upc4

SERGIO ESTRADA

Los matrimonios que nunca existieron”, es el título del libro presentado por Mons. Mario Medina Balam, Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Yucatán y el maestro Gerardo Cruz, del Instituto Mexicano de Doctrina Social Cristiana (imdosoc).
En el documento explican cuáles son los verdaderos matrimonios y cuales no, a través de requisitos que la Iglesia exige para reconocerlos como tal. A través de preguntas y respuestas, los autores resuelven los cuestionamientos y dudas de los feligreses.
¿Cuáles matrimonios son válidos y cuáles no? Mons. Medina explicó que el Matrimonio bien celebrado y natural es indisoluble como sacramento de la Iglesia, cumpliendo con los requisitos. Sin embargo, dijo, si una pareja se casa ante la Iglesia y hubo hijos, pero se comprueba que por diversas circunstancias no se celebró válidamente, entonces nunca existió y no es válido.

DIVORCIO Y NULIDAD MATRIMONIAL
El Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Yucatán, explicó que alrededor del 40 por ciento de los matrimonios son indisolubles, a esto se debe que en la Iglesia se tiene el concepto de “indisolubilidad matrimonial”.
“La realidad es que muchos matrimonios católicos donde las parejas que se casan, pero se divorcian civilmente, ese divorcio civil para la Iglesia equivaldría a una separación de la convivencia conyugal, pero no hay separación del vinculo conyugal, porque el vinculo permanece”, subrayó el académico de la Universidad Pontificia de México.

“Para que un matrimonio sea válido en la Iglesia se basa en el canon 1057 párrafo II, que dice: “sólo se puede celebrar válidamente el matrimonio entre personas jurídicamente hábiles y cuya manifestación del consentimiento sea de manera legítima; el consentimiento se debe emitir deliberadamente entre personas jurídicamente hábiles, deben ser capaces naturalmente, habiendo suficiente uso de razón, dirección del juicio, libertad y la posibilidad de llevar a cabo el matrimonio”, resaltó el Dr. en Derecho Canónico.

IMPEDIMENTOS PARA CASARSE
Para la Iglesia hay doce impedimentos matrimoniales, divinos o naturales, por ejemplo: impotencia sexual, causas de inmadurez, trastornos de personalidad, enfermedades de tipo espiritual y parentesco de consanguinidad, entre otras, señaló el Obispo Auxiliar de Yucatán Mons. Mario Medina Balam. Enfatizó que la forma legítima de realizarse un Matrimonio es la forma canónica, frente a un Sacerdote o diácono facultados para llevar a cabo el Matrimonio.
Apuntó que cuando un matrimonio está viviendo dificultades, en la Iglesia las normas del derecho canónico establecen una posibilidad de separación de los cónyugues porque esta en peligro la vida y la integridad, pero depende de las circunstancias de cada pareja, que se analizan detalladamente.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Leave a Comment

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.