upc4

DOMINGO XIX

Pbro. J. Jesús Suárez Arellano

IDEAS PARA EL CELEBRANTE

Es sorprendente cómo muchas personas viven con temor: miedo a la enfermedad, miedo a perder sus bienes materiales y sus seres queridos, miedo a su propia muerte, miedo del hoy, miedo del mañana.  Jesús nos tranquiliza diciéndonos: “¡No teman!  ¡No pierdan la esperanza!  ¡Tengan fe!” Incluso cuando atravesamos días difíciles, no deberíamos perder nuestra fe y esperanza; deberíamos estar siempre alertas a la venida amorosa del Señor en medio de nosotros y a trabajar para que suceda…

En esta celebración pidámosle al Señor que nos mantenga siempre alertas para descubrir su presencia amorosa…

SALUDO

Jesús, el Señor, está aquí con nosotros.  Somos sus compañeros si mantenemos la confianza que tuvimos en Él desde el principio.

¡Él esté siempre con ustedes!  R/ Y con tu espíritu.

ACTO PENITENCIAL

Reconozcamos ante el Señor que a veces hemos dejado de creer plenamente en sus promesas y en su futuro.  (Pausa)

•             Señor Jesús: tú nos dices: No teman. Confíen en mí.  R/ Señor, ten piedad.

•             Cristo Jesús: Tú nos pides que estemos siempre dispuestos a abrirte la puerta cuando llames.  R/ Cristo, ten piedad.

•             Señor Jesús, tú esperas de nosotros que, como fieles siervos tuyos, te sirvamos en los hermanos.  R/ Señor, ten piedad.

Señor, que tu bondadoso perdón fortalezca nuestra fe y nuestra esperanza.

Y llévanos a la vida eterna.  R/ Amén.

LECTURAS

Sabiduría 18, 6-9: Cuando el pueblo de Dios tenía que pasar por pruebas y dificultades, recordaba que Dios ya los había liberado en la noche de la primera Pascua, y que, con la certeza de que los protegería de nuevo, podrían seguir unidos tanto en los buenos tiempos como en los días de peligro…

Salmo 32: Dios nos ha escogido, cubre nuestras necesidades y nos libra de la muerte porque nos ama… por eso nos alegramos, y confiamos y esperamos en Él…

Hebreos 11, 1-2. 8-19: Abrahán, nuestro padre en la fe, le creyó a Dios y confió en sus promesas y por eso se puso en marcha hacia donde Dios lo guiaba… Abraham es nuestro modelo, incluso cuando, como él, no veamos aún hacia dónde nos conduce Dios…

Lucas 12, 32-48: Jesús nos invita a no tener miedo nunca, ya que debemos confiar en que nuestro Padre quiere darnos el Reino, eso nos motivará para compartir nuestros bienes y así hacernos un capital en el cielo y para estar siempre atentos y vigilantes realizando bien nuestras tareas y tratando a nuestros hermanos como Dios nos ha encomendado…

ORACIÓN DE LOS FIELES

Oremos con confianza a nuestro Dios fiel y bondadoso, y digámosle: “Señor, en ti ponemos toda nuestra confianza”.

1.            Para que la Iglesia lleve la luz de la fe a donde haya oscuridad e indiferencia, esperanza a donde haya fatalismo y desesperación, y amor a donde haya odio, conflictos y luchas, roguemos al Señor.

2.            Para que los pastores, profetas, testigos de la fe, y todos los que tienen como tarea mantener viva la esperanza de un mundo mejor se dejen guiar por el Espíritu Santo y de él reciban toda su fuerza, roguemos al Señor.

3.            Para que los desalentados a causa de las pruebas, de los problemas y temores, sigan creyendo y esperando en un Dios que conduce todo a buen fin, roguemos al Señor.

4.            Para que todos nosotros crezcamos en la certeza de que nuestro compromiso por la justicia y el amor y nuestro sacrificado servicio en la vida de cada día son necesarios para que las promesas de Dios lleguen a realizarse, roguemos al Señor.

5.            Para que en nuestras comunidades aprendamos a compartir lo que tenemos unos con otros y a dar testimonio de nuestra viva esperanza, y entonces preparar el retorno glorioso del Señor, roguemos al Señor.

Señor, sabemos que nos quieres y que cuidas de nosotros. Confiamos en ti, nuestro Dios vivo, por los siglos de los siglos.  R/ Amén.

INVITACIÓN A RECITAR EL PADRENUESTRO

Con Jesús, nuestro Señor, nos encomendamos a nuestro Padre siempre fiel a sus promesas y esperando de él todos los bienes con confianza le decimos: R/ Padre nuestro…

INVITACIÓN A LA COMUNIÓN

Éste es el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo, dichosos los siervos a quienes el Señor, cuando venga, los encuentre despiertos porque les ofrecerá un puesto a su mesa y les servirá y dichosos nosotros invitados a comerlo hoy.  R/ Señor, no soy digno…

DESPEDIDA Y BENDICIÓN

Hermanos:

Hemos vigilado y orado con el Señor.

Seamos personas que esperan y trabajan para hacer posible su retorno glorioso, dispuestos para abrir la puerta tan pronto como él venga y llame, ya que quien llama – sea amigo conocido o extraño desconocido – representa al Señor mismo en persona.

Que la bendición de Dios todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo descienda sobre ustedes y permanezca para siempre.  R/ Amén.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.