upc4

Laura Castro Golarte

Las reformas al sistema de pensiones de 1997 y de 2007 prosperaron, en el primer caso, por el voto a favor sólo del PRI, que tenía la mayoría necesaria en el Poder Legislativo. En aquel año, PRD, PAN y PT votaron en contra pero no sirvió de nada. En 2007, la reforma que se votó a favor, propuesta desde la administración anterior, fue aprobada por PRI, PAN, Verde y dos partidos que ya no existen; en contra votaron las bancadas del PRD, PT y Convergencia, hoy Movimiento Ciudadano.
Es importante conocer esta información ahora que ya se aprobó, incluso en el Senado, una reforma que corrige los golpes contra los trabajadores mexicanos que significaron las reformas de Zedillo y Fox–Calderón. Sí, para seguir muchas pistas.
Lo fundamental de este proceso es que los trabajadores en México afectados por la ley de 1997, hoy, se podrán jubilar con 100 por ciento de su último salario devengado, gracias al Fondo de Pensiones para el Bienestar que entrará en operación al mes siguiente de las elecciones del 2 de junio de 2024.

La iniciativa siguió la ruta legislativa y ya concluyó con la aprobación por mayoría en el Senado: 68 votos a favor, 41 en contra y dos abstenciones; los diputados votaron 252 a favor, 212 en contra y cuatro abstenciones de dos morenistas y de dos priístas.

La reforma pasó a pesar de las mentiras y tergiversaciones urdidas por opositores políticos y por algunos medios de comunicación, cuyos locutores no tuvieron empacho en falsear la información por intereses electorales. El gran problema con esta actitud es que a quien se engaña es a quien supuestamente se quiere proteger. No hay, entre quienes mintieron con respecto a la reforma de las AFORES, la más mínima conciencia social o consideración con respecto a los trabajadores mexicanos, a los mexicanos en general.
Mentir y tratar de manipular de esa manera con respecto a los ahorros de los mexicanos de toda su vida, es criminal. La información falsa, tergiversada, manipulada genera miedo, incertidumbre, coraje y eso era lo que los opositores querían, sin importarles tantito la estabilidad hasta emocional de los directamente afectados.

La reforma ya aprobada implica, principalmente, la conformación de un fondo solidario con varias fuentes: 40 mil millones de pesos de ahorros no reclamados a las AFORES, lo confiscado a través del Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado y utilidades de empresas paraestatales, entre otros. El fondo será administrado por el Banco de México, según se propuso, y en mayo se publicarán las leyes y reglas de operación de esta reforma para que empiece a funcionar a partir del 1 de julio de este año.

Con la reforma de Zedillo, un trabajador que ganaba 10 mil pesos al mes se jubilaba con 2 mil 700. Aumentó el número de semanas de cotización de 500 a 1250 y eso, aparte, alargó el periodo para el retiro; esto afectó a trabajadores en general. La reforma de Fox–Calderón también llegó a los trabajadores al servicio del Estado prácticamente en los mismos términos.
En 2020, ya en esta administración, se aprobó una reforma que corrigió en parte el desastre de Zedillo y Calderón y, curiosamente, fue aprobada por todos los partidos, menos el PRD; este dato es importante e interesante. De 1250 semanas de cotización se redujo a 700, pero de todos modos los trabajadores no se podían retirar con 100 por ciento del último salario devengado, así que, la reforma aprobada tiene como propósito aportar el complemento para que así sea y volver al siguiente escenario: un trabajador que gana 10 mil pesos al mes recibirá una pensión de 10 mil pesos al mes; y esto nada más es un ejemplo.
A nadie le están robando sus AFORES porque, además, si alguien pide su pensión no reclamada hasta ahora, la va a obtener, le corresponde, es su derecho; son recursos que no prescriben, no se pierden; y será con una cantidad justa que responda al trabajo de toda una vida.
La reforma es a favor de los trabajadores mexicanos, y esto es preciso remarcarlo y subrayarlo de manera exhaustiva contra la mezquindad y la inconsciencia de quienes afirman lo contrario con fines electoreros.

Fe de errata. Por un error involuntario en la edición 1421, página 8, se publicó un artículo de la columna Faro y Brújula que ya había se había dado a conocer.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Leave a Comment

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.