upc4

¿Cómo podemos ser verdaderamente felices?

VI DOMINGO

Pbro. J. Jesús Suárez Arellano

IDEAS PARA EL CELEBRANTE / GUÍA

La gente que tiene todo lo que cree necesitar, no se abre fácilmente a Dios ni a otras personas.  Por otra parte, personas que atraviesan dificultades son generalmente más abiertas a los demás, más receptivas a la ayuda y al amor de Dios y de los hermanos, y por consiguiente, son también más abiertas para ver las necesidades de otros y para ayudarles; ya que saben por experiencia lo que significa ser pobre, preocupado, afligido y dependiente de otros…

Jesús nos enseña hoy a ser personas dispuestas a sentir nuestras propias necesidades y a depender de Dios.  Así nos abriremos más fácilmente a nuestro prójimo, tanto para recibir como para dar… Por eso reconozcamos ahora nuestra pobreza, nuestras limitaciones y nuestra dependencia ante el Señor.

Porque a los soñadores, a los desdichados, a los que sufren y los que son perseguidos, el Señor les asegura: “¡Considérense felices y dichosos, porque yo estoy con ustedes!  Nunca los abandonaré.  Los cargaré sobre mis hombros, porque ustedes son conscientes de su pobreza y confían en mí”.

Pidamos al Señor que nos cuente entre los pobres que confían en él y que nos acoja en su reino de bienaventuranza…

SALUDO

Que las bendiciones vengan sobre ustedes que confían y esperan en el Señor.

La gracia del Señor Jesús esté siempre con ustedes.  R/ Y con tu espíritu.

ACTO PENITENCIAL

En silencio, humildemente, reconozcamos que frecuentemente estamos tan llenos de todo que no dejamos lugar para Dios ni para los hermanos… Pidamos ahora perdón a Dios y también, mentalmente, a quienes hemos despreciado… (Pausa)

•      Señor Jesús, tú te hiciste pobre por nuestra causa para enriquecernos con tu perdón y con tu vida.  R/ Señor, ten piedad.

•      Cristo Jesús, tú viniste para unirte a nosotros en nuestras miserias, para curarnos y para traernos gozo y alegría.  R/ Cristo, ten piedad.

•      Señor Jesús, tú provocas en nosotros hambre de amor duradero para colmarnos con tu felicidad eterna.  R / Señor, ten piedad.

Perdona nuestras debilidades, Señor, y haz que vivamos para ti y para los hermanos.  Concédenos una vida generosa y feliz y llévanos a la vida eterna.  R/ Amén.

LECTURAS

Jeremías 17, 5-8: Dios pide a su pueblo que escoja en donde quiere poner su confianza: en las fuerzas humanas o en la ayuda de Dios… Lo primero es una maldición, lo segundo es una bendición…  Solamente el camino de Dios conduce a la felicidad…

Salmo 1: Quien no sigue el camino de los malvados sino el de Dios será como un árbol plantado junto al río…

1 Corintio 15, 12. 16-20: La fe en la resurrección de Cristo nos hace felices… Esa es la señal y promesa de que nuestros pecados están perdonados, de que la vida vale la pena, y de que un día resucitaremos con él…

Lucas 6,17.20-26: Considérate afortunado si eres pobre, si tienes hambre, si lloras y si eres rechazado, porque estás abierto al crecimiento y al cambio que Dios te dará…  De los autosatisfechos es de quienes debemos tener lástima, porque se cierran al futuro prometido por Dios…

ORACIÓN DE LOS FIELES

Celebrante: Jesús nos ha ofrecido su propia definición de quiénes son felices y nos ha indicado por quienes hay que sentir compasión.  Pidámosle que aprendamos a juzgar y a vivir según sus criterios, y digámosle: “Señor, escucha nuestra oración”.

1.     Por los pobres y afligidos, para que el Señor les conceda descubrir y promover los valores del Reino; por los satisfechos, para que el Señor transforme sus corazones y los haga capaces de amar generosamente.  Roguemos al Señor.  R/ Señor, escucha nuestra oración.

2.     Por los que padecen hambre, para que el Señor mismo les dé el pan de vida eterna, y a nosotros nos inspire a compartir con ellos nuestro pan de cada día; y por los que se sienten ahora llenos de sí mismos, que el Señor les despierte su hambre interior y abra sus corazones para que confíen en él y sean generosos.  Roguemos al Señor.  R/ Señor, escucha nuestra oración.

3.     Por los que ahora lloran, para que el Señor los consuele con su amor; y por los que ahora ríen, para que les recuerde la seriedad de la vida y los haga capaces de reflexionar y cambiar de actitudes.  Roguemos al Señor.  R/ Señor, escucha nuestra oración.

4.     Por los que son insultados, odiados, rechazados por vivir y anunciar el evangelio, para que el Señor una sus sufrimientos a su pasión redentora; por los que buscan alabanzas, halagos y adulación, para que el Señor los despierte de su autocomplacencia y les revele la misteriosa felicidad de su cruz, roguemos al Señor.  R/ Señor, escucha nuestra oración.

Celebrante: Señor Jesucristo, tú quisiste experimentar la pobreza, el hambre, el sufrimiento, la persecución y la ilusión por un mundo mejor como tantas personas en el mundo de la pobreza y la miseria.  Haznos participar en la novedad de tu vida de resucitado y que nuestras vidas proclamen la felicidad a la que nos llamas, porque tú eres nuestro Señor y Salvador por los siglos de los siglos.  R/ Amén.

INTRODUCCIÓN AL PADRE NUESTRO

Con los que tienen hambre de pan, de amor y de felicidad, roguemos al Padre del cielo con las palabras que su Hijo Jesús nos enseñó. R/ Padre nuestro…

INVITACIÓN A LA COMUNIÓN

Este es el Señor, Jesús, que dijo: “Dichosos ustedes los que ahora pasan hambre”.  Por eso dichosos nosotros, invitados a saciarnos en la mesa del Señor.  R/ Señor, no soy digno…

DESPEDIDA Y BENDICIÓN

Hermanos: “¿Maldición o bendición?”  Elijan, nos dijo Jeremías.

“¿Felices ustedes o Ay de ustedes?”  Nos cuestionó Jesús, por medio del evangelista Lucas.

Seamos conscientes de nuestra propia indigencia; de que, después de todo, ante Dios somos mendigos que tenemos que abrir nuestras manos y extender nuestros brazos hacia él, para lograr una felicidad auténtica y duradera…

Que nunca nos tenga que decir el Señor un “ay de ustedes” sino un “eres bienaventurado”, contágialo…

Y la bendición de Dios todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo descienda sobre ustedes y permanezca para siempre.  R/ Amén.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.