upc4

XIII DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO

Pbro. J. Jesús Suárez Arellano

IDEAS PARA EL CELEBRANTE

En la Palabra de este domingo meditamos que Dios está a favor de la vida plena y nos invita a luchar, junto con él,  contra sus dos grandes enemigos: la enfermedad y la muerte.  A pesar de que nosotros, si somos sinceros, o estamos enfermos o andamos medio muertos (o muertos).

Ya desde el Antiguo Testamento se nos asegura: “Dios no hizo la muerte” y el ministerio de Jesús y su resurrección son la prueba de que la muerte ha sido vencida desde su raíz.

Sabemos que la vida, aunque  frágil y quebradiza, es el más hermoso regalo de Dios, pero experimentamos que la enfermedad nos anticipa y nos hace participar de la muerte (física) que llegará inevitablemente… Casi todos tenemos miedo a la muerte propia o de nuestros seres queridos,  ¿cómo podemos reconciliar esto con nuestra fe en un Dios que nos ha creado para Vivir?  ¿Estamos convencidos de que Dios está a favor de la Vida y es enemigo de la muerte?

No siempre lo percibimos claramente, pero, al menos, sabemos que desde que Cristo resucitó de entre los muertos, la muerte ha sido vencida y la muerte (de nuestro cuerpo) no es el final de nuestra historia porque hay otros niveles de Vida que sólo la fe nos hace descubrir.

Encontrémonos con Jesús aquí y ahora, en esta celebración,  reafirmemos nuestra fe en él como Señor de la Vida, pidámosle que nos ilumine y que nos toque con su fuerza curativa y su poder revivificador. 

SALUDO

Hermanos: Estamos ahora reunidos en el nombre del Señor Jesús que nos trajo vida y salvación.

Su gracia y su Vida estén siempre con ustedes.  R/ Y con tu espíritu.

ACTO PENITENCIAL

Busquemos ahora, en un momento de silencio, el perdón del Señor: el pecado ha sido para nosotros la peor enfermedad y la peor muerte que nos hemos provocado a nosotros mismos y a nuestros hermanos.  (Pausa)

•      Señor Jesús, tú, moriste por nosotros y resucitaste derrotando a la muerte de una vez y para siempre.  Señor, ten piedad.  R/ Señor, ten piedad.

•      Cristo Jesús, tú eres el dador de Vida.  Les devolviste la salud a los enfermos y reviviste a los muertos. Cristo, ten piedad.  R/ Cristo, ten piedad.

•      Señor Jesús, tú eres el defensor de la Vida.  Curaste a los heridos por el pecado y les devolviste su esperanza y confianza.  Señor, ten piedad.  R/ Señor, ten piedad.

Que el Señor, que venció la enfermedad del pecado, nos libre de todas nuestras culpas, nos restaure a la plenitud de la Vida y nos lleve a la vida eterna.  R/ Amén.

LECTURAS

Sabiduría 1, 13-15. 2, 23-24: Dios nos creó para vivir en justicia, para vivir bien y para ser inmortales… Y el diablo, por envidia, introdujo la muerte en el mundo…

Salmo 29: El Señor nos libra del dolor, de la muerte y de nuestros enemigos… nos da alegría y gozo…

2 Corintios 8, 7. 9. 13-15: Dios nos invita a ser generosos como Jesús que se hizo pobre para enriquecernos a todos… quiere que compartamos para que vivamos todos como iguales…

Marcos 5, 21-43: Jesús cura a una mujer y resucita a otra, la hemorroísa y la hija de Jairo; a una se le iba la vida, la otra estaba “dormida”… Él quiere que nuestra fe nos alcance la Vida plena, que nos levantemos y vivamos en plenitud…

ORACIÓN DE LOS FIELES

Acabamos de renovar nuestra fe en un Dios que nos creó para la Vida.  Con esta confianza, encomendémosle las enfermedades del mundo y de la Iglesia.  Confiadamente, digámosle después de cada petición: R/ Señor de la vida, escucha nuestra oración.

1.     Para que la Iglesia continúe compasivamente el ministerio de curación de Jesús, confortando a los enfermos, liberando a los oprimidos y protegiendo a los pobres y débiles.  Oremos.  R/ Señor de la vida, escucha nuestra oración.

2.     Para que en aprendamos a compartir generosamente nuestros bienes y conocimientos especialmente con los que tienen menos y viven en angustiosa necesidad.  Oremos.  R/ Señor de la vida, escucha nuestra oración.

3.     Para que el personal de la salud tenga un gran respeto por la vida y se sienta siempre motivado para cumplir su misión humana y cristiana.  Oremos.  R/ Señor de la vida, escucha nuestra oración.

4.     Para que la fe y la esperanza de los enfermos y moribundos sean firmes, cimentadas en la vida y la resurrección nuestro Señor Jesucristo y, que unidos a él, encuentren un sentidos a sus sufrimientos y, llegado el momento, descubran que la muerte física es el paso a la Vida definitiva.  Oremos.  R/ Señor de la vida, escucha nuestra oración.

5.     Para que en nuestras comunidades nos responsabilicemos los unos de los otros, nos tratemos con el amor del Señor y nos cuidemos y enriquezcamos mutuamente compartiendo nuestros los dones materiales y espirituales.  Oremos.  R/ Señor de la vida, escucha nuestra oración.

Oh Dios, a ti debemos nuestra existencia, de ti nos viene todo lo bueno.  Ayúdanos a vencer al mal y a todas las formas muerte por medio de Jesucristo, nuestro Señor.  R/ Amén.

INVITACIÓN A ORAR CON EL PADRENUESTRO

Oremos a nuestro Padre celestial con la plegaria de Jesús, que se hizo pobre para enriquecernos a todos entregándonos su vida: R/ Padre nuestro…

INVITACIÓN A LA COMUNIÓN

Este es Jesucristo, el Señor, que dijo: “Tu fe te ha sanado”.  Dichosos nosotros invitados a comerlo convertido en pan de Vida que nos levanta y nos fortalece para ayudar a nuestros hermanos y nos encamina la vida eterna.  R/ Señor, no soy digno…

DESPEDIDA  Y BENDICIÓN

Hermanos: hemos partido palabra y pan con el Señor…

Dios quiere que vivamos; y Jesús nutre nuestra Vida.

Procuremos vivir plenamente individual y comunitariamente.

El Dios todopoderoso los bendiga, el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.  R/ Amén.

Pueden ir a compartir unos con otros sus bienes materiales, la paz y el poder curador y salvador del Señor.  R/ Demos gracias a Dios.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.