upc4

Laura Castro Golarte

Desde hace ocho años el Padre Guillermo Uribe López, Párroco de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, en El Salto, Jalisco, emprendió un proyecto de intervención integral al que llamó URDIMBRE, en el marco de la Pastoral Social de la Iglesia católica que opera en tres dimensiones: (1) asistencia, (2) promoción y educación y (3) liberación y desarrollo, para la “superación de la pobreza y la construcción de la paz”.
El motor de este proyecto es la unidad y cohesión social, es decir, recuperación del tejido social, de ahí su nombre, el fortalecimiento de la participación social para la construcción del bien común, el desarrollo de una economía solidaria mediante la capacitación para el empleo y la práctica del cooperativismo y la consolidación de la identidad humana y cristiana. Por eso se trata de una iniciativa de intervención integral enfocada en personas de escasos recursos de la comunidad de la Parroquia.
Para ponerlo en práctica, se construyó y se trabaja hoy en día en un edificio de tres pisos que representan, simbólicamente, esas tres dimensiones. En el primero, que es la parte asistencial, se otorgan servicios de salud, alimentación, ropa y albergue. Funcionan comedores (durante la pandemia se llegaron a servir mil comidas diarias), un dispensario médico, apoyo a personas con discapacidad (sillas de ruedas, muletas); hay un bazar, entrega de despensas y cobijas, apoyo a familiares de difuntos y personas desaparecidas; asistencia a personas en prisión, intervención en crisis y refugio de migrantes.

Las actividades de promoción y educación o formación se desarrollan en el segundo piso y consisten en la impartición de educación para adultos (regularización): primaria y secundaria a través del Instituto Estatal para la Educación de Jóvenes y Adultos (IEEJAD), preparatoria y dos escuelas, una de enfermería y otra de primeros auxilios; se imparten talleres de carpintería, electricidad, fontanería, cultura de belleza y corte y confección, son 12 en total con capacitadores del Instituto de Formación para el Trabajo del Estado (IDEFT). En el caso del taller de corte y confección también se maquilan uniformes para una empresa, Tanyre, porque no sólo se trata de capacitación, sino de establecer convenios con empresas para que las personas tengan empleo. Un proyecto inmerso en esta parte es el de mujeres con formación de trabajadoras de casa, afanadoras, vigilantes y una cooperativa “BIENFAM”.

Y el tercer piso, correspondiente a la dimensión de liberación y desarrollo, se dedica al otorgamiento de apoyo a personas con adicciones y a orientación en materia de defensa de derechos humanos, emprendedurismo, economía solidaria, impulso a la vivienda digna, desarrollo urbanístico, observatorio ciudadano y cuidado del medio ambiente.
La gran novedad en este proyecto, que arrancó apenas el 11 de febrero y se inaugurará hoy de manera formal con la participación del señor Arzobispo de Guadalajara, Cardenal Francisco Robles Ortega, es la atención a migrantes, que si bien ya se hacía, ahora se hace de común acuerdo con el trabajo que en su favor desarrolla desde hace años el Padre Alejandro Solalinde.

El 11 de febrero llegaron, procedentes de Oaxaca, 117 personas de diversas nacionalidades, particularmente de países centroamericanos y se quedarán en el albergue del tercer piso, durante un lapso de tres a cinco meses mientras regularizan su situación, reciben atención médica, alimentaria y capacitación para el trabajo. El Padre Uribe nos relata que se trata de auxiliarlos en su viaje, pero también dotarlos de esta intervención integral para que con mejores herramientas piensen en quedarse en Guadalajara o en alguna otra ciudad de México, para continuar su trayecto hacia a Estados Unidos o, incluso, para regresar a sus países de origen.

Es un proyecto que ya ha causado un impacto positivo visible en la comunidad donde está inmerso y se tienen planes ya encaminados, según comentó el Padre Uribe, de ampliar URDIMBRE entre la feligresía del templo de San José, en Tlajomulco y el de San Judas Tadeo, en Tlaquepaque que forman parte de la misma Parroquia.
Ordenado Sacerdote en 1991, el Padre Guillermo agregó que el desarrollo inmobiliario en las inmediaciones del aeropuerto ha crecido de manera exponencial, se estima que en cinco años se han proyectado 10 mil viviendas (seis mil ya construidas) lo que significa un incremento poblacional muy grande en poco tiempo. El Párroco dijo que el aeropuerto, cuya administración ha comprado los terrenos a su alrededor, está cambiando todo el entorno en la zona, particularmente hacia el norte de la terminal aérea.
La recuperación del tejido social, que es la esencia de URDIMBRE, está logrando que la realidad de pobreza de muchas personas cambie hacia mejores condiciones de vida. Es un proyecto digno de recibir el apoyo y la solidaridad de población favorecida.
Aprovecho y comparto el número de la Parroquia para todas las personas interesadas en apoyar esta intervención integral y de servicio comunitario; y para conocer URDIMBRE de manera directa: 3333130171. La Parroquia se ubica en la calle Emiliano Zapata No. 15, Col. Nuevo Paraíso, en El Salto, Jalisco.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.