upc4

DR. ROBERTO ARIAS DE LA MORA
ACADÉMICO DE EL COLEGIO DE JALISCO

Respecto al orden constitucional, al menos son tres los principios fundamentales del federalismo.
El principio de separación, por el que se dispone un reparto de facultades legislativas entre órdenes de gobierno.
El principio de autonomía, la cual es reconocida a cada orden de gobierno, respecto al ámbito de competencias distribuidas conforme al principio de separación.
Y el principio de participación, por el que las entidades federativas están representadas y participan de las decisiones de la federación y que, bajo nuestro actual modelo bicamaral, integrado por la Cámara de Diputados y el Senado de la República, tal representación y participación se materializa a través de la segunda cámara.


Es preciso advertir que, conforme al principio de separación, la distribución de competencias legislativas que realiza la Constitución resulta difusa.

De acuerdo con Jorge Carpizo (2003), en la Constitución se pueden encontrar distintos tipos de competencias:

  1. Las que son expresamente reservadas a la federación (artículo 73, cuya última fracción contiene la regla de las facultades implícitas, entendidas como aquellas necesarias para el ejercicio de las anteriores).
  2. Reservadas a las entidades federativas, que se encuentran tanto como obligación (artículo 4º en materia de títulos, por ejemplo); o bien, que se presuponen sin estar establecida expresamente en la Constitución (por ejemplo, el “tener una constitución” se presupone del artículo 41).
  3. Prohibidas a la federación, que establecen límites claro (por ejemplo, el artículo 71, fracción IV. “…No podrán tener carácter preferente las iniciativas de adición o reforma a esta constitución…”.
  4. Prohibidas a las entidades federativas, que puede ser prohibición absoluta (las contenidas en el artículo 117).
  5. O bien, prohibición relativa que son aquellas que podrán realizar previa autorización del Congreso General (artículo 118).

  6. OTRO TIPO DE FACULTADES
    Además de las expresamente otorgadas o prohibidas, otro tipo de facultades que vale la pena repasar rápidamente son las siguientes 1.-Facultades coincidentes, que implican un cierto criterio de división, tanto de manera amplia (artículo 17, “Las Leyes federales y locales establecerán los medios necesarios para que se garantice la independencia de los tribunales”); o restringida (artículo 73, fracción XXV, “…así como para dictar, las leyes encaminadas convenientemente a entre la Federación, las Entidades Federativas y los municipios el ejercicio de la función educativa…”) 2.-Facultades Coexistentes, que refieren a una misma facultad que en parte le corresponde a la federación y otra parte le corresponde a la entidad, (artículo 73, fracción XVII, “dictar leyes sobre vías generales de comunicación”; lo que implica que las vías locales de comunicación son atribución de los estados 3.-Facultades de Auxilio, son aquellas por medio de las cuales constitucionalmente se prevé auxiliar una autoridad a otra. (Artículo 119, los Poderes de la Unión tienen el deber de proteger a las entidades federativas contra toda invasión o violencia exterior, les prestaran igual protección siempre que sean excitados por la legislatura de la entidad federativa o por el Ejecutivo, si aquella no se encuentra reunida…”).
    Finalmente, sobre la existencia de las facultades concurrentes, se puede advertir que son facultades que no se encuentran expresamente atribuidas a la Federación ni prohibidas a los Estados, por lo que los estados pueden regularla; sin embargo, si la federación, en ejercicio de la fracción XXXI del artículo 73, decide legislarla, su regulación derogará a la de los Estados.

  7. ENSAYOS DE COLABORACIÓN Y AUTONOMÍA
    Este breve repaso acerca del origen, principios, y distribución difusa de competencias en el contexto del federalismo mexicano nos permite dimensionar la enorme complejidad inherente a las relaciones intergubernamentales que predominan en nuestro país.

  8. Por ello, históricamente el régimen político mexicano ha recurrido a factores externos al régimen federal con el ánimo de superar eventuales escenarios de parálisis en la acción de los distintos gobiernos.

  9. El más conocido fue el ejercicio de un presidencialismo exacerbado que, apelando a la disciplina partidaria del otrora partido dominante, el Revolucionario Institucional, se impuso frente a los gobernadores de los Estados. Entre los años de 1946 y el 2000, tal imposición dejo una estela de 51 gobernadores que debieron renunciar o solicitar licencia del cargo.
    Con la alternancia partidaria en la presidencia de la República del año 2000, los primeros años del siglo XXI ciertamente dieron cuenta del ensayo de otro mecanismo informal por la vía de la consulta, que se concretó en la denominada Conferencia Nacional de Gobernadores; cuyos alcances, sin embargo, fueron francamente limitados.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.