upc4

III DOMINGO DE PASCUA

Pbro. J. Jesús Suárez Arellano

IDEAS PARA EL CELEBRANTE / GUÍA

Quizás sintamos envidia de los apóstoles, porque vieron y experimentaron a Jesús después de que resucitó de entre los muertos.  Pero, no hay ninguna razón para tenerles envidia, pues, si tenemos fe,

nosotros también lo podemos experimentar como resucitado, vivo, presente y compartiendo nuestra vida.

Sabemos que él está aquí todo el tiempo, cuando sufrimos contratiempos y fracasos y cuando nos regocijamos por acontecimientos bellos en nuestra vida.  Él está aquí cuando nos fortalecemos y animamos unos a otros y cuando compartimos una comida de amistad, y, especial y profundamente, cuando participamos llenos de amor en el banquete de su palabra y en la eucaristía.

Levantemos nuestras cabezas y sintámonos felices: ¡El Señor Resucitado está con nosotros en nuestra vida y nos manda a apacentar a sus ovejas!

SALUDO

Al que está sentado en el trono y al Cordero toda alabanza, honor, gloria y poder.

¡El Señor Resucitado esté con ustedes!  R/ Y con tu espíritu.

ACTO PENITENCIAL

En un momento de silencio, reconozcamos que cuando pecamos, es como si quisiéramos dejar al Señor fuera de nuestra vida.  Pidámosle ahora que nos perdone y presentémosle nuestro propósito de cambio.  (Pausa)

•             Señor Jesús, tú caminas a nuestro lado cuando sufrimos y luchamos, aunque con frecuencia no te reconocemos.  R/ Señor, ten piedad.

•             Cristo Jesús, te encontramos a ti cuando animamos a los enfermos y desalentados, aunque frecuentemente no nos damos cuenta de que en ellos estás tú.  R/ Cristo, ten piedad.

•             Señor Jesús, tú estás presente cuando compartimos nuestra alegría y amistad en torno a la mesa y cuando preparas ante nosotros el banquete de la eucaristía.  R/ Señor, ten piedad.

Ten misericordia de nosotros, Señor, perdona nuestros pecados y renueva nuestra alegría. Camina a nuestro lado y llévanos a la felicidad de la vida eterna.  R/ Amén.

LECTURAS

Hechos 5, 27b-32. 40b-41: Ninguna amenaza de los poderosos puede silenciar a la Iglesia que da testimonio del Señor Resucitado… Como los apóstoles, nosotros también podemos contar con la fuerza del Espíritu Santo y llenarnos de alegría al sufrir por Jesús…

Salmo 29: Te alabaré Señor porque me has salvado, tu bondad es eterna, convertiste mi llanto y mi clamor en alegría y danza…

Apocalipsis 5, 11-14: El apóstol Juan anima a los cristianos perseguidos con una visión celestial… Ve a Jesús en su gloria, aunque fue sacrificado, ahora está vivo y glorioso… Y los que han recibido Vida de él comparten su victoria y gloria…

Juan 21, 1-19: Los discípulos pasaron toda lo noche intentando, sin éxito, pescar… Jesús, a quien no reconocen, los está esperando en la orilla con pescado asado y pan… Les indica echar las redes a la derecha y pescan 153 peces grandes… Juan lo reconoce, Pedro se lanza a su encuentro, Jesús les pide más pescado… Celebra con ellos y para ellos… después de comer, Jesús pregunta tres veces a Pedro si lo ama, le ratifica su misión de apacentar sus ovejas, le anuncia cómo morirá y le vuelve a decir: ¡Sígueme!…

ORACIÓN DE LOS FIELES

Pidamos a nuestro Señor Jesucristo por todos los que dan testimonio de él en su vida y apostolado, y digamos: “Señor Resucitado, escucha nuestra oración”.

1.            Señor Jesús, tus apóstoles trabajaron como pescadores toda la noche sin resultado alguno. Mantén el ánimo y la fortaleza de todos tus apóstoles de hoy que trabajan sin éxito aparente. Oremos.  R/ Señor Resucitado, escucha nuestra oración.

2.            Señor Jesús, al principio los apóstoles no te reconocieron.  Con frecuencia nosotros tampoco percibimos que tú estás aquí.  Haznos conscientes de que tú estás siempre con nosotros. Oremos. R/ Señor Resucitado, escucha nuestra oración.

3.            Señor Jesús, hoy la red de la Iglesia continúa llenándose con pueblos de todas las partes del mundo.  Que no se rompa esa red, sino que pueda acoger y acomodar a todos.  Oremos. R/ Señor Resucitado, escucha nuestra oración.

4.            Señor Jesús, también hoy en muchos lugares se les advierte y se les prohíbe a tus mensajeros hablar en tu nombre.  Para que tus testigos te obedezcan a ti más que a los hombres, y prediquen sin miedo tu palabra. Oremos.  R/ Señor Resucitado, escucha nuestra oración.

5.            Señor Jesús, tus discípulos también hoy son perseguidos; se les encarcela y tortura.  Dales el valor y la fortaleza para mantenerse fieles y para sobrellevar sus sufrimientos con alegría. Oremos.  R/ Señor Resucitado, escucha nuestra oración.

6.            Señor Jesús, que nuestras comunidades cristianas te den gloria, honor, alabanza y, sobre todo, su amor total para que tú puedas enviarnos a pastorear a nuestros hermanos.  Oremos.  R/ Señor Resucitado, escucha nuestra oración.

Celebrante: Señor, ¡qué bueno es estar aquí contigo y saber que nos escuchas!  Tú eres nuestra fuerza, nuestro amor y nuestra alegría, ahora y por los siglos de los siglos. Amén.

INVITACIÓN A RECITAR EL PADRENUESTRO

Con plena confianza oremos a nuestro Padre en el cielo con las palabras y los sentimientos de su Hijo Jesucristo el Resucitado.  R/ Padre nuestro…

INVITACIÓN A LA COMUNIÓN

Éste es Jesucristo, el Señor, que nos dice a nosotros, sus discípulos de hoy: “Vengan a comer del banquete que les he preparado”.  Él toma pan de su cuerpo y nos lo reparte.  Dichosos nosotros que sentimos que el Señor está aquí a nuestro lado y que nos alimenta.  R/Señor, yo no soy digno…

DESPEDIDA Y BENDICIÓN

Hermanos: ¡Qué bueno que hemos tomado más conciencia de cómo el Señor Resucitado está con nosotros, no sólo cuando nos reunimos para reflexionar su palabra o celebrar la eucaristía, sino en todos los momentos de nuestra vida de cada día!

Aprendamos a percibir los signos de su presencia en la gente que encontramos, en el bien que otros nos hacen y en todo lo que hacemos de bueno los unos por los otros.

Que esto nos dé entusiasmo y alegría para continuar en el seguimiento de nuestro amigo Jesús.

Y la bendición de Dios todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo, descienda sobre nosotros y nos acompañe siempre.  R/ Amén

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.