comunitaria, para que pueda suscitar en nosotros la gracia de la fe.
Jesús llamó a los Apóstoles, a los que Él quiso asociar a su misión de proclamar la conversión. Llamó, entonces, a cuatro pescadores, en primer lugar, para hacerlos pescadores de hombres. Dejaron lo que estaban haciendo para sumarse a la misión de Jesús.

Esta misión el Señor la quiere compartir con todos los que hemos recibido la condición de ser hijos de Dios en el Bautismo, y quiere compartirla con todos los que hemos recibido el sacramento de la Confirmación.

Estamos llamados a ser testigos, mensajeros, apóstoles del Evangelio de Jesucristo. Un cristiano que no proyecta en su vida la fe en Jesús y en la forma de tratar bien a los demás, no tiene una fe completa, y no puede ser un verdadero cristiano.
El cristiano es el que abraza la fe en Jesucristo, escucha su Palabra y la obedece, y al escucharla se convierte en un testigo de Él, sin necesidad de proclamarlo. Viviendo la enseñanza de Jesús se convierte en un apóstol, en un mensajero, en un pescador de hombres, porque el testimonio de la vida siempre toca la conciencia y el corazón de quien conoce al verdadero discípulo de Jesús.

Yo les bendigo en el Nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Leave a Comment

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.