upc4

Quetzali Cárdenas
Michelle Fletes

Luchar por la custodia de los hijos ha provocado que algunos papás cambien su género en el registro civil, como una alternativa para obtener un juicio “justo” por parte de la autoridad.
En el 2022 se propuso la Ley Vicaria, con la intención de que se sancione a aquellos hombres que ejercen violencia vicaria en contra de su pareja. Dicha agresión, de acuerdo con Amnistía Internacional, es una forma de violencia de género por la que los hijos son utilizados como objeto para maltratar y ocasionar dolor a sus madres.
Además, la Dra. María Guadalupe Ramos Ponce, Profesora de la División de Estudios Jurídicos y Sociales del Departamento de Justicia y Derecho del Centro Universitario de la Ciénega (CUCiénega) de la Universidad de Guadalajara en Ocotlán, Jalisco, explicó que es una acción u omisión cometida específicamente contra una mujer con quien la persona agresora tenga o haya tenido relación, provocando un daño físico, psicológico, económico, patrimonial, emocional o de cualquier otro, por medio del maltrato, menoscabo, sustracción, daño, exposición al peligro u homicidio de sus hijas e hijos, o por medio de una persona vinculada afectivamente a la madre.
De acuerdo a la Encuesta Nacional sobre la dinámica de las relaciones en los Hogares (ENDIREH) 2021, se identifica que en México, 70.1 % de las mujeres de 15 años y más ha experimentado, al menos, una situación de violencia a lo largo de la vida. La violencia psicológica fue la de mayor prevalencia (51.6 %), seguida de la violencia sexual (49.7 %).

La violencia vicaria puede tener diversas características, las más comunes son:
1.Amenazas de llevarse a los niños y niñas, quitarle la custodia, hacerles daño o incluso matarlos.
2.Aprovechar la presencia de los hijos e hijas para insultar a la madre, hablar mal de ella, humillarla y amenazarla.
3.Interrumpir los tratamientos médicos o farmacológicos de los niños y niñas cuando deberían estar en tratamiento.
4.Utilizar los momentos del régimen de visitas para inventarse información dolorosa acerca de las hijas e hijos o la ausencia de información durante esos días.

VIOLENCIA POR INTERPÓSITA PERSONA
En Jalisco, la aprobación de la Ley Vicaria había permanecido los dos últimos años sin discutirse, mucho menos aprobarla. Debido a eso, hace unas semanas los legisladores convocaron a una sesión extraordinaria en la que eliminaron el concepto de violencia vicaria, llamándole ahora Violencia por Interpósita Persona, y no lo incluyeron como delito en el Código Penal del Estado de Jalisco.
Además, los diputados estatales aprobaron incluir el delito como violencia familiar, pero quedando en la legislación como un término binario y sin garantizar el reclamo de las víctimas, que es castigar a los progenitores varones que son agresores.
Cabe destacar que la Dra. María Ramos señaló que es solo una diferencia conceptual más que jurídica, ya que en la reforma aprobada a nivel nacional y en la entidad, la Violencia Vicaria y Violencia por Interpósita Persona se manejan como sinónimos.
La violencia vicaria suele confundirse con la alienación parental, que es manipular o inducir a los hijos para que rechacen, odien o le tengan miedo a uno de sus progenitores (ya sea al papá o a la mamá). La violencia vicaria, ha reconocido la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), sólo afecta a las mujeres, no a los varones; no se ejerce en contra de los padres, en cuyo caso dicha conducta puede ser combatida como delito de violencia familiar.

CONDUCTAS EN CONTRA DE LA MADRE
La especialista especifica cómo se manifiestan las conductas de violencia por interpósita persona, que aunque se identifican las mismas amenazas, también se suman las siguientes:

  • Utilizar a hijas y/o hijos para obtener información respecto de la madre;
  • Promover, incitar o fomentar actos de violencia física de hijas y/o hijos en contra de la madre;
  • Promover, incitar o fomentar actos de violencia psicológica que descalifiquen la figura materna afectando el vínculo materno filial;
  • Ocultar, retener o sustraer a hijas y/o hijos, así como a familiares o personas allegadas;
  • Interponer acciones legales con base en hechos falsos o inexistentes, en contra de las mujeres, para obtener la guarda y custodia, cuidados y atenciones o pérdida de la patria potestad de las hijas y/o hijos en común, y
  • Condicionar el cumplimiento de las obligaciones alimentarias a las mujeres y a sus hijas e hijos;
  • Cualquier otra forma análoga que lesione o sea susceptible de dañar la dignidad, integridad o libertad de las mujeres.

