upc4

DOMINGO XV

Pbro. J. Jesús Suárez Arellano

IDEAS PARA EL CELEBRANTE

Muchas familias veneran la Palabra de Dios, tanto que tienen una Biblia en sus casas.  Es de esperarse que también la lean, la mediten y la apliquen a sus vidas de cada día… La Palabra de Dios es poderosa, pero al mismo tiempo es tan humilde y frágil, como una semillita, que debemos recibirla y arroparla bien…

En la naturaleza, se esparcen muchas semillas, y, sin embargo, no todas brotan y producen fruto…

En la relación de nosotros con la Palabra de Dios sucede algo parecido.  El Señor continúa sembrando incansablemente su Palabra entre nosotros como una invitación, un llamado, un reto…

¿Permitimos que la Palabra germine y eche raíces en nuestro corazón?  ¿Cuál es el fruto que producimos?  ¿Somos generosos produciendo una cosecha rica y hermosa?

SALUDO

La Palabra de Dios es viva y activa: Es Jesús nuestro Señor.  Él sigue proclamando su mensaje en nuestros corazones.

El Señor Jesús esté siempre con ustedes.  R/ Y con tu espíritu.

ACTO PENITENCIAL

En silencio, con humildad, reconozcamos que algunas veces escuchamos la palabra de Dios y, aunque la respetamos, no siempre vivimos conforme a ella.  Por eso, pidamos al Señor que nos perdone.  (Pausa)

•      Señor Jesús, Palabra viva de Dios, toca nuestras mentes y nuestros corazones para que sepamos vivir como Tú nos pides.  R/ Señor, ten piedad.

•      Cristo Jesús, Palabra poderosa de Dios, danos profundidad y fidelidad, para que tu mensaje no se marchite en nosotros.  R/ Cristo, ten piedad.

•      Señor Jesús, Palabra humilde de Dios, haznos receptivos para acogerte a ti y a tu mensaje de vida.  R/. Señor, ten piedad.

Oh, Dios y Padre nuestro, por tu bondad, pronuncia sobre nosotros tu poderosa palabra de perdón y llévanos a la vida eterna.  Amén.

LITURGIA DE LA PALABRA

Isaías 55, 10-11: El profeta compara la Palabra de Dios con la lluvia y la nieve que tienen una tarea que cumplir antes de evaporarse para volver al cielo: empapar la tierra, fecundarla, hacerla germinar para que dé semilla y alimento…

Salmo 64: Dios es un Sembrador que cuida y prepara la tierra con llovizna, riego y bendiciones… Obtiene frutos… Alegremente da de comer a los rebaños… Toda la naturaleza aclama y canta…

Romanos 8, 18-23: Pablo nos da un mensaje de esperanza: la gloria futura vale más que todos los sufrimientos presentes.  Mientras tanto, aguardamos la redención de nuestra naturaleza humana y la de toda la creación…

Mateo 13, 1-23: Jesús, desde una barca, enseña a la multitud que permanece en la orilla.  Hoy cuenta a todos la parábola del sembrador y, luego, la explica a sus discípulos en privado… La semilla, que representa a la Palabra de Dios, es lanzada con generosidad en todas direcciones, pero el fruto dependerá de la calidad y preparación del terreno…

ORACION DE LOS FIELES

Celebrante: Oremos al Señor que siembra y cosecha, para que podamos acoger con entusiasmo su Palabra y responder a sus urgentes llamados.  Y digámosle: “Señor, escucha a tu pueblo”.

1.    Por los que siembran y difunden la Palabra de la Buena Noticia de salvación: pastores y misioneros, catequistas, educadores en la fe y padres de familia, para que sigan sembrando la semilla aun cuando no vean fruto inmediatos.  Roguemos al Señor.

2.    Por los que no se sienten movidos aún por la Palabra de Dios, para que en nuestra Iglesia proclamemos la Palabra de tal forma que ellos capten que es importante para su vida y su felicidad.  Roguemos al Señor.

3.    Por los que han permanecido sordos a la Palabra de Dios, para que se sientan movidos por ella, cuando vean que florece y da fruto en las vidas de los buenos cristianos.  Roguemos al Señor.

4.    Por los enfermos, los que viven solos, los que sufren o lloran, para que la Palabra de Dios les lleve consuelo, les dé el valor para aguantar su dolor y para seguir esperando en un Dios de amor y bondad.  Roguemos al Señor.

5.    Por nosotros y por nuestras familias, para que no permitamos que los afanes y preocupaciones de la vida asfixien la palabra de Dios en nosotros.  Roguemos al Señor.

Celebrante: Señor, que tu Palabra no retorne a ti sin que dé fruto en nosotros, y que nuestras súplicas no retornen a nosotros sin que tú las hayas escuchado. Te lo pedimos por Jesucristo nuestro Señor.  R/ Amén.

INTRODUCCIÓN AL PADRENUESTRO

Unidos a Jesús el Sembrador, hablémosle a nuestro Padre con palabras de confianza, compromiso y esperanza.  R/ Padre nuestro…

INVITACIÓN A LA COMUNIÓN

Éste es Jesús, el Señor resucitado, que siembra en nuestros corazones la buena semilla de su mensaje.  Él mismo es la semilla y el Pan de Vida.  Escuchémoslo y comámoslo para dar frutos dichosos.  R/ Señor, yo no soy digno…

DESPEDIDA Y BENDICIÓN

Hermanos: Hemos escuchado a Jesús, que es la Palabra viva de Dios…

Vayámonos a sembrar su Palabra y seamos su rostro visible para el mundo de manera que lleguemos a ser una bendición para todos.

Y que la bendición de Dios todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo

descienda sobre ustedes y los acompañe siempre.  R/ Amén.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.