upc4

Pbro. J. Jesús Suárez Arellano

IDEAS PARA EL CELEBRANTE / GUÍA

¿Has tenido tú alguna vez la experiencia de herir fuertemente a alguien, pero que la persona ofendida te perdonara, quizás con dificultad, pero aceptando tu disculpa y el problema se acabó?  ¿Recuerdas qué aliviado te sentiste, como si fueras una nueva persona?   Así es como Dios sigue perdonándonos a nosotros: él nos vuelve a hacer nuevos cada vez.  ¿Vivimos nosotros como perdonados, como pueblo nuevo?  ¿Hacemos nuevos a otros con nuestro perdón? 

Algunas personas, cuando han pecado, especialmente si ha sido de forma grave, tienen miedo de que Dios las esté buscando para castigarlas, como un policía que tiene que aplicar la ley.  Hoy aprenderemos de Jesús que Dios va más allá de la ley, porque perdona y sigue perdonando.  Ésta es la actitud que aprendemos de Dios.  Mira a tu propio corazón y date cuenta de que necesitas perdón.  Y así, repetidas veces.  Entonces, perdonarás también fácilmente a otros.

Que en esta celebración encontremos a Jesús, paciente y misericordioso, como perdonó a la mujer adúltera a quien iban a apedrear…

Pidámosle a Jesús la capacidad de perdonar siempre, incluso cuando todavía sentimos la herida infligida.

SALUDO

Con San Pablo decimos hoy: “Olvidándome de lo que queda en el pasado, me esfuerzo por lo que hay en el futuro y corro hacia la meta, hacia el premio al que Dios nos llama”.

La fuerza del Señor, Jesús, esté siempre con ustedes.  R/ Y con tu espíritu.

ACTO PENITENCIAL

Durante esta cuaresma hemos ido mirando hacia adentro de nosotros mismos para darnos cuenta de que somos pecadores necesitados de salvación.  Busquemos sinceramente el perdón del Señor.  (Pausa)

•             Señor Jesús, tú no nos arrojas piedras ni quieres que tampoco las arrojemos contra nadie.  R/ Señor, ten piedad.

•             Cristo Jesús, tú no nos condenas porque has venido a salvar lo que estaba perdido y quieres que seamos libres y que tengamos vida.  R/ Cristo, ten piedad.

•             Señor Jesús, tu nos dices que vayamos y no pequemos más.  R/ Señor, ten piedad.

Ten misericordia de nosotros, Señor, perdónanos, haznos nuevos y llévanos a la vida eterna.  R/ Amén.

LECTURAS

Isaías 43, 16-21: Dios le dice a su pueblo escogido, que sufre en el desierto: Las grandes obras de salvación realizadas en favor de ustedes en el pasado no son nada comparadas con las que realizaré en el futuro; haré una nueva creación…

Salmo 125: El Señor ha hecho maravillas por nosotros, nos ha hecho renacer… Se siembra con dolor, pero se cosecha con alegría…

Filipenses 3, 7-14: Pablo nos dice que conocer a Jesús es lo más importante y nos da testimonio de que por Él hay que renunciar a todo y unírsele por la fe, conocerlo y experimentar su muerte y resurrección… Por eso, debemos esforzarnos en conquistar aquello para lo que Cristo nos ha conquistado… dejemos lo pasado y lancémonos a conquistar la meta futura…

Juan 8, 1-11: La misión de Jesús no es juzgar ni condenar… sino perdonar y dar nuevas oportunidades en la vida para que las personas puedan alcanzar la plenitud… Así trató a la mujer sorprendida en adulterio (incluso y sorprendentemente, ¡así trató a los escribas y fariseos!)…

 ORACIÓN DE LOS FIELES

Con su amor, Dios quiere hacer siempre nuevo al mundo. Encomendemos a su misericordia nuestras intenciones y las de nuestros hermanos y hermanas. Y digamos: “Señor del amor misericordioso, en ti confiamos”.

1.            Por la Iglesia a la que amamos, para que sea en nuestro mundo un lugar y un signo de perdón y reconciliación, roguemos al Señor.

2.            Por los que condenan y por los condenados, roguemos al Señor.

3.            Por los hogares rotos; y también por las familias bien unidas, roguemos al Señor.

4.            Por los que se sienten heridos por los problemas de la vida; y también por los que siguen esperando, roguemos al Señor.

5.            Por los gobernantes y los que tienen alguna autoridad, para que presten atención a las necesidades del pueblo, y para que no aplasten a nadie con su poder, roguemos al Señor.

6.            Por nuestras comunidades cristianas, para que sigan aceptando a todos con comprensión y compasión, roguemos al Señor.

Señor Dios nuestro, te damos gracias por escucharnos y por mostrarnos tu misericordia, por medio de Jesucristo nuestro Señor.  R/ Amén.

INVITACIÓN A RECITAR EL PADRENUESTRO

Con las palabras de Jesús nuestro Señor pedimos a nuestro Padre del cielo que nos perdone,

como nosotros perdonamos a otros.  R/ Padre nuestro…

INVITACIÓN A LA COMUNIÓN

Éste es el cordero de Dios, que no nos condena, sino que crea con nosotros un nuevo comienzo.

Dichosos nosotros invitados a escuchar sus palabras de perdón y a comer su pan de vida.  R/ Señor, yo no soy digno…

DESPEDIDA Y BENDICIÓN

Hermanos: Hemos oído hoy la invitación del Señor a no encerrarnos en nosotros mismos, en la mediocridad del pasado, sino a partir decididamente hacia el futuro con fresca generosidad.  Este futuro no se realizará sin dificultades:

El Señor nunca promete una vida fácil, pero promete estar siempre con nosotros.

Que así sea, con la bendición de Dios todopoderoso que descienda sobre ustedes, Padre, Hijo y Espíritu Santo, por los siglos de los siglos.  R/ Amén.

Podemos ir con la alegría y la fuerza del Señor.  R/ Demos gracias a Dios.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.