upc4

Israel Magallanes Godoy

Avanzada está la causa del Venerable Padre Moisés Lira Serafín para su beatificación, así lo señaló a Semanario la Hna. Beatriz Ruiz Rodríguez, de la Congregación Misioneras de la Caridad de María Inmaculada, fundada en 1934 por el Misionero del Espíritu Santo Moisés Lira Serafín, nacido en el poblado de Tlatempa ubicado a poco más de 3 kilómetros al sudeste de Zacatlán, Puebla.

Con 6 hermanos, hijos de doña Juliana Serafín y don Pedro Lira, Moisés, el más chico, nació el 16 de septiembre de 1893. A los 5 años de edad murió su mamá e inició para el menor de la familia Lira Serafín la etapa de orfandad y vida itinerante. A los 17 años ingresó al Seminario Palafoxiano de Puebla. 4 años después conoció al Venerable P. Félix de Jesús Rougier y se convirtió en el primero en ingresar a la Congregación de Misioneros del Espíritu Santo que había fundado el Padre Rougier.

BONDADOSA ATENCIÓN A LOS ENFERMOS
Desde el inicio de su formación religiosa manifestó su deseo de ser santo por el camino de la pequeñez espiritual. A los 24 años, en la Ciudad de México, emitió su profesión religiosa y el 14 de mayo de 1922 fue ordenado Sacerdote en la ciudad de Morelia, Michoacán. El dinamismo de su ministerio sacerdotal se manifestó en la atención a los enfermos, principalmente en los hospitales. Visitaba a los presos, a quienes les llevó el consuelo de Jesús Eucaristía. Fue un gran director espiritual y extraordinario confesor…, se dedicó a escuchar, orientar e iluminar la vida de las personas que acudía a él, invitándolas a realizar el apostolado de la bondad. Desarrolló su ministerio en plena persecución religiosa, arriesgando su vida. Con el fin de protegerlo y que continuara su formación académica teológica, fue enviado a Roma, en donde de 1926 a 1928 estudió en la prestigiosa Universidad Gregoriana y en la Pontificia Universidad Angelicum.

A su regreso a México, descubrió que tenía una misión en la Iglesia: esparcir la semilla de la pequeñez espiritual. 14 años antes de su muerte, expresó: “Me siento con un corazón muy grande para encerrar a todo el mundo, es decir, quisiera remediar todo mal, con una inmensa caridad”. El 25 de junio de 1950, a la edad de 57 años, murió con fama de santidad. Sus restos se encuentran en el Templo Expiatorio Nacional San Felipe de Jesús, en la Ciudad de México. El 4 de febrero del 2000 se introdujo la causa de su canonización. 13 años después, el Papa Francisco lo declaró Venerable con la promulgación del decreto de las Virtudes Heroicas. El pasado 12 de diciembre, en Roma, se llevó a cabo el Consistorio de Cardenales y Obispos en el que analizaron los resultados de un presunto milagro del Padre Moisés Lira Serafín, dando voto positivo.

ESPIRITUALIDAD DE INFANCIA ESPIRITUAL El secreto de su santidad está en la experiencia de hijo pequeño amado del Padre. Encontró en la pequeñez espiritual su medio de santificación, escribió:
“Es necesario ser muy pequeño, para ser un gran santo”. Por la fe se aventuró a recorrer la vida de Jesús por el camino de la pequeñez: “Hay que ganar a Jesús, haciéndonos pequeñitos”.
(Para cualquier información o donativo, comunicarse al 5555473139 con la Hna. Beatriz Ruiz Rodríguez).
Facebook: Misioneras de la Caridad de María Inmaculada.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Leave a Comment

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.