upc4

PBRO. JOSÉ ANTONIO LARIOS SUÁREZ
SECCIÓN DIOCESANA DE PASTORAL DE
EDUCACIÓN Y CULTURA

La romería de Nuestra Señora de Zapopan en el devenir de los siglos ha sido celebrada y manifestada de muchas maneras, de acuerdo a las circunstancias sociales, políticas y religiosas; en ocasiones con el acompañamiento pastoral de los obispos y sacerdotes, otras tantas sin este importante acompañamien -to, de una manera u otra, la devoción de los fieles siempre ha estado allí.
El Señor Cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo, a menos de dos meses de iniciado su ministerio pastoral en nuestra diócesis, impulsó el nombramiento de la Virgen de Zapopan como Patrona de la Arquidiócesis de Guadalajara; fruto de su visión y empeño pastoral, el 11 de octubre de 1989 se efectuó este título que pone a toda una Iglesia local bajo el amparo, intercesión y modelo de la Virgen María en su advocación de Zapopan, advocación original y originaria de la fe en todo el occidente mexicano.
A partir de allí, la devoción de toda una comunidad, sus manifestaciones de fe, se convierten en la celebración oficial de la comunidad diocesana, la celebración del pueblo; sin sufrir cambios ni modificaciones en detrimento de la piedad popular, ahora se eleva a la categoría de fiestas patronales de la Arquidiócesis, donde se pretende que toda la comunidad diocesana tome parte, se involucre, conozca a su patrona, la celebre, la imite, se comprometa a vivir los valores del Evangelio según su ejemplo.
Desde la declaración del patronato diocesano, contamos con textos litúrgicos para esta celebración; en toda la diócesis se debe celebrar en grado de solemnidad, los pastores y fieles acudiendo al lugar o a distancia, celebramos el misterio de la Virgen Madre de Dios, que, en nuestra diócesis tiene un nombre, un rostro concreto que amalgama, nuestro origen, nuestra historia, nuestro proceso.

Ha habido avances pastorales considerables en cuanto a esta casi tricentenaria celebración, como solemnidad litúrgica diocesana, sin embargo, a 34 años de este nombramiento hay mucho por hacer en provecho de los fieles.
Cada parroquia tiene un patrón, un buen párroco o sacerdote, no se contenta con preparar las cuestiones logísticas prácticas de la procesión, el programa de las fiestas, los eventos culturales, los adornos; un buen pastor, junto con su equipo pastoral prepara a sus fieles con catequesis, espiritualidad, concientización del compromiso de fe a que nos mueve el patronato de Cristo, de la Virgen o del santo, según sea el caso.
Esto mismo debe suceder en la diócesis; con las redes sociales y medios de comunicación se ha avanzado, sin embargo, podemos mejorar más en una preparación anual seria, espiritual y pastoral.

FALTA PREPARACIÓN ESPIRITUAL
Cada año, desde meses atrás hay reuniones periódicas para preparar la logística práctica de la celebración, sin embargo, en comparación con la preparación logística, la preparación espiritual y pastoral está muy por debajo de lo que debería ser.
El Congreso Zapopano, quiere ser un recurso diocesano para quienes formamos esta Iglesia particular conozcamos los orígenes de nuestra evangelización, de nuestra diócesis, el papel que ha jugado la Virgen de Zapopan en nuestra historia civil y eclesiástica, el compromiso social y cristiano al que nos conduce esta devoción.
El congreso pretende ayudarnos a pasar de una manifestación de piedad a la vivencia de la fe convertida en espiritualidad diocesana que aterriza en el compromiso evangelizador del que todos debemos ser protagonistas.
Este congreso está dirigido para todos los fieles, esperando que principalmente los participantes de la romería se den la oportunidad de asistir.

Ojalá que la memoria colectiva que nos reúne en torno a la Virgen de Zapopan, año con año para darle nuestra gratitud, se convierta, por la evangelización y la catequesis, en una memoria colectiva consciente, capaz de ubicar en el tiempo y el espacio las maravillas de la intercesión y protección de la Virgen, para que siguiendo su pedagogía y proceso evangelizador, nosotros junto con ella participemos activamente en la construcción de la Iglesia de Jesucristo que peregrina en Guadalajara.

Los esperamos a todos el sábado 9 de septiembre de 10 de la mañana a 7 de la noche, en el Santuario de los Mártires, contaremos con la presencia de la imagen de Nuestra Señora de Zapopan, dos obispos, sacerdotes, ponentes muy competentes, celebración de la Hora santa, la santa Misa y el rosario, las manifestaciones de fe propias de la Guardia de Honor de la Virgen, los cuarteles de danzas, el mariachi, los ministerios de alabanza, testimonios y presencia de Grupos y Movimientos laicales de nuestra diócesis.
Que este segundo Congreso Zapopano sea un medio eficaz evangelizador para que las ya cercanas fiestas patronales de nuestra arquidiócesis dejen los frutos espirituales y pastorales que Dios quiere para su Iglesia.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.