upc4

Indispensable el derecho a la propiedad

Luis Sánchez

Esta semana, la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco (CEDHJ), presentó la obra titulada Fundamentos del Derecho Humano al buen gobierno, una recopilación de textos distribuidos en ocho capítulos, donde se aborda desde la doctrina y documentos internacionales, la necesidad de garantizar los derechos humanos desde la óptica de una gestión pública eficaz y eficiente, en resumen, desde un buen gobierno.

Dentro de los 8 capítulos que componen el libro, se encuentra el Capítulo V “El derecho a la propiedad. Recuento histórico y crítico de un derecho en desuso”, capítulo especial, ya que tuve el honor de ser su coautor, junto al Dr. Freddy Lara Pacheco, y en esta semana de su lanzamiento, me gustaría compartirlo con ustedes a través de este espacio: Todas y todos quienes vivimos en una democracia, tenemos derecho a tener un buen gobierno; que sea eficaz y eficiente a la hora de dar respuesta a los problemas de la ciudadanía (los problemas públicos), y en la medida que cumpla con ello, garantice una vida digna donde se respeten los derechos humanos, en este escenario, el Estado a través de sus iniciativas de ley, proyectos, políticas públicas, programas, planes etc., a través de las distintas dependencias, protege, promueve y garantiza los derechos humanos.

Uno de los derechos humanos que en la actualidad se sigue violando, es el derecho a una vivienda digna; dado que el régimen de propiedad privada se ha transformado a lo largo de la historia, a partir de los cambios políticos y sociales, que han traído consigo los distintos movimientos, revoluciones, declaraciones y leyes, se ha generado la necesidad de regular este derecho y buscar ampliar su cobertura. En este sentido, la intención del capítulo escrito, es hacer un recuento histórico-crítico del derecho a la propiedad, el cual, a pesar de ser considerado inherente al individuo (natural), y que no puede ser usurpado por el Estado, además de revisar los movimientos que generados por la necesidad de las personas, han derivado en estos cambios y modificaciones al status del régimen de propiedad en distintos países.

Actualmente, la especulación inmobiliaria en las áreas metropolitanas de las principales ciudades del mundo y de México, la gentrificación, los altos precios en las rentas, la falta de espacios dignos a un precio razonable en zonas con conectividad, entre otros tantos factores, ocasionan que el derecho a la propiedad sea, en efecto, un derecho reconocido, pero no garantizado para toda la ciudadanía.

Por ello es importante que el derecho a la propiedad esté en el centro de la discusión pública, no solamente sea desde la lógica de no permitir asentamientos irregulares y ordenamiento de territorio, sino desde generar políticas públicas desde una perspectiva de derechos humanos, que pongan como base la dignidad de las personas y se garantice este derecho, pues el Estado tiene una deuda pendiente con la población, ya que, al momento, el derecho a la propiedad es una valoración para evidenciar intereses particulares dentro de la sociedad civil, por lo que se está en presencia de un edicto de tolerancia revocable.

Les invito a leer este capítulo y el resto de los 8 que componen este gran acervo, disponible en https://cedhj.org.mx/colecciondeestudios_libros.asp

Nos leemos la siguiente semana con mejores noticias y recuerda luchar, luchar siempre, pero siempre luchar, desde espacios más informados, que construyen realidades menos desiguales y pacíficas.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.