EN JALISCO CAMBIAN DE GÉNERO PARA ESTAR CON SUS HIJOS
Hoy; Jalisco continúa entre los cuatro Estados que no cuentan con la Ley Vicaria. Esta ley, en ciertos casos, puede ser interpretada de manera que culpabiliza al padre no custodio por cualquier conflicto que pueda surgir en la relación, incluso si este conflicto es resultado de la falta de acceso o de la obstrucción por parte del progenitor custodio. Por lo tanto, algunos padres que se encuentran en una situación donde se les impide o dificulta establecer una relación con sus hijos, han recurrido al cambio de género como una estrategia para evitar ser percibidos como una amenaza potencial por parte de las autoridades o del progenitor custodio.
Cuando alguien cambia de género de forma legal para poder hablar con sus hijos, generalmente implica que la persona está enfrentando obstáculos legales o sociales para mantener una relación significativa con sus hijos debido a su identidad de género.
En Jalisco, en 2023, alrededor 20 personas hicieron su cambio de género.
Mientras tanto, en el centro de convivencia del DIF Guadalajara acudieron alrededor de 251 padres de familia y 79 madres de familia que solicitan la convivencia de sus hijas e hijos.
GÉNERO A CONVENIENCIA
Por esto, algunos padres de familia han hecho este cambio de género a conveniencia. El artículo 38, del Reglamento del Registro Civil del Estado, habla de la modificación de datos personales contenidos en las actas del Estado Civil conforme a la identidad de género auto-percibida.
De esta manera, se apoyan en la modificación de la ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, en la que especifica que aplica para todas las mujeres y fue aprobada el pasado 5 junio del presente año.
FRAUDE A LA LEY
La Dra. María Guadalupe Ramos destaca que si un hombre cambia de género exprofeso, con esa finalidad, debería tener consecuencia, específicamente si es un hombre que ha ejercido la violencia vicaria: “El cambio de género no debería favorecerle, porque es claro que está cometiendo un fraude a la ley y simulando actos jurídicos. Ahí la persona juzgadora, aplicando los protocolos para juzgar con perspectiva de género, debería tener mucha atención a estos casos… Deberían plantearse algunas restricciones en la ley para prevenir este tipo de conductas”.
LOS NIÑOS, LOS MÁS AFECTADOS
Por su parte, Yazmín Fuentes Montpellier, psicóloga clínica y forense, presidenta del Consejo Interamericano para los Derechos de la Infancia y la Familia, al igual que José Ferreira, licenciado en Derecho, investigador civil de derechos humanos, buscan “concientizar a la sociedad de que se involucre y participe en la defensa de los derechos de la niñez y la familia”.
José Ferreira comentó que, desde el punto de vista de los derechos humanos, esta ley viola el artículo primero constitucional (referente derechos humanos), y el artículo cuatro (igualdad entre el hombre y la mujer).
NO CRIMINALIZAR POR SEXO
Yazmín Fuentes también declaró que no niegan la violencia, pero “no podemos generalizar a los sexos, creyendo que es la solución”, pues existen diversos roles, “pero no podemos criminalizar a un sexo y esperar que eso vaya a traer un avance social”. Por su parte, José Ferreira comentó que los derechos humanos son para todas las personas.

LEY IRRACIONAL
El Cardenal José Francisco Robles Ortega, Arzobispo de Guadalajara expresó no tener detalles sobre la Ley Vicaria, pero enfatizó que le parece una ley irracional e ilógica, y un extremo que los padres de familia lleguen al cambio de género para poder estar con sus hijos.
“Lo que se refiere a la ley es una contradicción, o sea, el derecho de los padres a ver a sus hijos, a estar con ellos, es un derecho que nadie se los puede quitar, no entiendo por qué se tenga que hacer una ley tan drástica como para cambiar de género y tener el goce de ese derecho… me parece una ley irracional”.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Leave a Comment

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.