upc4

IV DOMINGO DE ADVIENTO

Pbro. J. Jesús Suárez Arellano

IDEAS PARA EL CELEBRANTE / GUÍA

Nuestro mundo está lleno de gente ordinaria, humilde, que vive en la obscuridad y, sin embargo, algunas personas como ésas han cambiado el curso de este mundo.  Dentro de la historia de la Iglesia honramos hoy a la primera persona que procede de ese medio ambiente ordinario.  Una frase sencilla suya, un humilde “SÍ”, cambió el curso del mundo y de la futura Iglesia.  Con la canción popular preguntaremos: “¿Quién será la mujer…?”  Ella es María.  Su SÍ a Dios, su “Heme aquí”, le dio a ella (y a nosotros) a Jesús, el Hijo de Dios.  Ello hizo posible el “Aquí estoy, vengo para hacer tu voluntad” de Jesús.  El SÍ de María y el de Jesús nos llama a nosotros y a toda la Iglesia hoy a dar nuestro SÍ incondicional a Dios.

A veces, para solucionar nuestros problemas humanos recurrimos a medios fuertes, como autoridad, influencia, dinero y poder.  Pero, los métodos de Dios son totalmente diferentes de los nuestros.  Para salvar al mundo y a nosotros se une a la gente en su debilidad y se hace humano como nosotros.  El Salvador nace no en la capital de un gran país, sino en una pequeña aldea.  Nace en la pobreza.  Él derriba el poder del mal con la aparente debilidad de humildad, obediencia y servicio.  Una mujer sencilla y un niño frágil están en el origen de nuestra salvación.  Reconozcamos la forma sorprendente y asombrosa de la venida de Dios.

Pidamos en esta celebración que podamos unirnos a Jesús y a María en su “SÍ”.  Y de ese modo podremos cambiar el curso del mundo hoy.

SALUDO

Benditos los que creen, con María, que el Señor cumplirá sus promesas.

El Señor esté con ustedes.  R/ Y con tu espíritu.

ACTO PENITENCIAL

1. Dios Visita a su Pueblo

Con demasiada frecuencia hemos dicho “no” a Dios, y a los hermanos que nos suplicaban y pedían nuestra ayuda. Pidámosles que nos perdonen.  (Pausa)

•             Señor Jesús, María dijo su “Sí” a Dios y de este modo tú pudiste nacer como uno de nosotros: R/ Señor, ten piedad.

•             Cristo Jesús, tú dijiste tu “Heme aquí” al Padre y a toda la humanidad y así pudiste traernos vida y amor. R/ Señor, ten piedad.

•             Señor Jesús, tú invitas a todos y a cada uno a decir SÍ a Dios y a los hermanos, junto contigo y con tu madre: R/ Señor, ten piedad.

Ten piedad de nosotros, Señor, y perdona nuestros pecados.

Haz que nos confiemos totalmente a ti y llevemos a cabo tus planes, de modo que nos puedas llevar a la vida eterna.  R/ Amén.

2. Cómo viene Dios

¿Estamos dispuestos a acoger al Señor y dejarle que trabaje en nosotros, no a la manera como nosotros queremos, sino según sus planes?  Examinemos nuestra conciencia.  (Pausa)

•             Señor, tú viniste a restaurar nuestra fuerza viniendo a nosotros en debilidad humana.  R/ Señor, ten piedad.

•             Cristo Jesús, tú nos hiciste ricos en gracia por tu pobreza y humildad.  R/ Señor, ten piedad.

•             Señor, tú desplegaste tu poder salvador sirviendo y sufriendo por nosotros.  R/ Señor, ten piedad.

Ten misericordia de nosotros, Señor, sálvanos a nosotros y al mundo del mal del pecado,

conviértenos y condúcenos a tus caminos y llévanos a la vida eterna.

LECTURAS

Miqueas 5, 1-4a: Un rey pastor, nacido en la humildad, traerá paz y salvación a su pueblo…

Salmo 79: Pastor de Israel escúchanos, resplandece, despierta tu poder, sálvanos, ven a visitarnos, cuídanos, protégenos, danos vida para que invoquemos tu nombre…

Hebreos 10, 3-10: Cuando Jesús viene, se entrega totalmente a su Padre.  ¿Podemos nosotros decir, con él: “Aquí estoy Señor para cumplir tu voluntad”?

Lucas 1, 39-44: Cuando María, una mujer humilde y de fe, llevaba en su vientre al frágil Hijo de Dios hace una visita a su prima Isabel… visita de cariño, pero sobre todo de servicio…

ORACIÓN DE LOS FIELES

Con María firmemente creemos que Dios está cumpliendo sus promesas.  Con María también rogamos al Padre: “Señor, danos a tu Hijo”.

1.            Para que la Iglesia, Pueblo de Dios, acoja a Jesús con calor y alegría, en los pequeños y en los pobres.  Roguemos al Señor.  R/ Señor, danos a tu Hijo.

2.            Para que los que tienen el corazón orientado hacia la paz traigan al mundo la armonía y la cooperación que Jesús, Príncipe de la Paz, quiso otorgarnos, roguemos al Señor.  R/ Señor, danos a tu Hijo.

3.            Para que la justicia florezca en nuestros días, que los necesitados se colmen de bienes, y que haya amor y compasión entre las personas al aceptar a Jesús como a su Salvador, roguemos al Señor. R/ Señor, danos a tu Hijo.

4.            Para que los que ha perdido el camino y los que viven en la noche de la duda y del temor lleguen a conocer quién es su Salvador, roguemos al Señor: R/ Señor, danos a tu Hijo.

5.            Para que todas nuestras comunidades crezcan en unidad y amistad, y en entrega al servicio generoso y desinteresado, roguemos al Señor.  R/ Señor, danos a tu Hijo.

Dios y Padre amoroso, danos a tu Hijo ya que lo necesitamos para hacernos nuevos a nosotros y a nuestro mundo.   En él ponemos toda nuestra esperanza, ahora y por los siglos de los siglos.  R/ Amén.

INVITACIÓN A ORAR CON EL PADRENUESTRO

Con las palabras de Jesús, nuestro hermano, oremos a nuestro Padre común para que, como María, sepamos cumplir su voluntad.  R/ Padre nuestro.

INVITACIÓN A LA COMUNIÓN

Éste es Jesús, el Señor, que dijo, al venir a este mundo: “Oh Dios, aquí estoy para hacer tu voluntad”.

Dichosos nosotros invitados a recibirlo como alimento para nuestra vida, él nos ayudará a descubrir y a cumplir la voluntad de Dios.  R/ Señor, no soy digno…

DESPEDIDA Y BENDICIÓN

Nos acercamos a la Navidad y nos sentimos ya llenos de gozo.

Que la nuestra no sea una alegría profunda, que proceda de decir siempre SÍ a Dios, a sus planes, a su amor…

Que desarrollemos la capacidad de entrega generosa a los que nos rodean…

El Señor esté con ustedes…

Que la bendición de Dios todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo descienda sobre ustedes y los acompañe siempre.  R/ Amén.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.